Centenario Fernando Fernán Gómez: Crítica de ‘Mayores con reparos‘ (1966)

Las críticas de José F. Pérez Pertejo:
Mayores con reparos

Decíamos hace unos días, a propósito de Ninette y un señor de Murcia, que Fernando Fernán Gómez, a lo largo de su filmografía como director, alternó los proyectos personales, más arriesgados, en los que su autoría queda patente en muchos aspectos de la producción, con otras películas, sin duda más rentables, que a menudo respondían a encargos de productores que le ofrecían dirigir la adaptación de obras teatrales de éxito. Lejos de menospreciar estas películas en su conjunto, es obligado hacer una distinción entre las buenas (o muy buenas como la citada Ninette) y las malas (o infames) como esta Mayores con reparos que hoy nos ocupa.

Y es que no es lo mismo adaptar al gran Miguel Mihura que a Juan José Alonso Millán, dicho sea esto con todos mis respetos para este último al que no se le puede negar la capacidad de conectar con cierto sector (mayoritario) del público que hacía colgar el cartel de “no hay billetes” en las taquillas de los teatros donde se representaban sus obras o, en su faceta de guionista cinematográfico, escribir películas populares de baja ralea pero indiscutible éxito.

Era el suyo un teatro (y un cine) que trataba de aprovechar los estrechos resquicios que dejaba la censura en los últimos años del franquismo para colar el chascarrillo picante apoyándose en toscos estereotipos que, hoy, casi sesenta años después, desprenden un olor a rancio que resulta difícil de soportar. Y el problema no es el tema, pues también Miguel Mihura, por seguir con el ejemplo citado, hacía referencias más o menos veladas a la liberación sexual y a la modernidad que se atisbaba fuera de nuestras fronteras; el problema radica en la finura de la escritura y donde Don Miguel utilizaba lapiceros bien afilados, Juan José Alonso Millán empleaba el rotulador de trazo grueso. La diferencia entre ambos es abismal.

Tampoco anduvo fino Fernando Fernán Gómez en la dirección ni en la puesta en escena de esta comedieta (la palabra comedia es una palabra mayor) episódica dividida en tres actos independientes. Todos tienen como tema común la búsqueda de aventuras sexuales en los cabarets nocturnos madrileños por parte de varones bastante básicos a la caza de mujeres liberadas, cuando no profesionales del oficio más viejo del mundo, a las que Alonso Millán se refiere con el lamentable término “señoritas de urgencia”.

En la primera de las historias, un palurdo de provincias se encandila de una supuesta mosquita muerta. En la segunda, un tarado que apunta en una libreta todo lo que gasta se enreda con una mujer casada argentina que no para de hablar y, en la tercera, un playboy de pacotilla pretende correr una aventura con una bebedora compulsiva en permanente estado de fiesta. Ninguno de los personajes tiene el mayor atisbo de humanidad aunque no pongo en duda que exista gente así.

Los tres actos, desarrollados en escenarios únicos y con una puesta en escena descaradamente teatral, están interpretados por Fernán Gómez y Analía Gadé, ambos pasadísimos de vueltas con interpretaciones bastante chuscas y muy lejos de la brillante pareja que compusieron en films anteriores como La vida por delante, La vida alrededor o Sólo para hombres.

Todo resulta bastante insoportable, empezando por las canciones de Tito Mora y el único esfuerzo por dar un aire cinematográfico al resultado final corre a cargo de un montaje que utiliza algunos efectos como hacer vibrar la luz, insertar fotografías o acelerar la imagen que contribuyen a hacer todavía más doloroso el visionado de una película con la que, de no ser por el nombre de su director, nunca me habría torturado durante 92 minutos que se hacen eternos. No conozco a nadie que me caiga lo suficientemente mal como para recomendársela.


Mayores con reparos puede verse actualmente en la plataforma FlixOlé. Ha sido editada en DVD por Filmax en dos ocasiones, la primera de ellas en 2008 dentro de la colección Clásicos imprescindibles del cine español (ni clásico ni imprescindible) y posteriormente reeditada en 2016 en un DVD que todavía está disponible en el mercado.


¿Qué te ha parecido la película?

[kkstarratings]

Un comentario en «Centenario Fernando Fernán Gómez: Crítica de ‘Mayores con reparos‘ (1966)»

  • el 22 noviembre, 2021 a las 17:06
    Enlace permanente

    Gracias por la sinceridad, no haré ningún intento por verla, jaja

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: