Crítica de ‘Searching’: Suspense a través de la tecnología

Las críticas de Óscar M.Searching

Ver una película sin saber nada de ella se está convirtiendo en un deporte de riesgo hoy en día. Sobre todo si el espectador no tiene redes “sociales” o no accede a Internet, algo altamente improbable hoy en día para cualquier habitante del mundo desarrollado. Nuestra vida “depende” de estar permanentemente conectado.

Hace años había que esperar a ciertos tramos horarios para tener una buena tarifa y no gastar el sueldo en llamadas a través del router, pero con la llegada de los teléfonos con lo que se hace de todo, menos llamar, estar permanentemente conectado se ha convertido en una necesidad más y las recriminaciones por no contestar en el momento a la persona que está al otro lado de su aparato se han convertido en un motivo más de discusión.

Vivimos a través de una pantalla, cuanto antes lo asumamos, mejor para todos. Ya sea la pantalla del televisor (que nos bombardea con noticias y publicidad), la del ordenador (prácticamente nadie puede ya trabajar sin usarlos) o la del teléfono móvil. Y estar permanentemente informados y conectados casi nos obliga a ser “activos” en la red. Es raro que alguien no tenga Facebook, Twitter, Instagram, Tinder, un canal en Youtube, comparte sus canciones por Spotify o todo a la vez. Y hablar constantemente por Whatsapp es como lavarse la cara por las mañanas.

Searching está al día de todo esto y al espectador se le dibujará una sonrisa nada más que comience la película y vea el reconocible escritorio de un ordenador. A través de dicha pantalla (a veces un PC, otras un Mac) nos cuenta la historia de una familia, como podría contarnos la nuestra propia. Mediante fotos, vídeos, archivos y llamadas de vídeo nos lleva por el camino que quiere y, antes de darnos cuenta, no hemos salido de la pantalla cuando las cosas comienzan a complicarse.

El director y coguionista Aneesh Chaganty le debe muchísimo a dos películas: Open windows y Perdida. Sin ellas no podría comprenderse cómo ha hecho una maravilla técnica donde el espectador está constantemente viendo todo lo que sucede a través de una pantalla de ordenador (como la película de Vigalondo), pero manteniendo el suspense y los giros argumentales de las películas clásicas, con un enfoque actual y con la presencia de los medios de comunicación, como en la película de Fincher.

Parece imposible que un guión consiga englobar todo lo desarrollado a continuación, pero la película de Chaganty lo consigue, además de contar una historia de desaparición y búsqueda al más puro estilo de cine de suspense de hace treinta años. Con sus giros argumentales inesperados, sus pistas (verdaderas y falsas) y sus personajes sospechosos en cada esquina (o en cada ventana, en este caso). Un placer para los espectadores más detectivescos. Además, manteniendo la emotividad y conmoviendo al espectador en su justa medida.

Es difícil no valorar el trabajo de postproducción que han hecho para transformar todo lo que sucede en la historia (en apenas dos horas) en “formato ordenador” y mantener al espectador interesado, el cual intenta resolver la misteriosa desaparición, mientras asiste a un baile constante de páginas web y llamadas telefónicas. [Hay que hacer una mención especial a la versión en castellano donde se ha traducido todo lo que se ven en pantalla, una labor titánica que esperemos no se pierda en la versión doméstica].

Pero en Searching también hay sitio para la crítica. El propio título de la película (Buscando, en castellano) desvela cómo vivimos buscando constantemente cualquier duda en la red. Nombres, lugares, ubicaciones, todo está al acceso inmediato. Ser ignorante tecnológico significa tener la información exacta al segundo, pero sólo por tener la información de manera instantánea, no para aprender. La consecuencia de conocer la respuesta, pero no ampliar conocimientos ni contrastar la información sigue siendo ignorancia (inteligencia de Wikipedia o de cuñado, podríamos llamarlo).

Aunque la crítica más fuerte la recibe la imagen que damos a las personas que tenemos al otro lado (qué personaje interpretamos cuando estamos conectados). Crear una vida falsa de cara a nuestros “amigos” es la nueva forma de alardear delante de los vecinos cuando en casa no hay ni para comer pero llevamos ropa cara. Internet ha creado monstruos de la mentira que fagocitan la realidad hasta el punto de borrar la línea entre la ficción y la realidad. Muchos no saben distinguir entre quedar bien “de cara a la galería” y su vida cotidiana.

Esto ha provocado que la vida se mida en cuántos seguidores tienes y cuán popular eres. Actualmente existen deplorables personajes mediáticos en Internet que viven por y para enseñarse, que subsisten a base de que las marcas los patrocinen. Gente que sólo disfruta cuando sube una foto de un viaje o necesita alardear de cuánto se ha gastado en ropa. Monstruos de la mentira que creen que la felicidad la dan los seguidores.

El padre de la protagonista (interpretado por John Cho) peca de todo lo anterior: busca todo en Internet (no pierde un minuto en dar por cierto lo que ve, sin profundizar), descubre que no conoce ni a su hija ni a sus amigos (sus falsos amigos de la red, que no la conocen y explotan todo lo que pueden la situación) y sufre las consecuencias en primera persona cuando las cosas se complican. Cualquiera con un ordenador o un teléfono puede dar su opinión sin conocer los hechos. El mayor peligro de la red de redes: juzgar sin conocer los hechos y sin tener información al respecto.

La tecnología debe estar a nuestro servicio y no condicionar nuestra vida. Es una tarea difícil, aunque el objetivo principal que Searching busca en el espectador es el de provocar una reflexión: cómo las redes pueden ayudarnos a solucionar problemas si las usamos con sabiduría e inteligencia, pero también hay que saber desconectar y olvidar que Internet no es la vida real. Ni la nuestra ni la de los otros. Aunque lo primero que hagamos cuando termine la película sea encender el teléfono y mirar Internet.


¿Qué te ha parecido la película?

Crítica de ‘Searching’: Suspense a través de la tecnología
4.7 (93.33%) 3 votes

 

9

Puntuación

9.0/10

También te puede interesar

Un comentario sobre “Crítica de ‘Searching’: Suspense a través de la tecnología

  • el 15 septiembre, 2018 a las 07:56
    Permalink

    Pues debe estar interesante aunque no tiene pinta de peliculón sino más bien de cine de sofá , pero con lo presente q está internet en nuestras vidas seguro que algo aprendemos

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.