Crítica de ‘Elsa & Fred’: Una dolce vita tardía

Las críticas de Cristina Pamplona “CrisKittyCris”: Elsa & Fred

El porqué Hollywood se empeña en rehacer películas no estadounidenses me resulta todo un misterio, por eso soy reticente a verlas. Sin embargo, sin una de ellas te da la oportunidad de ver enfrentados a dos clásicos de la pantalla, la tentación es demasiado fuerte. Elsa & Fred es un remake innecesario de una película ya perfecta en su origen, pero no obstante, su versión norteamericana es fiel y respetuosa con la original, convirtiéndose casi en un homenaje a esta.

Christopher Plummer (Sonrisas y lágrimas, Beginers) es Fred, un octogenario y reciente viudo que se muda por iniciativa de su hija a un piso en el centro de la ciudad, a terminar de vivir una vida que no anuncia ninguna novedad. Shirley McLaine (Irma la dulce, La fuerza del cariño) es Elsa, su vecina, una mujer vibrante de setenta y tantos dispuesta a mantener la locura y sorpresa de la juventud. Con tan solo un descansillo de por medio, Elsa fuerza a a Fred a abrirse a la vida que no ha disfrutado hasta entonces. Con esa premisa, y sin pensar en la edad de sus actores, estamos ante una comedia romántica al uso, pero que, precisamente por ellos, suma ternura, sí, pero sobre todo el optimismo de la idea de que nunca es tarde. No estamos ante una película sobre la vejez, olvidemos a Haneke, Elsa & Fred no es más que la historia de dos personas que se encuentran en el momento adecuado y se enamoran. No hay profundidad más allá y tampoco la necesita.

El guión, adaptado con total fidelidad al de la producción homónima hispano argentina del 2005, lo comparten Michael Radford y Anna Pavignano que ya trabajaron juntos en El cartero y Pablo Neruda. Radford se hace cargo además de la dirección que ha respetado el trabajo del director de la original Marcos Carnevale. Madrid se convierte en Nueva Orleans, pero es en esencia una adaptación fotograma a fotograma.

También como en la original, la delicia reside en la química y el duelo actoral de sus protagonistas. Si bien Christopher Plumer tiene más porte que nuestro querido Manuel Alexandre, y Shirley MacLaine se mantiene algo más esbelta que China Zorrilla, los cuatro comparten ese encanto al interpretar una nueva juventud, un nuevo amor casi naive. Entre los secundarios están Marcia Gay Harden (Mystic River, La niebla de Stephen King), heredando el papel que ya interpretase Blanca Portillo, ChrisNorth (el famoso Mr. Big de Sexo en Nueva York) que interpretan a la hija y el ambicioso yerno de Fred, dos adultos condescendientes con la relación amorosa de ambos ancianos. También se dejan ver brevemente James Brolin (Traffic, Atrápame si puedes), George Segal (¿Quién teme a Virginia Wolf?, Mira quién habla) y el joven Jared Gilman, quien debutara con la exquisita Moonrise Kingdom.

Elsa & Fred es una película que triunfa en su intento de redefinir la palabra «ancianidad» que a menudo tratamos como una larga e inevitable espera hacia la muerte donde lo único que queda es revivir un pasado dorado. Elsa es el ejemplo de dos edades, la vejez exterior y la juventud interior, concentradas en un mismo cuerpo. Su oposición al viejo decepcionado y hosco que es Fred, es lo que despierta la atracción y la química entre ambos personajes. No hay que negar que las escenas pueden resultar inconexas, pero marcan a la perfección la cotidianidad, el aburrimiento y la tristeza de unos días iguales, además de intentar concentrar los inquebrantables pasos de una comedia romántica en el breve tiempo que les queda a sus protagonistas. Por esa razón, a veces puede parecer que el guión vaga entre situaciones autoconclusivas continuadas que rompen con la fluidez de la narración, pero en ningún caso parece que sea algo no intencionado.

Con una historia sencilla y tierna, Elsa & Fred es un film sin ambiciones que no tiene lugar en las grandes cifras de taquilla, pero que tampoco lo pretende. Es cine sincero y gratificante que demuestra que aun hay realizadores que creen en sus personajes más allá de los setenta.

Un comentario en «Crítica de ‘Elsa & Fred’: Una dolce vita tardía»

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: