Gael García Bernal por la conquista del Oscar bajo bandera española

Ya representó a México con Amores perros y El crimen del Padre Amaro, pero Gael García Bernal intentará “conquistar” el Oscar mostrando “el lado B de una figura tan mítica e intocable como Cristóbal Colón” y bajo bandera española con También la lluvia, de Icíar Bollaín.
Esta película, escrita por el habitual guionista de Ken Loach, Paul Laverty, revisa la figura de Colón no como emprendedor y explorador, sino como cruel gobernador y pionero de la explotación del oro en América.

“Quizás para el español va a haber esa sorpresa, pero para Latinoamérica no es nada nuevo, es de donde venimos. Este Nuevo Mundo surgió de una violencia tremenda y de una ambición desmedida que desembocó en lo que es ahora”, explica.


Esta crónica de la llegada de Colón a Latinoamérica está contada enTambién la lluvia -que también representará a España en los premios Ariel del cine mexicano- a través del rodaje que inician un idealista director (al que interpreta García Bernal) y su cínico secuaz, el productor al que da vida el actor español Luis Tosar.

En su llegada a una Bolivia en plena Guerra del Agua de Cochabamba (Bolivia), los patrones de comportamiento se reavivarán 500 años después de aquél 1492.

“Esta película va a causar cierta movilización de viejos fantasmas históricos que de alguna manera permean en el lenguaje y la semántica actuales”, asegura el actor mexicano.

“Es un poco extraño. ¿Descubrieron? ¿Descubrimos? ¿Nos descubrieron? ¿Fuimos descubiertos? Es una especie de juego medio perverso esto de ponerse de un lado o del otro”, asegura el también productor con su empresa Canana Films.

“Los países latinoamericanos somos un capricho colonial que poco a poco hemos ido adquiriendo una cierta identidad y hemos reconocido no sólo al indígena que llevamos dentro, sino al africano y al español, al blanco, al europeo”, prosigue.

Quien se revelara al mundo como joven promesa, asegura que, profesionalmente, ha explotado ese pluralismo al rodar en España La mala educación, de Pedro Almodóvar, y Sin noticias de Dios, de Agustín Díaz-Yanes, o en Francia y en inglés La science des rêves, de Michel Gondry.
“Así debe ser siempre. Una mezcla de fluidos, una promiscuidad tremenda en el cine. Es una señal clara de que todos somos interdependientes, de alguna manera el cine es cine y después tiene nacionalidad”, explica, y ni confirma ni desmiente su participación en la próxima película de Martin Scorsese.

Por lo pronto, aparecerá en A Little Bit of Heaven, con Kate Hudson y Kathy Bates, se ha reunido con su amigo Diego Luna en Casa de mi padre y se verá las caras con Al Pacino en Hands of Stone.

Pero antes, quizá acuda a los Oscar nuevamente y tal vez se encuentre allí con un viejo amigo: Alejandro González Iñárritu y su Biutiful, que representa a México y está protagonizada por el español Javier Bardem.

Fuente:EFE

También te puede interesar

Deja un comentario