Crítica de ‘El manual de la familia perfecta‘: Una tragicomedia sobre la que reflexionar

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
El manual de la familia perfecta

La comedia canadiense El manual de la familia perfecta (Le Guide de la famille parfaite) nos lleva hasta Quebec, donde una pareja lidia con las vicisitudes, presión y expectativas que supone educar a los hijos en una sociedad regida por el éxito y la imagen en las redes. Louis Morissette coescribe y protagoniza junto con Catherine Chabot y Émilie Bierre esta tragicomedia de Ricardo Trogi. La película se estrena en Netflix el 14 de julio de 2021.

¿Tener éxito o aparentar ser exitoso?

¿Estamos en una sociedad que sobreprotege a la infancia? El manual de la familia perfecta es una tragicomedia que plantea esta cuestión y muestra con humor lo complicado que es criar a los hijos en una sociedad regida por el rendimiento extremo, alimentado por madres y padres que, queriendo darles lo mejor a sus hijos, acaban asfixiándolos.

Cuando éramos niños siempre pensábamos que nuestros padres no nos entendían, y no podemos entender qué es ser padres hasta que lo somos, si es que llegamos a serlo. Con mucha originalidad y repleta de humor se nos presenta esta curiosa guía sobre la familia, pero no por eso debemos pensar que es una comedia al uso, pues más bien introduce el sentido del humor para hacer más llevadero el drama, y es que en el fondo las vidas de las familias siempre están marcadas por el drama, en mayor o menor medida.

Cada vez vivimos más expuestos a la presión de lograr el éxito en todo lo que hacemos. Antaño uno quería tener buenos resultados en la escuela, conseguir un buen trabajo, tener un sueldo digno y una familia (o simplemente pareja) con la que pasar los años. Pero el paso del tiempo ha hecho que la presión por experimentar (que no es lo mismo que tener) el éxito llegue a cotas inimaginables hace décadas, dado que en este momento tenemos que conseguir más likes que nadie, que nuestros hijos sean los primeros en todo y destacar por encima de nuestros amigos y vecinos. Y esa presión no siempre es sana.

No es lo mismo parecer brillante que serlo

El manual de la familia perfecta sigue la vida de un grupo de padres que viven en Quebec. Comparten la lucha que supone sacar adelante una familia y conciliar lo laboral con lo personal mientras crían a sus hijos en un mundo que solo promueve el éxito y donde todos están obsesionados con las redes sociales.

“A veces pienso que nuestros hijos, a fuerza de repetirles que son inteligentes, brillantes, fantásticos… acabamos por creer que son realmente excepcionales”, dice un padre de familia en la película. Bajo una inteligente capa de humor tenemos una interesante reflexión en esa idea de que un padre, al querer que sus hijos tengan éxito, puede ser perjudicial para su desarrollo. La forma en que el guionista y protagonista Louis Morissette (ayudado por Jean-François Léger y François Avard) presenta su postulado es, cuanto menos, eficaz, y su mensaje cala rápido en nosotros.

Aunque la historia es ficticia, las vivencias realmente no lo son, y es que vivimos en un mundo en el que a menudo se descuida la enseñanza sobre el fracaso a los niños. Estamos rodeados de redes sociales, y tener éxito ha cambiado a un significado diferente. Ya no es real todo lo que vemos, y tampoco lo que vemos es lo real, pues tras cada imagen y vídeo de las redes sociales se ocultan las realidades más oscuras y frustrantes.

Reparto y música al servicio del éxito

Émilie Bierre brilla en esta tragicomedia manejando con entusiasmo cada uno de los registros que tiene, metiéndose en la piel de una joven desesperada por no defraudar las grandes expectativas de su padre sobre ella, aunque realmente destaca Louis Morissette, que ofrece un papel perfecto gestionando de forma impecable sus diálogos con sus gestos y movimientos, no teniendo ni una expresión de más, pero si expresiones para cada momento. Morissette se presenta divertido, triste, romántico, irascible… exprimiendo al máximo el magnífico guion. Catherine Chabot está magnífica en el papel de una madre que toma decisiones basadas en lo que la sociedad le dicta más que confiando en su buen juicio, y el joven Xavier Lebel interpreta hábilmente a su hijo, un niño que carece de disciplina y al que parecen no poder reorientar en su camino perdido.

Fiel a su estilo, el director Ricardo Trogi llena El manual de la familia perfecta con una banda sonora repleta de títulos contundentes, ya sea por su popularidad o por su fácil asociación con algún pasaje de la película. Entre los temas escuchamos “Soleil, soleil” cantado por Nana Mouskouri, “Mémo” de Fanny Bloom, “Circles” de Post Malone, “Love” de John Lennon y muchos más, aunque es el primero de ellos el que acompaña a los créditos de inicio y marca el devenir de la historia.

El manual de la familia perfecta muestra la imagen perfecta de lo que es una familia. Todo lo que vemos desde lejos se aprecia mucho mejor, y lo que parece un fracaso solo es algo de lo que hay que aprender sin avergonzarse. La película es capaz de mostrarnos desde la lucha de ser padre hasta esos hijos que se sienten asfixiados por sus padres al no poder afrontar sus problemas internos. Una película muy interesante para ver padres e hijos, juntos o por separado, pero también para quienes no tienen hijos y quieren disfrutar con una tierna comedia cargada de dramatismo y muchos detalles sobre los que reflexionar. Es capaz de hacerte reír tanto como de llorar, pero lo más importante es que puede hacer que los padres piensen en cómo criar a sus hijos en esta sociedad.


¿Qué te ha parecido la película?

El manual de la familia perfecta

7.5

Puntuación

7.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

3 comentarios en «Crítica de ‘El manual de la familia perfecta‘: Una tragicomedia sobre la que reflexionar»

  • el 19 julio, 2021 a las 15:44
    Enlace permanente

    Muy buena película, mezcla comedia con drama. Los problemas de la ausencia de los padres en la adolescencia, reflejo de muchas familias, me ha encantado.

    Respuesta
  • el 20 julio, 2021 a las 01:30
    Enlace permanente

    Es la película más realista que he visto, sinceramente me sentí muy identificada

    Respuesta
  • el 22 julio, 2021 a las 01:36
    Enlace permanente

    Me parece denigrante la parte que hablan reflejando como vergonzoso terminar como cajera de una tienda.
    Eso no es delito ni malo hay profesionales en puestos cono esos

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: