Crítica de ‘Tenía buena pinta‘: Pues eso, tenía buena pinta…

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Tenía buena pinta

Tenía buena pinta es una comedia basada en una historia casi del todo real, escrita y protagonizada por Iliza Shlesinger. Tras años centrada en su carrera, una humorista conoce a un chico que parece perfecto: listo, majo y con éxito. Pero puede que sea demasiado bueno para ser verdad…. Junto a Iliza Shlesinger, cuenta en su reparto también con Margaret Cho, Ryan Hansen, Rebecca Rittenhouse, Matt McGorry, Tyler Cameron, Taylor Hill, Kimia Behpoornia, Rebecca Delgado Smith y Beth Dover. La película se estrena en España a través de Netflix el 23 de junio de 2021.

Un título a medida de lo que ofrece

Andrea Singer siempre ha antepuesto su carrera de humorista a todo lo demás, y, aunque ligaba mucho, el amor no era su prioridad… hasta que conoció a Dennis, un friqui excéntrico y seductor que consigue hacer que baje la guardia. Pero la mejor amiga de Andrea, Margot, no está segura de que Dennis sea lo que aparenta, y la anima a emprender una misión casi imposible para descubrir quién es Dennis de verdad. B, ‘Tenía buena pinta’ está guionizada y protagonizada por la divertidísima y ocurrente Iliza Shlesinger. 

No son pocos los artistas que han tenido éxito tanto con la comedia como en la actuación, y ejemplos tenemos de sobra desde hace años, como Steve Martin, Eddie Murphy, Jim Carrey o Melissa McCarthy. No es difícil encontrar en cines o plataformas películas en las que monologuistas han dado el salto con acierto y éxito al mundo del séptimo arte con una carrera fructífera no sólo a nivel económico, sino también con buenas críticas.

Con talento delante de un micrófono -ante un público que sólo busca reir- está claro que eso mismo podrías hacerlo ante las cámaras, pero esa es la teoría. Si tienes el respaldo de alguna gran productora, y te ayudan a conseguir un primer éxito, no es tan complicado tener el apoyo del público para poder sacar adelante una carrera como actor. Con esa idea llega Iliza Shlesinger que, después de una buena trayectoria como cómica, ahora decide intentar tener una carrera cinematográfica pero, si fuera tan sencillo, todos los monologuistas tendrían éxito en el cine, y no siempre sucede.

Iliza Shlesinger ha sido vista previamente en Fragmentos de una mujer y Spenser: Confidencial, pero siempre en roles secundarios, siendo Tenía buena pinta su primer papel protagonista. Esta comedia, como muchos de sus especiales de comedia, aparece en el catálogo de Netflix, y Shlesinger muestra un poco de autobiografía cargada de ironía. Después de todo, encarna a un monologuista que ha intentado en vano hacerse un hueco como actriz durante años. Quizás no hubiera sido mala idea que aprendiera de su personaje y no decidiera seguir por este camino, aunque hay público para todo gracias a las plataformas.

Una buena idea… y ya

Ver una película sobre cómo una monologuista (en la vida real y su propio personaje) quiere hacerse un hueco en el cine es, cuanto menos, peculiar e interesante, pues podemos ver de primera mano lo que ha pasado hasta llegar aquí. El problema principal es que el personaje protagonista es agotador, cargante y bastante tedioso, no llega en ningún momento a empatizar con nosotros ni consigue mantenernos entretenido durante todo el metraje. Si quería captar la atención del espectador no lo ha conseguido.

Por momentos abandona la comedia e intenta acercarse al thriller de misterio, con la parte de investigación que sigue a Andrea y su amiga Margot averiguando quién es realmente ese hombre que ha aparecido en su vida, teniendo algunos buenos momentos de ellas como detectives, aunque no son competentes tampoco en esa faceta. En esa línea, quizá podrían haber exprimido mejor esta trama de la película para recordarnos que no todo lo que hay detrás de una buena fachada es tan bueno como lo pintan. Y es que Dennis es como la película, tiene buen aspecto, parece que es interesante y puede atraerte, pero según vas conociendo mejor te va resultando una estafa y no puedes más que desear alejarte.

Quien mucho abarca

Tener una comedia con toque detectivesco podría funcionar, pero si metes aún más tramas completamente diferentes poco a poco vas saliendo de la historia principal. En paralelo tenemos la evolución de la carrera de Andrea o su relación y amistad con Margot, pero todo es tratado tan superficialmente que no parece enfocarse en nada y se queda en una sucesión de escenas que creen nos harán sonreir y solo nos hacen perder el tiempo. Shlesinger quiere contarnos una parte de su vida un tanto ficcionada, pero demuestra que puede ser buena monologuista y no tener buena capacidad para la narrativa.

No podemos negar que tanto Shlesinger como Margaret Cho tienen buenas intenciones y hacen un esfuerzo notable para dar lo mejor de ellas, pero no logran levantar una comedia que no empatiza ni logra divertirnos como lo hacen sus monólogos. Muchos temas podrían haber aportado más si se hubieran centrado en ellos, pero su intención de quedarse finalmente como una comedia romántica con enredos dista mucho de lo que se espera para que pueda continuar con una buena trayectoria cinematográfica. Esperemos que le den una nueva oportunidad con otra historia y una nueva combinación en la mesa de guionistas y en la silla de dirección.


¿Qué te ha parecido la película?

Tenía buena pinta

4.5

Puntuación

4.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: