Crítica de ‘Sexo/Vida‘: Un presente marcado por el pasado

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Sexo/Vida

El atrevido pasado sexual de una mujer choca con su presente como esposa y madre cuando su ex, un chico malo con el que no puede dejar de fantasear, vuelve a su vida. Sarah Shahi, Mike Vogel y Adam Demos conforman el tórrido triángulo amoroso de Sexo/Vida, un sensual drama dirigido por Jessika Borsiczky, Sheree Folkson, Samira Radsi y Patricia Rozema. La serie está distribuida en España por Netflix desde el día 25 de junio de 2021. 

Cuando los recuerdos marcan tu presente

Sexo/Vida es la historia de un triángulo amoroso entre una mujer, su pasado y su marido, y ofrece una visión nueva y provocadora de la identidad y el deseo femeninos. Billie Connelly (Sarah Shahi) no siempre fue un ama de casa y madre de barrio acomodado. Antes de casarse con el cariñoso y fiel Cooper (Mike Vogel) y trasladarse a Connecticut, Billie era un espíritu libre que vivía en Nueva York con su mejor amiga, Sasha (Margaret Odette), trabajaba como loca y se divertía con locura.

Cansada de cuidar de sus dos hijos pequeños y llena de nostalgia del pasado, Billie empieza a escribir un diario, donde fantasea sobre la apasionada vida que llevaba con su sexy exnovio, Brad (Adam Demos), un gran amor al que no ha olvidado. Pero, cuanto más recuerda, más le sorprende estar donde está, y entonces su marido encuentra el diario. ¿Provocará la verdad sobre el pasado de Billie una revolución sexual en su matrimonio o la llevará de vuelta a la vida que pudo haber sido con el hombre que le rompió el corazón?

Lo que la serie ofrece es, ni más ni menos, lo que indica su título: nos muestra la vida de una mujer marcada por el sexo, y no se andan con remilgos pues contiene muchas escenas explícitas, pero al final, como todo, los excesos de lo que sea acaban provocando saturación, y tanta sexualidad anula la parte dramática y narrativa.

La premisa no se aparta de los estereotipos, con la protagonista viendo como lleva una vida de monotonía mientras posee todo lo que muchas personas ansiarían, pues tiene una vida de lujos en una gran mansión, casada con alguien adinerado, atractivo, cincelado y de gran corazón, acompañada de dos buenos hijos y una amiga a quien contar todos sus secretos. Su día a día consiste en ir de compras, lucir elegantes vestidos, quedar con las amigas, agotarse criando a sus hijos -aunque con ayuda de su niñera-, pero preguntándose en quién se ha convertido, con un deseo que arde agresivamente, no pudiendo dejar de pensar en su ex, un hombre con el que tuvo sexo en todos los lugares y de todas las formas posibles hace ocho años, pareciendo que el kamasutra se lo han pasado dos veces.

Un drama flojo entre tanto sexo duro

Aunque la parte interesante podríamos pensar que es el presente de esta mujer, momento en el que sufre su dilema, y es lo que debería priorizarse, los flashbacks con voz en off llegan a sobrecargar cada episodio. Los recuerdos anulan lo que podría engancharnos a la hora de ver una serie si buscamos algo más que sexo, sirviendo básicamente para que veamos la vida loca que llevaba hace unos años y aprovechando para mostrarnos esas tórridas escenas sexuales que ya no vive con su esposo, con quien la rutina parece haber anulado su intimidad.

La tentación de un amor pasado y la frustración de no saber quién es ahora mismo se entrelazan en la vida sexual actual de Billie, y lo que esperamos episodio tras episodio es ver qué decide, si defender su vida actual o abandonarlo todo por llevar de nuevo un vida de pasión desenfrenada. El pasado es traicionero, y cuando vuelve puede hacer mucho daño. Lástima que tanta escena sexual impida desarrollar mejor su relación actual y profundizar en sus pensamientos más que en sus calentamientos.

La serie parece inspirarse en las novelas románticas y eróticas que habitualmente se asocian a la lectura femenina, y al menos aporta escenas que parecen ser mostradas desde la perspectiva del deseo de las mujeres, recreándose con atención en el cuerpo masculino, lo que no es tan habitual en este tipo de producciones.

Esta primera temporada es bastante pobre a nivel de diálogos, con una carga dramática escasa y, curiosamente, puede resultar adictiva para muchos espectadores que encontrarán en ella lo que le faltó a Cincuenta sombras de Grey, que parece una adaptación de Disney al lado de esta serie. Sin dejar nada a la imaginación, la serie tiene claro su público objetivo, y parece importarle poco la opinión que de ella pueden tener quienes busquen una historia más profunda o un drama más solido, dado que lo que aquí quieren es que sus protagonistas acaben humedeciendo las pantallas de los espectadores.

Sexo/Vida no deja de ser una telenovela sobrecargada de sexo, una serie de conflictos matrimoniales con historias del pasado subidas de tono, que se plantea hasta donde la nostalgia y la fantasía erótica de una mujer puede estropear una vida perfecta. 

Si se ve esta serie por sus escenas de sexo, casi es mejor recurrir a otro tipo de producciones para adultos. En cambio, para el que crea que la historia puede ser interesante, no conseguirá engancharse a ella. Al menos no podemos negar que las escenas de sexo están bien filmadas y los actores hacen un buen trabajo pero, más allá del calentamiento que pueda provocar y las ganas de saber qué decide Billie con su vida, no es una serie por la que merezca la pena perder casi 7 horas.


Listado de episodios de ‘Sexo/Vida’

La temporada 1 de la serie Sexo/Vida está compuesta por 8 episodios de entre 43 y 52 minutos cada uno.

Episodio 1. The Wives Are in Connecticut

Billie, que se siente frustrada por el declive de la pasión en su matrimonio, empieza a escribir un diario sobre sus salvajes hazañas eróticas con su exnovio Brad.

Episodio 2. Down in the Tube Station at Midnight

Un día cargado de emociones para Billie da paso a una excitante noche de aventuras cuando Cooper se propone avivar la llama de su matrimonio.

Episodio 3. Empire State of Mind

Mientras Cooper decide ojear a su competidor, Billie se aferra a los apasionados puntos álgidos y los demoledores momentos bajos que definieron su romance con Brad.

Episodio 4. New New York

Billie se acuerda de Brad durante un día en la ciudad con otras madres… y acaba recurriendo a Sasha. Cooper se sincera sobre sus problemas matrimoniales.

Episodio 5. The Sound of the Suburbs

Incapaz de dejar de rememorar la íntima conexión que tenía con Brad, Billie trata de poner en marcha un plan para recuperar la confianza de Cooper.

Episodio 6. Somewhere Only We Know

Billie busca ayuda para intentar esclarecer sus sentimientos en cuanto a su matrimonio y Brad. Cooper recibe una propuesta tentadora tras un gratificante día de trabajo.

Episodio 7. Small Town Saturday Night

Brad no deja de pensar en los errores que cometió con Billie. Además, ella y Cooper se ven superados por los acontecimientos mientras intentan reavivar su matrimonio.

Episodio 8. This Must Be the Place

Mientras hacen frente a las repercusiones de su cita doble con Devon y Trina, Billie y Cooper llegan a un momento decisivo en su matrimonio.


¿Qué te ha parecido la serie?

Sexo/Vida

5.5

Puntuación

5.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: