Zanjado el culebrón de ‘Deadpool 2’

Deadpool, aquella película que se hizo gracias a los fans que presionaron a 20th Century Fox tras ver la famosa escena “filtrada” en internet, sigue con una especie de maldición por desavenencias con el director, el protagonista y la misma productora.
 
Después de todo lo que le esta sucediendo a Deadpool 2 para que se materialice, parece ser que todo ha vuelto a tranquilizarse tras el cambio del director, uno de los muchos problemas que estaba existiendo la preproducción de la película.
 
Recapitulemos un poco. Tras el éxito logrado de Deadpool, sobretodo gracias a cuatro personas (Ryan Reynolds, Tim Miller y los guionistas Rhett Reese y Paul Wenick), han existido ciertas desavenencias creativas protagonizadas por su director, quien consideraba que la secuela de la película debería ser más seria, profunda y con un nivel mayor de acción, una idea contraria a la de los guionistas y el propio Ryan Reynolds, quienes justificaban que la segunda parte debería seguir el hilo cómico que había logrado el éxito de su predecesora. Por esto mismo, Tim Miller decidió desvincularse del proyecto y, a todo esto, hay que unirle la negativa de Reynolds a que Kyle Chandler (El lobo de Wall Street) interpretase a Cable, el villano con el que luchará el mercenario bocazas en esta segunda parte. 
 
Después de todos estos problemas y que la película se encuentre sin director y sin actor que luchase con Deadpool, se ha confirmado que  David Leitch (John Wick) es quien ocupará la silla de director y todo apunta a que Ron Perlman podría encontrarse en conversaciones para interpretar a Cable, además de la campaña propia que está haciendo el actor ya que le encantaría interpretar a este personaje.
 

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: