‘Balada triste de trompeta’: Una película muy de De la Iglesia

Los Análisis de Jorge Vallejo: Balada triste de trompeta
 
La película del director Álex de la Iglesia Balada triste de trompeta es, ante todo, una película de autor, ya que veremos identificadores comunes de otras películas suyas, lo que hará que sus fans se sientan más que satisfechos. En este análisis vamos a tratar de desgranar estos elementos.
Reparto: En esta película aparece todo un elenco de actores que ya han trabajado con de la Iglesia en otras producciones, como Carlos Areces, Carolina Bang Manuel Tallafé, quienes trabajaron con él en la distinta, friki y científico-espacial comedia de situación de Plutón BRB Nero, Antonio de la Torre (La comunidad), Entique Villén (Crimen ferpecto, El día de la Bestia), Santiago Segura (El día de la Bestia, Muertos de risa, Perdita Durango, Acción Mutante), Sancho Gracia (800 balas, La Comunidad, Muertos de risa), Manuel Tejada (La comunidad), Gracia Olayo (Plutón B.R.B. Nero, Crimen ferpecto), Juan Viadas (Plutón B.R.B. Nero, Crimen ferpecto, 800 balas, La comunidad, Acción mutante) y la incombustible María Teresa Ruiz Penella (800 balas, La comunidad, El día de la Bestia, Plutón B.R.B. Nero).

Acción, tiroteos y explosiones: la secuencia en la que Santiago Segura disfrazado de payaso realiza una carga furibunda durante la guerra civil está muy bien rodada con un estilo de documental de guerra, pero con la fascinación de Álex por los personajes que llevan dos armas. De esta forma, otras secuencias de acción con tiroteos podremos encontrarlas en Acción mutante, 800 balas, Perdita Durango.
Secundarios histriónicos: Personajes que rozan la locura, que están obsesionados por un tema y que en algunos momentos llegan a eclipsar al protagonista, aunque en Balada triste de trompeta no se de el caso.

Comedia negra: un genero muy español, que de la Iglesia sabe manejar a la perfección ya que salvo Los crímenes de Oxford y quizá la incatalogable Perdita Durango, el resto de sus películas, incluida ésta, se enclavan en este genero.
Personajes grotescos y desfigurados: los personajes acaban sufriendo verdaderas transformaciones durante la resolución de la trama, así el pobre Profesor Cavan (Armando de Razza) acababa horriblemente desfigurado tras haber sido quemado en El día de la Bestia, y el policía Dumas (James Gandolfini) acababa con medio cuerpo escayolado en su incansable persecución en Perdita Durango, o la transformación mental de los dos humoristas que se odiaban a muerte pero tenían que trabajar juntos de Muertos de Risa.
Payasos: aunque no es un tema especialmente recurrente en sus películas, sí que hemos visto algunas referencia como la moda payaso en la excelente comedia Crimen Perfecto, o el humor televisivo del golpe, y aproximación al payaso, de Muertos de risa.
Cultura televisiva: Los programas  esotéricos en El día de la bestia, los de humor en Muertos de risa, los anuncios de Acción Mutante, y, en general, siempre hay alguna escena en la que aparece alguna pieza de televisión, ya sea un telediario como apoyo a la narración o una pieza de archivo para situarnos temporalmente.
Monumentalidad: de la Iglesia como Hitchcock utiliza en varias de sus películas lugares emblemáticos y fácilmente reconocidos por el público, en el que además los personajes tienden a subirse para escapar, así en El día de la bestia aparecía el cartel de Schwepps de Madrid, en La comunidad El Círculo de Bellas Artes de Madrid, y en Balada triste de trompeta El valle de los caídos. En todas ellas consigue unas escenas de gran impacto visual, con sobrecogedores vuelos de cámara que ponen de manifiesto el gran saber hacer del director para este tipo de escenas.
Aprovecho para anunciar que tras este análisis comenzaremos un ciclo de críticas en las que repasaremos las filmografía de Álex de la Iglesia.

También te puede interesar

Deja un comentario