La actriz Jill Clayburgh fallece a los 66 años

La actriz estadounidense Jill Clayburgh, nominada en dos ocasiones a los Oscar en la categoría de mejor actriz, ha fallecido a los 66 años en su casa de Connecticut en Estados Unidos tras años de enfermedad y de lucha contra la leucemia. Nos deja sin haber visto estrenada su última película, Bridesmaids.
A Clayburgh se la recuerda por papeles como los que desempeño en Una mujer descasada, dirigida por Paul Mazursky en 1978, en la que aparece junto al actor Alan Bates, personaje por el que ganó el premio a la mejor actriz en el Festival de Cine de Cannes; o en la comedia Comenzar de nuevo, junto a Burt Reynolds, por la que fue nuevamente nominada al Oscar un año después.
Especializada en interpretar féminas independientes a la sombra de los hombres, entre las décadas de los 70 y los 80 reflejó la lucha por la igualdad de las mujeres de la época, tanto en cine, como en teatro y televisión.
En este medio, la actriz fue nominada también a los premios Emmy por su interpretación de una prostituta en Hustling (1975) y en 2005 por su papel en la serie Nip/Tuck. También apareció como la madre de Ally McBeal, en la serie del mismo nombre.
Fuente: Europa Press
Imagen: Broadway World.com

También te puede interesar

Deja un comentario