Crítica de ‘Navidades en California: Luces de la ciudad‘: Romance navideño para una buena sobremesa

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Navidades en California: Luces de la ciudad

Un año después del comienzo de su historia de amor, en Navidades en California: Luces de la ciudad Callie y Joseph dejan el rancho para atender el negocio familiar en San Francisco… con campanas de boda a la vista.

La pareja en la vida real Lauren y Josh Swickard regresan en esta secuela de su romance navideño Navidades en California, dirigida de nuevo por Shaun Paul Piccinino, y cuyo reparto es completado por Ali Afshar, David Del Rio, Natalia Mann, Gunnar Anderson, Noah James, Raquel Dominguez y Laura James. La película se estrena en Netflix el 16 de diciembre de 2021.

Un romance más allá del rancho

En la primera entrega nos contaron cómo, con su despreocupado estilo de vida en juego, Joseph es un rico seductor  que se hace pasar por peón de rancho para intentar que la joven granjera Callie le venda sus tierras antes de Navidad. Obviamente, como todo «buen telefilme» con aroma navideño, el amor está en el aire y acaba surgiendo un romance entre ambos. La nueva película continúa donde terminó la anterior en el soleado norte de California. Ahora, Callie y Joseph ya llevan un año enamorados, y están más felices que nunca al mando de su granja y su bodega. Hasta que el negocio y las obligaciones familiares llevan a Joseph de vuelta a la ciudad… y amenazan con estropear su idilio.

Está claro que es importante ver la primera película para comprender la evolución de los personajes, especialmente la de Joseph, para ver cómo deja de lado su vida de millonario sin problemas para adentrarse en un trabajo que requiere mucho sacrificio, pero lo comparte con su gran amor. Eso si, aun sin ver la primera película, podemos adentrarnos en esta secuela dado que tiene una historia bastate sencilla y típica que no requiere de demasiado esfuerzo para seguirla.

No es descabellado pensar que estamos ante la «primera» secuela de muchas por llegar, pues huele a saga en la iremos descubriendo la historia de amor de estas dos personas de profesiones opuestas que intentan tener una vida juntos. Navidades en California: Luces de la ciudad amplía lo que ya conocíamos, y es fácil que nos identifiquemos con los personajes, teniendo todos los ingredientes que busca cualquier amante de un buen telefilme romántico con toques de drama y comedia que amenice cualquier sobremesa… con un final feliz, en el sentido literal de la expresión.

Una Navidad en Netflix… un poco forzada

Sorprende que, a pesar de ser en el fondo un telefilme, tiene una buena fotografía de la ciudad de San Francisco, con impresionantes vistas y unas localizaciones impresionantes, y tampoco intenta embellecer un trabajo tan duro como el del granjero, mostrando una visión bastante real de la vida agrícola. Pero no estaríamos englobando la película en el género de comedia navideña si no hubieran forzado que la boda de la pareja tuviera lugar en Nochebuena, aunque ya sabemos que cualquier excusa es buena para Netflix para poner en el título la palabra «Navidad».

La plataforma no esconde sus intenciones de llenar en Navidades su catálogo con películas apropiadas para esta época, y en esta ocasión no fuerzan que haya algo tan típico como una nevada excepto al final de la película, que es mínima y parece un poco falsa, y tampoco recurren a las clásicas escenas alocadas de compras navideñas, ni nadie hornea galletas navideñas… tan sólo tiene lugar en Nochebuena la boda, y vemos algunos hermosos árboles de Navidad, además de haber incorporado algunos villancicos a la banda sonora para ocultar el engaño de presentarla como película navideña.

Últimamente, casi es más una excepción cuando una película cumple lo que de verdad promete el título, y por el momento creo que tan sólo La familia Claus y David y los Elfos son estrenos realmente navideños en la plataforma, siendo el resto comedias románticas aderezadas con mínimas decoraciones navideñas.

En el amor siempre saltan chispas

Lauren Swickard es una actriz, escritora y productora que interpreta a Callie, la joven ranchera que ha dedicado su vida al rancho que posee con su familia y no está dispuesta a venderlo a una multinacional. Swickard también creó, escribió y produjo la película, y su esposo en la vida real, Josh Swickard, coprotagoniza Navidades en California: Luces de la ciudad como ya hicieran en su precuela. De esa forma se han asegurado que la química sea palpable desde el otro lado de la pantalla.

La pareja comparte protagonismo (en menor grado) con otros dos personajes, Manny y Brandy, interpretados por Natalia Mann y David Del Rio, y la forma de mostrarnos la relación entre ellos es asombrosa, aunque puede que surgieran chispas demasiado pronto, pero el alivio cómico del papel de Manny funciona como un reloj y sirve para romper los tensos momentos más melodramáticos.

Navidades en California: Luces de la ciudad es una película navideña clásica en muchos aspectos, equilibrando aspectos de una comedia romántica con los de una película navideña. Con solo una hora y media, vale la pena invertir el tiempo en esta comedia romántica/drama navideño (o viceversa) si te gusta cualquiera de esos dos géneros.


¿Qué te ha parecido la película?

4.7/5 - (16 votos)

Navidades en California: Luces de la ciudad

5.5

Puntuación

5.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: