Crítica de ‘La horma de su zapato‘: Una Cenicienta en Bali

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
La horma de su zapato (A Perfect Fit)

En Bali, una bloguera especializada en moda se ve forzada a replantearse su relación con su prometido tras sentir una intensa conexión con un apasionado zapatero. Dirigida por Hadrah Daeng Ratu, con guion de Garin Nugroho Riyanto, La horma de su zapato está protagonizada por Refal Hady, Nadya Arina y Giorgino Abraham, junto a Anggika Bolsterli, Laura Theux, Christine Hakim, Unique Priscilla, Karina Suwandi, Mathias Muchus, I Made Sidia y Ayu Laksmi. La película se estrena en Netflix el 15 de julio de 2021.

La primera película original de Netflix de Indonesia es una película sencilla, curiosamente interesante, con una parte contemplativa, pero muy agradable, mostrando los conflictos entre tradiciones y modernidad con un romance en ciernes de fondo. Esperaba que una película producida y rodada en Indonesia no se viera tan “americanizada”, pero por desgracia han reducido algunos de los aspectos culturales para ampliar su público lo que hace que pierda su esencia.

La historia se centra en Saski (Nadya Arina), una bloguera de moda balinesa que se enfrenta a una situación que le cambia la vida cuando el destino la lleva frente a una zapatería, que en España se llamaría “Zapatos, con amor”. Allí se encuentra con un encantador zapatero, Rio (Refal Hady), y saltan chispas rápidamente entre ellos, poniendo Saski en riesgo su compromiso con su narcisista novio, Deni (Giorgina Abraham).

Una Cenicienta en Bali

La horma de su zapato es como una nueva versión de la Cenicienta, no sólo por el romance y la búsqueda del amor imposible, sino también por la relevancia de los zapatos (o zapato, como en Cenicienta y el título de la película). Es un cuento clásico llevado al cine con esencia balinesa y más realista que muchas adaptaciones plagadas de clichés.

En lugar de una hada madrina tenemos a una excéntrica mujer que lee el tarot y usa plumas de ganso como varita. Y en vez de una damisela en apuros nos encontramos a una joven que se enfrenta a problemas personales y la incapacidad para tomar una decisión que marcaría su vida y la de su familia, lo cual también se aplica al “supuesto príncipe”, pero aquí los roles no están tan claros salvo por quién se prueba el zapato.

Nadya Arina interpreta a Saski, una mujer balinesa moderna que proviene de una educación tradicional, lo que influye en muchas de sus decisiones y perspectivas, mientras que, por otro lado, podemos ver a la amiga de la infancia de Rio, Tiara (Anggika Bolsterli), quien proviene de una familia rica y moderna con una forma de trabajar que valora el tiempo y la disciplina sobre la humildad. Dos polos opuestos pero que encajan a la perfección en la historia, dos mujeres en el corazón de Rio para complicar el idílico romance.

Aunque esté algo occidentalizada, La horma de su zapato muestra muchos valores de la cultura y tradición balinesa, y es que no sólo se dedican a realizar un viaje turístico por la belleza de Bali, sino que nos muestra la parte más humana de la zona. Desde los diálogos a los rituales, de las historias místicas a la cocina, pasando por las tradiciones dentro del matrimonio hasta llegar a la moda, todo ello tiene cabida en la película para reflejar mejor lo que se vive en Bali.

Sensualidad más que intensidad

Lo único que podemos echar de menos en la película es más intensidad, en gran parte por la ausencia de intensidad en los personajes. Está claro que acostumbramos a ver películas en las que los sentimientos se manifiestan de forma más intensa, y los personajes se desinhiben con mucha más facilidad, pudiendo ser más un problema cultural que de la propia película. No notamos la química que supuestamente debería haber entre bloguera y zapatero, e incluso en alguna escena de seducción no arde la pantalla con sus sentimientos y emociones.

La directora de la película, Hadrah Daeng Ratu, deseaba que esta película, con el reflejo de la cultura y tradición balinesa, pudiera convertirse en una historia de amor que tocara el corazón de muchas personas en todo el mundo, y su toque se nota. A falta de intensidad, lo que se aprecia es mucha más sensibilidad y sensualidad, con gran atención al detalle. Al estilo de ciertas producciones orientales, desde Indonesia también se resalta mucho la paleta de colores llamativa, con una gran predominancia de la luz, y La horma de su zapato tiene unos tonos bellos y una fotografía encantadora reflejando la belleza de Bali.

La partitura mezcla con acierto la música tradicional de Bali con la música occidental, y aunque predomine la música, incluso con algunos conciertos en “directo” durante la misma, es minimalista en muchas escenas, acompañando a la perfección este inicio de un romance a través de una historia ligera pero encantadora.

La horma de su zapato es un buen inicio para las producciones originales de Netflix desde Indonesia. No es una película que pasará a la historia, pero es una tierna comedia romántica con toda la belleza de Bali envolviendo una bonita historia de amor. Si no se tienen prejuicios a la hora de ver películas indonesias en versión original (mejor así que doblada en español latinoamericano), es una película que disfrutará cualquier fan de las películas románticas con toques de humor.


¿Qué te ha parecido la película?

La horma de su zapato

5.5

Puntuación

5.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: