Crítica de ‘Gru 3 – Mi villano favorito’: Sigue siendo divertida… pero menos

Las críticas de José F. Pérez Pertejo: Gru 3 – Mi villano favorito

Fundada en 2007 por Chris Meledandri, Illumination Entertainment, una de las divisiones de animación de la Universal se ha consolidado en una década como una de las grandes factorías estadounidenses de cine animado, merced especialmente a su franquicia estrella que se inició en 2010 con la divertidísima Gru. Mi villano favorito (Chris Renaud y Pierre Coffin, 2010). No he tenido ocasión de ver Hop (Tim Hill, 2011) pero sí la bastante aborrecible Lorax: En busca de la trúfula perdida (Chris Renaud, 2012), la rutinaria Mascotas (Chris Renaud y Yarrow Cheney, 2016) y la divertidísima Canta (Gareth Jennings, 2016).

La saga de Gru, que continuó en 2013 con una segunda parte y en 2015 con una (prescindible) precuela titulada Los Minions, alcanza ahora su tercera parte que se estrena en España aprovechando el inicio del verano y las vacaciones escolares. Y aunque es cierto que en conjunto está ligeramente por debajo del alto nivel marcado por sus dos primeras partes, puede decirse sin ningún tipo de complejo que Gru 3 – Mi villano favorito es una película divertida que avanza en la creación de un universo de personajes que ya se inició en Gru 2 con la aparición de Lucy Wilde, el alter-ego femenino de Gru. Ahora conocemos a Dru, el hermano gemelo de Gru, quien funciona a la perfección como compañero de aventuras del héroe.

El arco argumental es prácticamente el mismo que el de las dos primeras partes y aquí es donde pueden verse ciertos síntomas de agotamiento en el guion: tenemos un héroe a su pesar, Gru, un antagonista que en este caso es un ex niño prodigio de la tele reconvertido en bailongo hortera con look ochentero, unos aliados que son, además del citado Dru, su amada Lucy, las niñas Margo, Edith y Agnes y, claro está, los Minions a cuyo cargo, como ocurría en las dos anteriores entregas, corren los momentos más divertidos de la película demostrando una vez más que, aunque en mi opinión no funcionaron como protagonistas de “su” película, son impagables como secundarios. Un memorable número musical y algunos logrados gags de género carcelario arrancan las más sonoras carcajadas de la película.

La versión original sigue contando con las voces de Steve Carell (que se desdobla en Gru y Dru) y Kristen Wiig como Lucy. En España es nuevamente Florentino Fernández el que pone la voz al protagonista (y a su hermano) y Patricia Conde vuelve a doblar a Lucy con resultados aceptables en ambos casos.

De ritmo frenético, con socorridos toques de slapstick y algunos chistes más gruesos, los noventa minutos de Gru 3 se pasan volando al compás de la banda sonora de Pharrell Williams que incorpora grandes hits ochenteros. Los padres en determinada franja de edad, que llevamos al cine a nuestros hijos, no podemos más que dejarnos llevar por Bad de Michael Jackson, Take on me de A-Ha, 99 Luftballoons de Nena, Into The Groove de Madonna o el conato de arrancarse a lo Dire Straits.

Aunque la aventura de Gru 3 – Mi villano favorito se cierra al final de la película, la puerta queda lo suficientemente abierta como para dejar claro que habrá continuación. Será agradecible que los guionistas se esmeren un poco más pues una nueva repetición del mismo esquema podría terminar por quemar al público, Gru comienza a dar signos de agotamiento y los Minions que, insisto, son divertidísimos, no pueden salvar por sí solos muchas películas más a base de gags y mini-historias.

También te puede interesar

2 comentarios sobre “Crítica de ‘Gru 3 – Mi villano favorito’: Sigue siendo divertida… pero menos

  • el 1 julio, 2017 a las 5:56 pm
    Permalink

    Gracias por la crítica, aún no vi la segunda parte (pero sí a la precuela), y por lo menos ya me voy preparando para lo que voy a encontrar. ¡Un saludo!

    Respuesta
  • el 1 julio, 2017 a las 5:59 pm
    Permalink

    Esto es como todas las sagas van a menos entre mas hacen, aunque es una pena. “CONCURSO LION EN DVD”

    Respuesta

Deja un comentario