Crítica de ‘Despiértate’: Amnesia bajo el hechizo del Claro de Luna

Las críticas de Daniel Farriol:
Despiértate

Despiértate (Otwórz oczy) es una serie polaca de suspense psicológico y ciencia-ficción dirigida por Anna Jadowska (Rosas salvajes) y Adrian Panek (Perros de presa). Los guiones corren a cargo de Kasper Bajon, Igor Brejdygant, Milena Dutkowska y Klara Kochanska, adaptando a la pequeña pantalla la novela «Druga szansa (Segunda oportunidad)» de Katarzyna Berenika Miszczuk. La historia nos presenta a una adolescente, Julia, que se encuentra en un centro para el tratamiento de la amnesia tras sufrir un terrible accidente de coche en el que al parecer murió toda su familia. Sin embargo, cuando empieza a relacionarse con otros pacientes que han sufrido traumas similares comienza a experimentar unas extrañas alucinaciones que le hacen dudar de lo que está pasando. Está protagonizada por Maria Wawreniuk, Ignacy Liss, Michal Sikorski, Wojciech Dolatowski, Klaudia Koscista, Zuzanna Galewicz, Marta Nieradkiewicz, Sara Celler-Jezierska y Pola Król. La serie se ha estrenado en Netflix el día 25 de Agosto de 2021.


La clínica de los amnésicos

Despiértate (Otwórz oczy) es una combinación imposible de suspense psicológico, drama adolescente y ciencia-ficción distópica que posee un acentuado enfoque juvenil que le hace desperdiciar su inquietante premisa argumental. Tras un trágico accidente de coche en el que murió toda su familia, una joven llamada Julia intenta reconstruir su vida y sus recuerdos en una clínica especializada en la amnesia traumática. A medida que va conociendo al resto de internos, todos ellos con historias y patologías parecidas a la suya, también irá descubriendo que el tratamiento al que son sometidos puede ocultar algún secreto oscuro que esté relacionado con las terribles alucinaciones que les atormentan por las noches. 

Con ese inicio clásico de película de terror o suspense, esta serie polaca va desgranando con un ritmo excesivamente aletargado una historia teen e infantiloide con elementos fantásticos sobre la locura y la identidad. Reminiscencias de Alguien voló sobre el nido del cuco (Milos Forman, 1975) o Shutter Island (Martin Scorsese, 2010) quedan ninguneadas dentro de un universo errático que bascula entre las aventuras misteriosas en La Laguna Negra de El internado y el pesimismo tecnológico de la futurista Black Mirror.

Pese a que esta primera temporada está compuesta únicamente por 6 episodios, la sensación es que podría explicarse lo mismo habiéndolo concentrado en una película de unos 90 minutos o menos. Y es que tras ese planteamiento y la presentación en el primer episodio de los todos los personajes implicados en la trama, la serie se dedica a trazar círculos sin sentido durante los 4 capítulos siguientes, sin avanzar, proponer, ni saber muy bien hacia donde quiere dirigirse. No será hasta el sexto y último capítulo que se nos ofrezca un giro argumental interesante (aunque no sea especialmente novedoso) que nos haga querer conocer cuál será el final de la historia. Spoiler: no te lo dirán. El último capítulo se cierra con un cliffhanger que encamina la serie hacia una segunda temporada.  

El talento de Debussy y de Maria Wawreniuk

En Despiértate las escenas con elementos oníricos se van alternando con otras que podrían estar sacadas directamente de cualquier high school movie, hasta tenemos una subtrama romántica entre Julia y Adam, otro de los internos. Para ser una serie de género encontraremos poco bagaje y espacio para lo siniestro que hará aparición en contadas ocasiones (el rostro que se derrite, alguna aparición fantasmagórica, el ordenador-monolito…). Se utiliza una fotografía televisiva de colores neutros y asépticos poco atractiva que pocas veces lograr crear la atmósfera adecuada para alcanzar la tensión dramática que nos remueva en el asiento. He de reconocer que el título de la serie es absolutamente premonitorio y me lo he tenido que repetir varias veces yo mismo en mi cabeza para no quedarme dormido mientras veía los primeros capítulos.   

Es una pena porque el punto de partida que tiene la serie daba bastante juego y el planteamiento posterior que se hace sobre la sobreexplotación y vampirización del talento también me parece una idea que se podría haber abarcado de mejor forma. La serie cae en demasiados lugares comunes y se repite más que el «Claro de Luna» de Debussy en la banda sonora (una pieza nunca utilizada en el mundo cinematográfico, ironía modo on). Si la trama consigue sostenerse en muchos momentos es básicamente por el carisma escénico que aporta la joven actriz Maria Wawreniuk en ese rol de concertista de piano amnésica con una personalidad escindida. Entre el resto del reparto encontramos un poco de todo, pero hay que reconocer que con personajes tan unidimensionales no es fácil destacar. No sé que camino tomará la segunda temporada de Despiértate (que no veré), pero sin duda debería adentrarse con más valentía dentro del cine de género. O se revitaliza o te recomiendo que sigas durmiendo.   

 

Listado de episodios de ‘Despiértate’

La primera temporada de Despiértate (Otwórz oczy) está compuesta por solo 6 episodios de entre 43 y 54 minutos cada uno.

 

¿Qué te ha parecido la serie?

4.3/5 - (35 votos)

Despiértate

4.5

Puntuación

4.5/10

3 comentarios en «Crítica de ‘Despiértate’: Amnesia bajo el hechizo del Claro de Luna»

  • el 2 septiembre, 2021 a las 05:44
    Enlace permanente

    Totalmente deacuerdo contigo. Tampoco veré la segunda parte.

    Respuesta
  • el 3 septiembre, 2021 a las 05:59
    Enlace permanente

    crítica certera y que resume la serie en su totalidad, ver solo el primer capítulo bastó para tomar la decisión de seguir durmiendo

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: