Crítica de ‘Ciudad de asesinos (Cut Throat City)’: Con el agua al cuello

Las críticas de Daniel Farriol:
Ciudad de asesinos
(Cut Throat City)
 
Ciudad de asesinos (Cut Throat City) es un thriller dramático dirigido por el rapero RZA (El hombre de los puños de hierro, Love Beats Rhymes) con guion de P.G. Cuschieri (The Undercovers). La historia nos habla de cuatro amigos de un barrio pobre de Nueva Orleans que regresan a sus casas después del paso por allí del huracán Katrina. Sin trabajo ni ayudas oficiales acaban metidos en asuntos turbios con un gángster local que les ofrece la oportunidad de salir de esa situación realizando un peligroso atraco en un casino. Está protagonizada por Ethan Hawke (El reverendo, Tesla), Tip Harris (Monster Hunter, Noche de venganza), Wesley Snipes (Yo soy Dolemite, Cazadores de demonios), Terrence Howard (Empire, Prisioneros), Eiza González (Godzilla vs. Kong, I Care a Lot), Kat Graham (Addicted, Crónicas vampíricas), Shameik Moore, Demetrius Shipp Jr. y Denzel Whitaker. La película se ha estrenado en Movistar+ el día 17 de Julio de 2021.
 

La vida tras el huracán

Ciudad de asesinos (Cut Throat City) cambia el título original en inglés de “la ciudad de la garganta cortada” por uno más genérico en español no del todo acertado. Estamos ante un thriller criminal bastante típico sobre la vida en los barrios marginales donde la única salida es la delincuencia. Sin embargo, en este caso, existen unas connotaciones sociales que deberían haber hecho la película mucho más interesante de lo que acaba siendo. La historia sucede en la Lower 9th Ward, el noveno distrito de Nueva Orleans, donde se concentraba el mayor porcentaje de afroamericanos de la ciudad. Tras el devastador paso por la zona del Huracán Katrina los vecinos del barrio tuvieron que sobrevivir entre casas semi derruidas o en muy malas condiciones en espera de unas ayudas estatales que nunca llegaban. 
 
Blink (Shameik Moore), Miracle (Demetrius Shipp Jr.), Andre (Denzel Whitaker) y Junior (Keean Johnson) son cuatro amigos del barrio que han crecido juntos. Tienen sus respectivos sueños y ambiciones que chocan de frente con una realidad que les impide prosperar. Su única opción es asociarse con Lorenzo ‘Cousin’ Bass (T.I. Tip Harris) un temible mafioso local que les ofrece atracar un casino. El asunto sale mal y acabarán metidos en medio de un tiroteo con la policía de trágicas consecuencias. La mezcolanza de thriller criminal con drama social funciona en algunos momentos, pero el conjunto tiene un acabado deslavazado perjudicado por un montaje caótico que ambiciona más de lo que puede abarcar. Un ejemplo claro son los tres finales consecutivos que se reservan para el desenlace como si no hubieran podido decidir como terminar la película.
 

Una buena caracterización de personajes

El gran reclamo que tiene Ciudad de asesinos (Cut Throat City) es su reparto. Robert Fitzgerald Diggs, más conocido como RZA o Bobby Digital, es un conocido rapero de Brooklyn que hace ya una década que se pasó al mundo del cine. Para su película más ambiciosa hasta la fecha como director cuenta con intérpretes de la talla de Ethan Hawke, Wesley Snipes, Terrence Howard o Eiza González. En realidad, ninguno de ellos aparece hasta bien entrado el segundo acto, aunque todos tienen personajes importantes y bien caracterizados. De hecho, la película está llena de personajes con mucha chicha que podrían formar parte de cualquiera de las novelas gráficas creadas por el protagonista Blink. Se ilustran en base a unos clichés muy marcados, pero potenciados a través del vestuario, los escenarios en los que se mueven y, claro está, el carisma escénico de los actores.

Por desgracia, todo ese potencial y algunas escenas violentas bien coreografiadas no son elementos suficientes para engancharnos a una película que se excede en su metraje (132 minutos) y se hace cuesta arriba en su parte final. El guion descarrila a la hora de poner en disposición sobre la mesa de todos los elementos con los que juega. Se vuelve confusa y queda desenfocado su discurso crítico (y político) sobre la mala gestión gubernamental que hizo la FEMA (Agencia Federal para el manejo de emergencias) y sobre el proceso de gentrificación de los barrios pobres aprovechando la coyuntura de un desastre medioambiental. Había material ahí para hacer algo mucho más original y contundente.   

Ciudad de asesinos (Cut Throat City) termina siendo un drama criminal ligeramente convencional con muchas buenas ideas no materializadas. Bebe tanto del cine negro clásico de los años 40 como de la rabia descontrolada de Spike Lee, la violencia de cómic de Tarantino o el juicio crítico sobre la discriminación racial que Steve McQueen desgranó en su serie antológica Small Axe (2020). Como thriller o película de acción se te hará lenta o pesada y como drama social resulta insuficiente. Aún considerándola una propuesta fallida, en ella encontrarás temas suficientes para debatir, unos estupendos créditos iniciales animados, potentes set pieces que funcionan de manera independiente y un buen puñado de personajes carismáticos.


¿Qué te ha parecido la película?

Ciudad de asesinos (Cut Throat City)

5.6

Puntuación

5.6/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: