Crítica de ‘Ilusiones mortales’: Vestida para matar… y seducir

Las críticas de Daniel Farriol:
Ilusiones mortales

Ilusiones mortales es un thriller estadounidense escrito y dirigido por Anna Elizabeth James (Domando el futuro, Una oportunidad para Emma). La sinopsis se centra en una exitosa novelista en plena crisis creativa que contrata a una aparentemente inocente niñera para sus hijos. Pero, siempre que escribe se transforma y la realidad se mezclará con la ficción en una trama de atracción y mentiras. Está protagonizada por Greer Grammer (Muerte en el campus, Almost Kings), Kristin Davis (Sexo en Nueva York, Safari por Navidad), Dermot Mulroney (The Blazing World, La mensajera), Shanola Hampton, Lora Martinez, Grayson Berry, Olivia Taylor y Marie Wagenman. La película no se ha estrenado en salas y nos llega a través de Netflix el día 18 de Marzo de 2021.

La escritora y la niñera

Podríamos decir que Ilusiones mortales es una película que se mira en el espejo de los thrillers que se hacían en los años 80 y 90. Sin embargo, el reflejo que nos devuelve resulta tremendamente borroso. La historia muestra a Mary Morrison, una escritora de best-sellers que pasa por una época de crisis creativa. Con el objetivo de disponer de más tiempo libre para su siguiente novela, decide contratar a una niñera que cuide de sus hijos. La joven cuidadora escogida es tan perfecta que incluso comenzará a sentir por ella una poderosa atracción física. A partir de entonces, realidad y la ficción se confundirán en la creativa cabeza de la novelista.

Se recurre a la figura de la niñera de aspecto inocente que parece esconder un lado oscuro. Todos recordamos a Rebecca De Mornay en la mítica La mano que mece la cuna (Curtis Hanson, 1992). Si hacemos un poco más de memoria, veremos que es un personaje arquetípico que se ha repetido en innumerables telefilmes de suspense y que incluso llega hasta nuestros días en películas y series recientes como The Babysitter (Joseph McGinty Nichol, 2017) o Servant (M. Night Shyamalan, 2019). Si estiramos aún más allá el perfil de niñera que oculta secretos, podríamos incluso remitirnos a la institutriz de la novela “Otra Vuelta de Tuerca” de Henry James y todas sus adaptaciones al cine, ya sean fieles o apócrifas, con cabida para una Obra Maestra como ¡Suspense...! (The Innocents) (Jack Clayton, 1961) o cosas tan decepcionantes como The Turning (Floria Sigismondi, 2020). La mayoría de todas esas comparaciones le vienen muy grandes a esta nadería que es Ilusiones mortales.

Erotismo sin libido

Siguiendo la estela de los thrillers eróticos que tuvieron su época de esplendor en los 90, se introduce una relación de carácter lésbico entre la escritora y la niñera. Puede que real o puede que solo esté en la imaginación de la escritora. El morbo nos remite a Labios Ardientes (Dennis Hopper, 1990), Juegos Salvajes (John McNaughton, 1998) o incluso Passion (Brian De Palma, 2012). Por desgracia, su formulación de las escenas eróticas es bastante más mojigata e ineficaz. Y es que la directora Anna Elizabeth James parece no atreverse a traspasar algunas líneas, convirtiendo su relato en un impotente intento de mostrar esa atracción sexual. En un símil taurino, es como ver los toros escondidos tras la barrera. No hemos comentado que hay un tercer vértice en el triángulo sentimental, el marido de la escritora, pero es que su personaje es tan plano que casi no vale la pena ni mencionarlo.

Otro punto de interés podría haber sido la combinación entre ficción y realidad. Tampoco es que sea muy novedoso, ya hemos presenciado multitud de películas sobre escritores que confunden la trama de su novela con lo que sucede a su alrededor. Pero es cierto que las posibilidades ahí son infinitas a la hora de crear una atmósfera surrealista adecuada al misterio y la confusión escénica. De lo primero hay poco, de lo segundo bastante más. Y no en el buen sentido. La media hora final es absolutamente delirante y el espectador se tendrá que frotar los ojos para asegurarse de que no está soñando. Los habituales giros de guion de este tipo de películas cobran aquí una dimensión tan absurda que uno ya no sabe si tomársela en serio o directamente reírse a carcajadas. Yo aposté por lo segundo.

Ilusiones mortales empieza de manera previsible, pero mantiene el interés durante el primer acto. En la parte central, la historia se empantana y se vuelve repetitiva. Y el premio gordo llega en ese tercer acto que parece querer emular a un De Palma pasado de ácido. Película de consumo rápido y olvido express. 


¿Qué te ha parecido la película?

Ilusiones mortales

3.8

Puntuación

3.8/10

12 comentarios en «Crítica de ‘Ilusiones mortales’: Vestida para matar… y seducir»

  • el 21 marzo, 2021 a las 01:41
    Enlace permanente

    De acuerdo…
    Es una película fastidiosa, trata de envolverte con el erotismo pero hay un sin fin de acontecimientos inexplicables y sin conexión que dejan un pésimo sabor de boca y dan ganas de que re devuelvan tus dos horas de vida perdidos de ésta seudoproducción!

    Respuesta
  • el 21 marzo, 2021 a las 21:16
    Enlace permanente

    Un pobre película, mal realizada, confusa, larga y tediosa, regulares actuaciones, incoherente, la peor escena de ataque sangriento que haya visto alguna vez ( en la ducha), absurdo final, pretencioso, queriendo dejar al espectador pensando, pero en realidad terminamos es riendo o en el peor caso maldiciendo las dos horas que se hubieran invertido en Vikingos, superar La mano que mece la cuna va ser difícil por más que lo intenten.

    Respuesta
    • el 22 marzo, 2021 a las 08:55
      Enlace permanente

      La escena de la ducha es mítica (dicho con ironía). Gracias por visitar ‘No es cine todo lo que reluce’!

      Respuesta
    • el 28 marzo, 2021 a las 00:20
      Enlace permanente

      Por favor alguien puede decirme quien canta la canción que ponen en el salón en el tocadiscos ? Muchas gracias

      Respuesta
      • el 28 marzo, 2021 a las 08:18
        Enlace permanente

        Adela, creo que te refieres a la canción de los 90 “Joey” del grupo Concrete Blonde. Gracias por visitar ‘No es cine todo lo que reluce’! 🙂

        Respuesta
  • el 30 marzo, 2021 a las 04:59
    Enlace permanente

    A mi me gusto la película, mantiene intrigado todo el rato y de echo te da para seguir pensando en qué pasó después o quien mató a eleine. Gracias por este tipo de películas que te hacen ver lo débil y a la vez poderosa que es la mente.

    Respuesta
    • el 30 marzo, 2021 a las 07:57
      Enlace permanente

      Me alegra que te gustase. Gracias por visitar ‘No es cine todo lo que reluce’!

      Respuesta
      • el 2 abril, 2021 a las 06:17
        Enlace permanente

        Hola Daniel cómo estás? Llegué a tu web para ACLARAR QUE MARY SI MATÓ A SU AMIGA,

        Respuesta
        • el 10 abril, 2021 a las 20:19
          Enlace permanente

          Gracias, llevaba días sin dormir… En verdad, el título de la crítica es un guiño a la escena que sirve como explicación para eso. Gracias por visitar ‘No es cine todo lo que reluce’!

          Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: