Crítica de ‘Satyajit Ray‘: Impecable adaptación sobre la confusión de la mente humana

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Satyajit Ray

Desde una sátira hasta un thriller psicológico, esta serie adapta a la pantalla cuatro relatos cortos del célebre autor y escritor Satyajit Ray. La serie está dirigida por Abhishek Chaubey, ganador en los Filmfare, Vasan Bala, nominado en Cannes, y el galardonado Srijit Mukherji, contando en su reparto con Manoj Bajpayee, Gajraj Rao, Kay Kay Menon, Ali Fazal, Harshvardhan Kapoor, Radhika Madan, Shweta Basu Prasad, Chandan Roy Sanyal, Akansha Ranjan Kapoor, Rajesh Sharma, Bidita Bag, Kharaj Mukherjee, Dibyendu Bhattacharya y Shruthy Menon, entre otros. Satyajit Ray está distribuida en España por Netflix desde el día 25 de junio de 2021. 

Historias clásicas muy actuales

Satyajit Ray, el revolucionario cineasta, artista y creador de la mítica serie Feluda, también destacó por haber escrito algunos de los mejores relatos cortos de la India. Sus historias abarcan géneros y estilos muy dispares, pero en todas abundan la emoción y los giros inesperados, y poseen una esencia emocional tan potente que enganchan de principio a fin. La antología Satyajit Ray presenta por primera vez cuatro de esas historias, elegidas con la máxima devoción.

La serie Satyajit Ray nos ofrece todo lo que podemos pedir a una gran producción independientemente su nacionalidad. Tenemos de base cuatro relatos cortos de un gran autor, tiene un reparto increíble a la altura de la historia, con interpretaciones impecables en cada uno de los cuatro episodios. Dos de sus historias son brillantes mientras que las otras dos tardan más en arrancar pero aún así tiene un nivel sobresaliente en conjunto. Cada espectador encontrará algún episodio que le encante y puede que otro que no encaje con su gusto, pero a mi parecer merece mucho la pena su visionado. Es un placer que ya se haya convertido en costumbre estrenar lo que llaman Antologías y que lleguen estas producciones a las plataformas.

Sin entrar en detalles, todas las historias tienen cierta magia y algo que hace que nos enganchemos, aunque el primer episodio, No me olvides, cuesta hacernos entrar en su juego, pero una vez lo logra, todas las historias entran solas del tirón. El hecho de durar una hora escasa cada historia hace que se pasen volando, a modo de películas cortas más que de episodios de una serie, y su único punto flojo es el final de cada una, que quizás no mantienen el brillante nivel de su desarrollo. Pero es tal el nivel de cada episodio hasta llegar al desenlace, que desmerecer la serie por cómo plantea sus desenlaces sería una injusticia tanto por las impecables interpretaciones como por la serie en conjunto.

Protagonismo 100% masculino

La peculiaridad de estos cuatro episodios es que se centran principalmente en personajes masculinos, a través de cuyos pensamientos, estado de ánimo, costumbres,… estas historias nos cuentan algo. No todos los espectadores estamos acostumbrados a ver series y películas que llegan de la India, pero no podemos negar que el reparto es excepcional. Ali Fazal hace un gran trabajo como emprendedor que nunca olvida nada en No me olvides, con un papel digno de un largometraje que le vale para que entre en la lista de sus mejores trabajos en su filmografía, y es que protagoniza una historia intrincadamente enredada y resuelta.

Kay Kay Menon también destaca en El impostor y es simplemente increíble. Al morir, la abuela de su personaje le deja un libro sobre el arte del maquillaje y convertirse en otra persona. Ahora es capaz de cambiar de forma y hacer todo lo que no podría hacer en la realidad. Pero, ¿cambiar la forma del cuerpo también cambia la forma de la mente? Las frustraciones y los deseos reprimidos se representan de forma eficaz en esta historia.

Brillando por méritos propios tenemos algunos nombres como Manoj Bajpayee y Gajraj Rao, quienes protagonizan el tercer episodio, ¿A qué viene tanto lío?, y claramente se llevan la serie a su terreno y elevan el nivel de la misma a nivel interpretativo, siendo una de las mejores historias. En ella se encuentran dos personas en un tren: un cantante y un luchador. Ambos sienten que se han conocido antes. El cantante recuerda dónde y cómo se conocieron y cuando el luchador recuerda, la historia da un giro. Como en el resto de las historias, en esta también se han sacado a la luz las confusiones y frustraciones de la mente humana. 

En El centro de las miradas se centra en el famoso artista Vikram, quien llega a un hotel famoso para alojarse en la habitación donde se alojó Madonna durante su gira por la India. Más tarde se entera de que hay una famosa celebridad religiosa, Didi, que viene a la ciudad y la dirección del hotel le dice a Vikram que se mueva de la habitación que le gustaba, ya que Didi también quiere la misma habitación. Con la llegada de este líder religioso al mismo hotel, todo empieza a ponerse patas arriba. El devenir de esta historia es lento y su guion algo complicado, siendo la historia más floja de la serie, en la que destaca el hijo del conocido actor Anil Kapoor, Harshvardhan Kapoor, que solo ofrece su apariencia más que actuar, pero encaja perfectamente con lo que se espera de su personaje. Lástima que el episodio más flojo se dejara para el final, pero si hubieran empezado por él puede que no hubieramos visto las cuatro historias.

Tampoco es plan de desarrollar los entresijos de cada episodio, pues lo mejor de la serie es llegar “virgen” a las historias que nos presentan en sus cuatro capítulos, y es que si se desvela demasiado de la trama podemos perder la sorpresa y pierde impacto la experiencia de su visionado. Junto con el reparto, también sobresale la música, que ayuda a incrementar la tensión de cada historia y no desvirtúa para nada la experiencia visual.

Incluso después de décadas, las historias de Ray todavía parecen actuales. Satyajit Ray demuestra que un buen grupo de guionistas puede adaptar con acierto las complejas historias de Ray y darles la forma cinematográfica que se espera de ellas, traspasadas a la pantalla por un grupo de directores que han sacado lo mejor del impresionante reparto. Sin duda alguna, una miniserie recomendable para consumir del tirón y dejarnos llevar por lo enrevesado de sus giros y sus historias sobre la mente humana.


Listado de episodios de ‘Satyajit Ray’

La miniserie Satyajit Ray está compuesta por 4 episodios de entre 53 y 65 minutos cada uno.

Episodio 1. No me olvides

Un implacable empresario presume de tener una memoria extraordinaria… hasta que un encuentro con una mujer a la que no recuerda le sume en un remolino de inseguridad.

Episodio 2. El impostor

Cuando un tímido maquillador empieza a crear y usar prótesis para vengarse de todos lo que le han herido, sus máscaras podrían convertirse en su armadura… o su ruina.

Episodio 3. ¿A qué viene tanto lío?

Un cantante cleptómano se encuentra con la víctima de uno de sus robos años más tarde. Pero nada sale como estaba previsto cuando intenta devolver lo que no era suyo.

Episodio 4. El centro de las miradas

Un actor popular, pero creativamente frustrado, lidia con sus inseguridades mientras la deslumbrante aura de otro icono amenaza con arrebatarle el protagonismo.


¿Qué te ha parecido la serie?

Satyajit Ray

8

Puntuación

8.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: