66 SEMINCI. Sección oficial. Crítica de ‘Un héroe’: La frágil reputación

Las críticas de José F. Pérez Pertejo en la 66 SEMINCI:
Un héroe

No sé si es un mal de nuestro tiempo o una constante en la historia, pero de un tiempo a esta parte me llama poderosamente la atención (al tiempo que me perturba) la facilidad con la que la sociedad erige héroes para derribarlos en poco tiempo. Son héroes de usar y tirar; hoy ocupan las portadas de los periódicos porque mediaron en una pelea para salvar a una mujer que estaba siendo agredida en plena calle y al cabo de unos días son desacreditados por unas declaraciones desafortunadas o porque se descubre algún aspecto de su pasado que no resulta tan edificante. Hoy se les cubre de oropel por alguna hazaña deportiva y mañana, tal vez, sean vilipendiados porque han dado positivo en alguna sustancia dopante. Hoy se ensalza su creatividad, su originalidad y su talento musical, literario, cinematográfico o artístico en cualquier disciplina y mañana ¡ay! se los somete a la cultura de la cancelación porque algún aspecto de su vida o de sus opiniones no concuerda con el pensamiento único imperante y las redes sociales dictan sentencia.

¿Cómo de fina es la línea que separa a alguien de ser un héroe o un villano? ¿Cómo de sutil es la diferencia entre mentir y no decir la verdad? ¿Es lo mismo no hacer el mal que hacer el bien?

Sobre estos planteamientos sociológicos, el gran cineasta iraní Asghar Farhadi, construye su más reciente película, Un héroe, a través de un personaje central, Rahim (Amir Jadidi), un hombre que está en prisión por una deuda impagada al que un permiso penitenciario pondrá en el brete de qué hacer con una bolsa de monedas de oro encontrada casualmente por su nueva novia. ¿Venderlas a cambio de un dinero con el que saldar parte de la deuda y comprar su libertad o ser fiel a su conciencia y devolvérselas a su legítima dueña?

A partir de este cuestionamiento inicial, Farhadi compone un film que se sustenta en un dilema ético desdoblado sucesivamente en otros planteamientos éticos que, a su vez, originan nuevas cuestiones de orden moral. Un héroe, tras su aparente sencillez argumental, se rebela como un film complejo en el que, como siempre en sus películas, Farhadi ahonda mucho más en lo implícito que en lo explícito. Se habla nuevamente del divorcio, del papel de la mujer sometida al que en ese momento sea el hombre de su vida (padre, esposo o hermano mayor) o de las particularidades de la reputación familiar en la sociedad iraní.

El film sitúa al espectador en una encrucijada en la que posicionarse con uno u otro personaje provoca, como mínimo, incomodidad, ya que, fiel a otra de las constantes de su filmografía, sus personajes no son arquetípicamente buenos ni malos, están llenos de aristas y las aristas, como bien sabe todo el mundo, pueden llegar a ser cortantes.

La decisión de Ramir que, de la noche a la mañana, le convierte en héroe accidental, provocará la intervención de determinadas fuerzas vivas (una organización benéfica, el ayuntamiento, las redes sociales) que servirán a Farhadi para poner en solfa el fariseísmo de algunos aparentemente bienintencionados, el peligroso poder de los rumores (siempre anónimos, claro) o la obsesión de gran parte de la sociedad por salvaguardar eso tan endeble llamado reputación.

Estamos ante una película excepcional, a la altura de las grandes obras de su creador: Nader y Simin, una separación (2011), El viajante (2015) o Todos lo saben (2018) esa gran joya infravalorada y ninguneada por el cine patrio que rodó en nuestro país con producción española. Un héroe son 127 minutos de cine potente, sólido, sin fisuras, con un reparto excepcional encabezado por Amir Jadidi y secundado por Mohsen Tanabandeh (Bahram, el cuñado adeudado), Sahar Goldust (la nueva novia) y Sarina Farhadi, hija del director, espléndida en un pequeño papel crucial para la trama.


¿Qué te ha parecido la película?

3.9/5 - (7 votos)

2 comentarios en «66 SEMINCI. Sección oficial. Crítica de ‘Un héroe’: La frágil reputación»

  • el 26 octubre, 2021 a las 09:22
    Enlace permanente

    Otra peli que vería con gusto pero que posiblemente no llegará a mi ciudad, siempre nos quedarán las plataformas…

    Respuesta
  • el 26 octubre, 2021 a las 19:37
    Enlace permanente

    Gran director. Sus obras siempre interesantes. Nader y Simin, obra maestra. Por supuesto, hay que verla.

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: