Crítica de ‘El Rey León’: Apabullante despliegue visual para un remake más que digno

Las críticas de José F. Pérez Pertejo: 
El Rey León 
 

No sé hasta dónde tiene pensado la factoría Disney llevar a cabo su proyecto de convertir sus clásicos animados en películas de acción real, pero en lo que llevamos de año ya hemos asistido a los estrenos de Dumbo y Aladdin previos a este El Rey León que nos ocupa y para el año que viene están anunciados nada más y nada menos que otros cuatro: Mulán (cuyo primer tráiler ya circula por ahí), Peter Pan, Cruella (basado en 101 Dálmatas) y Pinocho. Ya he dado varias veces mi opinión al respecto a propósito de algunas de las películas sobre las que he escrito y no tengo intención alguna de repetirme, pero creo que no debemos caer ni en el fácil recurso de los prejuicios ni en la tentación de aplicar el “café para todos” considerando que la falta de originalidad lastra por igual a unas adaptaciones que a otras. Tampoco voy a profundizar demasiado en el tema de que no creo que esta nueva versión de El Rey León sea de acción real cuando probablemente no haya ni un solo plano filmado de manera convencional, estamos más bien ante otra película animada, diferente tipo de animación, CGI frente a los dibujos animados de toda la vida, eso es cierto, pero animada al fin y al cabo.

Imagino que la carga subjetiva de cada espectador debe por fuerza influir demasiado tanto en las expectativas como en la opinión sobre el resultado final, a nadie nos gusta que nos toquen nuestros clásicos ni nuestras películas favoritas y El Rey León es uno de los mayores estandartes de la segunda época dorada de Disney que durante los noventa marcó a una generación de niños y adolescentes que, veinticinco años después, consideran que El Rey León debería ser intocable a pesar de que se haya hecho, entre otras cosas, un exitoso musical teatral que desde Broadway y el West End se ha trasladado a los escenarios de medio mundo, incluida la Gran Vía madrileña donde ya he perdido la cuenta de cuantas temporadas lleva.

Probablemente sea por esta etiqueta de intocable de El Rey León que Disney no haya querido correr riesgos y como primera decisión haya encargado la dirección a alguien tan solvente y riguroso como Jon Favreau que ha demostrado sobradas veces que sabe perfectamente lo que se trae entre manos y no deja espacio para veleidades ni juegos autorales. Ya cumplió con creces dirigiendo El libro de la selva en el que probablemente sea el mejor remake Disney hasta la fecha. No quiero ni imaginarme a alguien como Guy Ritchie (Aladdin) dando rienda a sus ocurrencias o Tim Burton (Dumbo) trasladando la selva africana a su imaginario visual.

Favreau se apoya con rigor en la película de dibujos animados y la traslada a su nueva versión con un riguroso y concienzudo trabajo de CGI que ofrece unos resultados absolutamente espectaculares. La gestualidad y expresividad de leones, hienas y demás animales es tan rica en matices como respetuosa con el naturalismo que gobierna todo el film. Por otra parte, la composición y recreación de algunas secuencias como la estampida de búfalos, la pelea entre leones y hienas o la presentación de la flora y fauna en la introducción del film es de un virtuosismo técnico apabullante. Se podrá acusar a Favreau de no arriesgar, pero no de traicionar al original en la fidelidad argumental del guion, en el espíritu ecologista y vital que se respira, ni en el incuestionable carácter musical de la película. La poderosa partitura de Hans Zimmer late con fuerza y las inolvidables canciones de Elton John y Tim Rice cobran nueva vida en las voces de Beyoncé (Nala), Donald Glover (Simba), Seth Rogen (Pumba), Billy Eichner (Timón) o Chiwetel Ejiofor (Scar). Del resto de los personajes cabe destacar la presencia de James Earl Jones que repite como Mufasa a quien ya dio voz hace 25 años en la versión de dibujos animados.

Pero lo dicho no debe hacernos pensar que estamos ante una repetición plano a plano de la película previa, de hecho el metraje se extiende durante treinta minutos más que sirven para un mayor recreo visual, para profundizar en algunas secuencias más desarrolladas y para introducir un par de nuevas canciones, una de ellas coescrita por Elton John y Tim Rice que lleva el título de “Never Too Late” y la otra, titulada “Spirit”, compuesta e interpretada por Beyoncé que aumenta la cuota de protagonismo del personaje de Nala. Suena también en los títulos de crédito la maravillosa canción “He lives in you” compuesta por Lebo M., Jay Rifkin y Mark Mancina con la que se abría la secuela animada El Rey León 2 y que tiene gran presencia en el musical.

Podemos preguntarnos una y otra vez hasta la eternidad si es necesario repetir películas que rozaban la perfección en sus primeras versiones pero no tiene sentido, han decidido hacerlo y van a seguir haciéndolo por mucho que la mayoría de espectadores prefiramos que el talento visual fuera puesto al servicio de contar historias nuevas. La máquina de hacer dinero está en marcha y no va a parar, pidamos por lo menos que las nuevas versiones sean al mismo tiempo respetuosas con los originales y realizadas con talento y buen gusto. El Rey León en su nueva versión cumple con ambas condiciones, el resultado final es impecable desde un punto de vista visual, y tan divertida, entrañable y emotiva como su referente; su hándicap es, incuestionablemente, que la emoción está controlada porque nos sabemos la historia y no hay apenas margen para la sorpresa o el sobresalto. Creo que ambas películas pueden convivir, las dos son hijas de su tiempo y perfectamente compatibles, ni esta se ha hecho para olvidar a aquella ni aquella se hizo para que no se pudiera revisitar con otros medios.


¿Qué te ha parecido la película?

Crítica de ‘El Rey León’: Apabullante despliegue visual para un remake más que digno
4 (80%) 2 vote[s]

9

Puntuación

9.0/10

3 comentarios sobre “Crítica de ‘El Rey León’: Apabullante despliegue visual para un remake más que digno

  • el 19 julio, 2019 a las 18:20
    Permalink

    Que buena pinta tiene, tengo ganas de verla! La historia será la misma pero se ve preciosa

    Respuesta
  • el 19 agosto, 2019 a las 13:21
    Permalink

    …pero una película que aporta poco, sólo técnica, como diferencia con la primera…deja a ciertos cinéfil@s decepcionad@s…. Bien por la historia, por el guión y por supuesto por la técnica!!!!, pero me pregunto:
    – si debería ser ésta la primera y única película, y sobra la otra
    – y si debería ser para mayores de 12 años….
    Saludos cinéfilos.

    Respuesta
    • el 22 agosto, 2019 a las 10:23
      Permalink

      Aquí ha encantado a varios colaboradores, pero a otros nos parece que sí, técnicamente espectacular, pero el guion y los detalles, hasta los planos, son los mismos que la original, y para eso estaba esa ya. Para mi la original es inigualable, sobre todo por lo que transmiten los rostros de los protagonistas, que en esta versión tan real es imposible que expresen tanto.

      Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: