Crítica de ‘Alma’: Mitología celta y transmigración de almas

Las críticas de Daniel Farriol:
Alma

Alma es una serie española de corte fantástico creada por Sergio G. Sánchez (El secreto de Marrowbone, Las manos del pianista). Él mismo se encarga de la dirección junto a Kike Maíllo (Eva, Cosmética del enemigo) y de los guiones junto a Teresa de Rosendo (U.C.O. (Unidad Central Operativa), Servir y proteger) y Paul Pen (El aviso, El brillo de las luciérnagas). La historia narra un extraño accidente de autobús en que mueren varios adolescentes y otros quedan gravemente heridos. Alma es una superviviente amnésica que intentará recuperar su identidad al tiempo que descubrirá que unas fuerzas oscuras del más allá son las responsables del accidente.

Está protagonizada por Mireia Oriol (El arte de volver, El pacto), Álex Villazán, Pol Monen (Con quién viajas, Ego), Claudia Roset, Javier Morgade, Nil Cardoner, María Caballero, Milena Smit (Madres paralelas, No matarás), Marta Belaustegui (La decisión de Julia, Amores locos), Josean Bengoetxea (Todas las lunas, Bocas de arena) y Elena Irureta (Patria, Casi familia). La serie se ha estrenado en Netflix el día 19 de Agosto de 2022.

Lo sobrenatural, lo mitológico y lo adolescente

Hay que congratularse de que el cine fantástico español esté arriesgando incluso en contenidos considerados a menudo «genéricos» por estar producidos por plataformas televisivas. Si en enero de este mismo año llegaba a Netflix la incomprendida Feria: La luz más oscura (Agustín Martínez y Carlos Montero, 2022), un irregular aunque estimulante homenaje al Fantaterror y la Serie B, solo ocho meses después nos llega Alma, serie creada por Sergio G. Sánchez (guionista de algunos trabajos de Juan Antonio Bayona), que aúna aspectos del thriller sobrenatural con un enfoque adolescente que resulta bastante habitual en el cine de género actual. Ambas series españolas comparten la misma idea de crear alrededor de la trama todo un mundo mitológico que, en esta ocasión, bebe de la tradición celta dentro de un imaginario paisajístico asturiano que incluye referencias a la transmigración de almas y a la figura demoníaca de Therion extraída del Libro de las Revelaciones sobre el Apocalipsis.

Sin duda, las leyendas que se insertan a modo de cuento oral en cada capítulo utilizando la voz del estupendo Kandido Uranga son una de las partes más atrayentes en esta ficción donde los amantes del fantástico pueden sentir que se acaba prestando demasiada atención al melodrama y muy poca al terror puro. Sobe todo después de un primer capítulo fabuloso en que se nos presenta a unos jóvenes protagonistas que se encuentran de excursión en una casa rural en las montañas y que al regresar sufren un terrible accidente en la carretera cuando el autobús en el que viajan se despeña por un barranco provocando varias muertes y algunos heridos graves. La secuencia del accidente rodeada de una espesa niebla es un brillante ejercicio de género que sugiere al espectador un camino de terror cósmico lovecraftiano que, por desgracia, no acaba de concretarse en los episodios posteriores.

El proceso del duelo tras el accidente

Alma es una serie muy ambiciosa y, por ello, resulta irregular durante su desarrollo, eso sí, sin llegar a perder nunca el interés y, lo más importante, consiguiendo finalmente atar todos los cabos de su enrevesado guion repleto de personajes interrelacionados en este mundo y en el más allá para reflexionar sobre la identidad. Más allá del lado fantástico, la historia tiene una vertiente psicológica acerca del proceso de duelo que deben acometer los familiares y amigos de los chicos fallecidos, al tiempo que se nos muestra a los supervivientes adolescentes que tras esa experiencia traumática deberán aprender quiénes quieren ser en un futuro diferente al soñado. Además de las secuelas psicológicas, otros lidiarán con secuelas físicas, por ejemplo, uno de los chicos que había conseguido un beca deportiva en Estados Unidos ha perdido una pierna y otra chica amnésica no reconoce ni a sus familiares ni a ella misma. Por otro lado, también habrá margen para las subtramas «inclusivas» con otros personajes que asumirán una condición sexual que mantenían oculta.

La serie se toma su tiempo y a partir del segundo capítulo decide centrarse en los personajes y en su tránsito personal más que en la acción. Por momentos, me llega a recordar a los primeros episodios de Twin Peaks en su forma de abordar el trauma colectivo ante una tragedia que sacude a una comunidad que aún debe desvelar sus secretos. El ritmo narrativo se ralentiza para integrar muchas subtramas que en principio parecen inconexas y que acaban confluyendo de una forma lógica al final, con algunas sorpresas inesperadas por el camino. Sí que puede achacársele cierta tendencia a lo novelesco con diálogos excesivamente profundos y poco creíbles dichos por boca de adolescentes inmaduros, aunque eso también es culpa del desigual trabajo de secundarios que no están a la altura de gente tan talentosa a su alrededor como Marta Belaustegui, Josean Bengoetxea, Elena Irureta o la joven protagonista Mireia Oriol que está estupenda en un papel bastante complicado, molestando especialmente el abuso de los susurros que emplean algunos.

Sombras extrañas e intercambio de almas

Alma posee un potente empaque visual que saca partido a un CGI más que decente para las escenas de apariciones espectrales donde se unifican en un mismo plano visual el mundo real con la dimensión espiritual. Hay claros homenajes al cine de terror clásico sobrenatural como esa madeja de lana que rueda como una pelota o que se desenrolla luego para comunicar mediante «el juego del teléfono» la cabaña del árbol donde mora uno de los fantasmas con el dormitorio de su hermana gemela. Ahí encontramos un doble sentido que asume como propia la leyenda japonesa de las almas conectadas entre sí por un hilo rojo atado en el dedo meñique.

Todo el imaginario fantástico funciona de manera efectiva y está trasladado en imágenes con la sabiduría cinematográfica habitual de los directores Sergio G. SánchezKike Maíllo. Las «sombras» son seres malignos que buscan ocupar cuerpos de personas que se debaten entre la vida y la muerte, mientras que las «anomalías» son almas perdidas no necesariamente malvadas que también pueden hacer lo mismo. De esa manera se incide en una idea ya vista en otras películas de género sobre la separación de cuerpo y el alma, algo que se utiliza con pericia e inteligencia para crear alternativas constantes en la relación existente entre los personajes, no todos mostrándose como quién verdaderamente son.

Alma es una serie que, si obtiene el beneplácito del público, promete ser el inicio de una franquicia que combina drama, romance, misterio y fantasía. La resolución del último capítulo deja la puerta abierta a una continuación que, al menos a mi, me deja con la curiosidad por saber hacía donde iría la serie y si se profundizaría más en ese terror que tanto se echa de menos durante esta primera entrega. En este inicio cobra especial importancia la mitología reforzada por la presencia de elementos escénicos (el libro de las profecías, la roca, la cinco objetos del advenimiento, etc) y por el marco incomparable de unas localizaciones naturales que son captadas por la cámara de Xavi Giménez. Desde luego que la primera temporada de Alma no es redonda, pero sí que tiene suficientes cosas rescatables para ser recomendada a todos los amantes del género fantástico.

 

Listado de episodios de ‘Alma’

La primera temporada de la serie española de misterio sobrenatural Alma está compuesta por 9 episodios de entre 41 y 60 minutos cada uno.

Episodio 1 – Niebla

De camino a casa tras alojarse en un refugio de montaña, un grupo de alumnos y su profesora sufren un horrible accidente con consecuencias mortales… e inexplicables.

Episodio 2 – Secretos

A su regreso, Alma lucha por recobrar la memoria y se siente intrigada por cosas que le resultan familiares. Tom se despide de uno de sus amigos.

Episodio 3 – Búsqueda

Diana le ruega a Bruno que la ayude a encontrar a su hermano. Alma pasa tiempo con Tom con la esperanza de obtener respuestas. Un superviviente descubre sus poderes.

Episodio 4 – Sombras

Los rumores sobre Carlos y las pastillas siguen extendiéndose. Alma examina la caja secreta de Deva. Unos visitantes conmocionan a Bruno y compañía.

Episodio 5 – Lara

Tom analiza con Alma sus últimos recuerdos con Lara y el grupo de amigos, y explica en detalle cómo buscaron el hexaspéculo sobrenatural.

Episodio 6 – Revelaciones

Alma insiste en que ella y Tom vean el hexaspéculo con sus propios ojos. Cerca de allí, Martín, Bruno y Diana tratan de entender las implicaciones de la profecía.

Episodio 7 – Umbrales

Alma empieza a encajar las piezas de lo que ocurrió el día del accidente de autobús y recuerda algunos momentos importantes de su vida.

Episodio 8 – Deva

Martín y Diana encuentran más información sobre la historia de su familia. Berta hace un descubrimiento sobre Roque. La madre de Deva recibe una visita inquietante.

Episodio 9 – Regreso

Tom rinde homenaje a sus compañeros de clase antes de tomar una decisión sobre su futuro. A Alma le cuesta decir adiós. Martín intenta dejar atrás la profecía.


¿Qué te ha parecido la serie?

Alma

7.5

Puntuación

7.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: