Casual Day,…un día no tan casual

Este Viernes 9 se ha estrenado en cine la película española Casual day. Para los que no lo conozcan, el título de la película hace referencia a una práctica empresarial importada de Estados Unidos en la que, más o menos en resumen, los jefes y un grupo de sus trabajadores se van de excursión de fin de semana al campo donde realizarán una serie de actividades con la finalidad de fomentar las relaciones entre los compañeros de trabajo, reducir el estrés laboral y mejorar la actividad empresarial. Aquí es donde surgirán las historias de cada uno, chocando entre ellos y generando una serie de sketchs surgidos de las personalidades dispares y bien identificadas que en cualquier empresa se encuentran.

Lo que en principio se presentaba como la visualización de una película más para pasar el rato (y evitar la cola de Speed Racer) se convirtió en una hora y media de humor inteligente y ácido donde se busca la complicidad con el espectador, aunque de casual no tenía nada. El director Max Lemcke nos presenta situaciones que todos hemos vivido o compartido con amigos, que son clásicas anécdotas surgidas en la mayoría de las empresas grandes de este país. De esta forma, entre el reparto nos encontramos a los jefes de la empresa interpretados de forma impecable por Juan Diego y Luis Tosar, donde hay que remarcar que Juan Diego se come la película, reflejando perfectamente el carisma y la mala leche que nos hacen verle auténticamente como el jefe de nuestra empresa, con un papel lleno de matices y sutilezas. Destacar la aparición de Arturo Valls, que sigue con su personaje de Camera Café. Alex Angulo aportando su clásico humor, y siendo el pelota de la empresa. No falta el pringado de toda empresa, interpretado a la perfección por Secun de la Rosa, y otros muchos personajes perfectamente reflejados en esta película.

En conclusión, película que merece la pena verla con los compañeros de trabajo (para realizar miradas furtivas a los que veáis plasmados en la pantalla) o con los amigos para pasar un buen rato, pues es una película brillante, que puede llegar a recordar a Smooking Room por la naturalidad con la que nos presenta la historia, con toques de humor ácido y esencia coral. Una pequeña perla del cine español que deja un gran sabor de boca.

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: