Kong: La isla Calavera

Que una película de monstruos gigantes sea predecible es casi inevitable, pero lo que no se le puede perdonar es que aburra y Kong: La isla Calavera, con todas las posibilidades que tenía de convertirse en una entretenida película de aventuras, ha terminado siendo la primera gran decepción del 2017. Pero no quiero desmoralizaros, al fin y al cabo, no deja de ser la plataforma desde la que se lanzará el Monsterverse, la saga de películas de monstruos que continuará previsiblemente en el 2019 con el estreno de Godzilla: King of Monsters.

1973, EEUU abandona la Guerra de Vietnam y Preston Packard y sus hombres se disponen a volver a casa. Sin embargo, una llamada desde Washington les obliga a una última misión: acompañar a un grupo de científicos a la isla Calavera, un lugar oculto en el mapa que ha sido evitado en las rutas comerciales por las desapariciones de aquellos barcos que se han acercado a él. Pero más allá de su peligrosa localización la isla presenta muchos más riesgos, porque en ella habitan infinidad de criaturas monstruosas desconocidas para el hombre.

Crítica completa aquí.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: