Crítica de ‘Chaos Walking’: Superviviente ante el desastre previsto

Las críticas de Óscar M.
Chaos Walking

Chaos Walking, la nueva película del director Doug Liman (Barry Seal. El traficante, Al filo del mañana), está protagonizada por Tom Holland (Spider-Man: Lejos de casaVengadores: Endgame) y Daisy Ridley (Star wars: El ascenso de SkywalkerAsesinato en el Orient Express) junto a Nick Jonas (MidwayJumanji: Bienvenidos a la jungla), Mads Mikkelsen (Hannibal [TV], Rogue one: Una historia de Star wars) y Cynthia Erivo (Malos tiempos en El RoyaleViudas). La película se estrena en cines de España el 30 de abril de 2021 de la mano de eOne Films.

En el futuro año 2257, Todd Hewitt (Tom Holland) encuentra a Viola (Daisy Ridley), una enigmática chica que se ha estrellado en su planeta, donde todas las mujeres han desaparecido y los hombres están afectados por “el ruido” –una fuerza que exhibe todos sus pensamientos–. En un entorno tan peligroso, la vida de Viola se ve amenazada y al prometer Todd protegerla, deberá descubrir su propia fuerza interior y revelar los oscuros secretos del planeta.

El director y el reparto salvan la adaptación

Doug Liman dirige la adaptación al cine de la novela «El cuchillo en la mano» de Patrick Ness (también escritor de Un monstruo viene a verme) bajo el nombre de Chaos Walking (título también de la trilogía de libros formada junto a «La pregunta y la respuesta» y «De hombres a monstruos») y cuya producción se ha extendido durante casi una década.

El director tiene una carrera cinematográfica bastante amplia como para conocer los gustos del público: El caso Bourne, la infravalorada Jumper o Al filo del mañana (donde, como en este caso, también adaptaba una novela previa) son claros ejemplos de su cine de acción que conecta con el público y ofrece una historia interesante. Chaos Walking no es menos que las anteriores y Liman mantiene un buen pulso entra la acción y el argumento, consiguiendo entretener a la audiencia durante casi las dos horas de metraje.

Está protagonizada por Tom Holland y Daisy Ridley, quienes demuestran que son capaces de ofrecer algo más que un superhéroe en mallas y una Jedi espacial, respectivamente. Dan vida a unos personajes de manera creíble, con los que el espectador puede empatizar y que se alejan lo suficiente de sus interpretaciones en otras películas que ya conocemos. Aunque Holland siempre arrastra ese aire a pardillo, ingenuo, que está en su mundo (da igual si es Spider-man o un adolescente en un planeta remoto) y Ridley mantiene su característica marca de independiente, decidida y resolutiva en su objetivo. Estas aportaciones que los actores hacen a los personajes ficticios facilitan que el espectador se sienta cómodo al verlos interpretando a personajes con otros nombres.

Del resto del reparto destacan Mads Mikkelsen (protagonista de la ganadora del Oscar Otra ronda), interpretando al villano de la trama (con el permiso de David Oyelowo, quien tiene un personaje mucho más oscuro y malvado, pero menos desarrollado), Cynthia Erivo (quien consigue ganarnos desde el primer plano) y el perrito que acompaña al protagonista (pocas veces un animal, con tan poca importancia en la trama, me ha generado tanta empatía). La aparición de Nick Jonas es casi anecdótica y con poca repercusión.

Un guion solvente a pesar de los contratiempos

A pesar de los constantes retrasos en la producción, los cambios en el equipo técnico y las reescrituras del guion, Chaos Walking cuenta con una trama bien organizada, unas casi dos horas que se pasan bastante rápido gracias al interés que se genera en el espectador por descubrir los acontecimientos anteriores a los hechos narrados y a unos personajes bien interpretados y que generan curiosidad.

Un guion bastante correcto, que consigue mantener el tipo a pesar de no ser suficientemente innovador (tienen puntos en común con El corredor del laberinto o Divergente), aunque donde las anteriores fallaron (carreras hacia ninguna parte, infantilismos o exceso de romanticismo), Chaos Walking sale airosa y ofrece un producto más adulto, que no trata al espectador como una máquina de tragar palomitas y coleccionar merchandising.

La posibilidad de que cualquiera pueda ver los pensamientos de otro es, al mismo tiempo, un arma y una debilidad, dependiendo del momento en el que se produzca la «lectura», no hay sitio para la mentira, pero tampoco para la improvisación o la sorpresa. Aunque hay personajes que consiguen ocultarlos usando una frase redundante, y quienes pueden fabricar ilusiones ópticas con dichos pensamientos.

«El ruido» (que es como llaman a la manifestación física de los pensamientos) es bastante molesto al principio de la película (se utiliza el recurso de una constante voz en off repitiendo una frase para calmarse y enmascarar los pensamientos del personaje), cuesta estar atento a la acción porque los pensamientos del personaje no se detienen y es como ver una película audiodescrita, aportando una nueva capa de complejidad a la película.

Afortunadamente, el espectador se termina acostumbrando y la película también incluye ciertos momentos de descanso, donde aparecen los diálogos clásicos y la acción toma el protagonismo. Esto permite que nos centremos más en la trama y los personajes, ambos bastante herméticos y de los que vamos descubriendo con cuentagotas mientras avanza la historia.

Alabar a estas alturas los milagros de los efectos especiales es un poco redundante, pero en este caso concreto el hábil e integrado uso que se les ha dado es digno de mencionar. La representación física de «el ruido» como una neblina de colores con imágenes y sonido alrededor de la cabeza de los protagonistas está perfectamente integrada en la acción y hasta forma parte de las situaciones. Es una de las mejores veces que podemos ver en una película lo que es un sueño o un recuerdo.

Floja en su resolución final, deja en el aire muchos flecos sueltos relacionados con las colonias, la especie autóctona del planeta o el viaje de los colonos. Probablemente con la posibilidad de iniciar una futura saga cinematográfica (ya que hay dos libros más), Chaos Walking es un buen punto de partida para las películas venideras y, en caso de que se produzcan secuelas, esta primera entrega ha asentado correctamente las bases, dejando al espectador con ganas de conocer más del futuro y el pasado de la historia.


¿Qué te ha parecido la película?

3/5 - (1 voto)

Chaos Walking

6

Puntuación

6.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: