Crítica de ‘Jóvenes y brujas‘: Hechizos con mucho mensaje

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Jóvenes y brujas

Jóvenes y Brujas es la secuela de la exitosa película de los 90 realizada por Blumhouse, la célebre productora de terror responsable de títulos como la nominada al Oscar Déjame Salir, y las escalofríantes sagas Insidious, Paranormal Activity o La Purga. Al igual que en el éxito de culto original, un ecléctico cuarteto de aspirantes a brujas adolescentes obtienen más de lo que esperaban mientras se apoyan en sus nuevos poderes. Escrita y dirigida por Zoe Lister-Jones, esta entrega cuenta en su reparto con Cailee Spaeny, Gideon Adlon, Lovie Simone, Zoey Luna, Nicholas Galitzine, junto a Michelle Monaghan (Lo mejor de mí, Adiós pequeña, adiós) y David Duchovny (Expediente X, Californication). La película se estrenó en España en cines el 30 de octubre de 2020, y desde el 19 de febrero de 2021 está disponible en DVD y Blu-ray de la mano de Sony Pictures Home Entertainment, además de alquiler y venta digital a través de Apple TV, Rakuten TV, Prime Video Store, Google Play, Microsoft Store y PlayStation Store.

Una continuación a modo de reinicio

Aunque sea vendida como una continuación, y efectivamente lo sea, la historia es casi un calco de la original, presentando de la misma forma al grupo de protagonistas, por lo que parece más un reinicio de la película de los 90 adaptada a nuestros tiempos. Todo empieza cuando tres adolescentes, Frankie (Gideon Adlon), Tabby (Lovie Simone) y Lourdes (Zoey Luna) tratan de parar el tiempo con su magia, pero se dan cuenta de que, para conseguirlo, necesitan un cuarto miembro. Pronto encontrarán la solución en Lily (Cailee Spaeny), quien acaba de mudarse a la ciudad con su madre (Michelle Monaghan), su nuevo marido (David Duchovny) y los tres hijos de éste. Lily se siente fuera de lugar debido a la actitud de sus nuevos hermanos y las burlas a las que se ve expuesta en el instituto nada más llegar. Tras descubrir que tiene un asombroso poder, las tres aspirantes a brujas invitan a Lily a unirse a su grupo. Unidas, las cuatro chicas experimentarán con conjuros y se apoyarán mutuamente para descubrir sus nuevos poderes… y afrontar inesperadas consecuencias.

Lo mejor de la película es que, aún comparándola con la original, al tratarse de una continuación se permite tener bastantes conesiones y poder tener su propia historia con personajes actuales, aunque la base sea la misma, estando orientada a un público mucho más amplio al ser una versión más suave que su predecesora, y con mucho más mensaje en su fondo.

Mientras que la original teníamos hechizos para los maltratadores y padrastros abusivos, algunos de los cuales no acababan demasiado bien, en esta versión no se toman tanto la justicia por su mano, y la brujería la emplean de una forma menos drástica, sirviendo, por ejemplo, para remediar la masculinidad tóxica y así evitar que exista tanta misoginia a su alrededor.

Más diversidad que espectacularidad

El título original es The Craft: Legacy, en referencia al legado que continúa de la que se estrenó en 1996, cuyo título era The Craft, aunque a España llegan ambas bajo el mismo título, por lo que es difícil dejar de asociar esta nueva película con su predecesora. La nostalgia es buena, y muchos espectadores verán la cinta por ser fans de la original, aunque no siempre ese vínculo es acertado, dado que se va a comparar.

La película original se centraba mucho en los efectos especiales alrededor de la brujería de las protagonistas, pero esta continuación de Jóvenes y Brujas se centra mucho más en el desarrollo de los personajes que en la espectacularidad, lo que hace que la brujería pase a un segundo plano dando como resultado una película entretenida y vistosa, pero no memorable.

Quizá esa ausencia de espectacularidad tenga también sus pros, pues consigue centrarse en la historia y reflejar en una película para adolescentes como la diversidad de los personajes no define sus identidades, consiguiendo ser una cinta inclusiva en la que no necesariamente todos los personajes estén a favor de ello, y así ver el contraste que existe en la actualidad, y como a través del diálogo se intenta sermonear en estos tiempos en los que muchos se han radicalizado. Aunque en esta ocasión tengamos mucho mensaje, cierto es que quienes disfrutamos con la primera entrega esperamos algo más de brujería y efectos especiales, pero tampoco defraudará ni a antiguos ni a nuevos espectadores.

Expediente… Jóvenes y Brujas

Es curioso que en una película centrada en la historia de cuatro jóvenes brujas poco haya que decir de las cuatro actrices que las interpretan. Eso no es ni bueno ni malo, simplemente cumplen su función de dar vida a cuatro chicas que en los tiempos que corren buscan ser aceptadas como son, y encuentran su sitio entre otras que, de una forma u otra, tienen sus rarezas. Pero para un fan de Expediente X como yo, lo que realmente me llama la atención es poder disfrutar del personaje interpretado por David Duchovny, a quien durante toda la película vemos con la duda sobre si será un «padrastro» normal u oculta algo más detrás de esa apariencia de Macho Alfa que desea controlar todo y conseguir que la masculinidad sea la que controle cada situación. Un lujazo contar con él en el reparto adulto, como lo es ver a Michelle Monaghan en el papel de madre protectora que no sabe bien como ayudar a su hija, pero que quiere rehacer su vida. Un acierto tener a estos dos actores para dar mayor credibilidad a esta historia de brujería.

Jóvenes y Brujas termina con un giro que dejará un buen sabor de boca a los más nostálgicos, permitiendo que de verdad veamos el punto de unión entre ambas entregas, lo que abre el camino a una nueva y tercera película. A pesar de verse ensombrecida por la original, esta producción de BlumHouse acerca de forma más que correcta la franquicia a los espectadores más jóvenes y nos da esperanzas de poder seguir adentrándonos en el mundo de las brujas.


¿Qué te ha parecido la película?

3/5 - (2 votos)

Jóvenes y Brujas

5.5

Puntuación

5.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: