sábado, febrero 24, 2024

Crítica de ‘Orión y la oscuridad‘: Disfrutar de todo lo que la noche nos ofrece mientras dormimos

Las críticas de Ignacio Mittenhoff:
Orión y la oscuridad

Orión se parece mucho al niño promedio de escuela primaria: tímido, modesto, que alberga un amor secreto… Pero debajo de su exterior aparentemente normal, Orión es una bola de ansiedad adolescente, completamente consumido por miedos irracionales a las abejas, los perros, el océano, las ondas de los teléfonos móviles, los payasos asesinos de las alcantarillas e incluso caerse de un acantilado. Pero de todos sus miedos, el que más teme es el que enfrenta todas las noches: la oscuridad. Entonces, cuando la encarnación literal de su peor miedo le visita, Oscuridad se lleva a Orión a una montaña rusa alrededor del mundo para demostrar que no hay nada que temer en la noche. A medida que la inusual pareja se relaciona, Orión debe decidir si puede aprender a aceptar lo desconocido: dejar de permitir que el miedo controle su vida y finalmente abrazar la alegría de vivir.

Orión y la oscuridad es la nueva apuesta infantil de Netflix para este comienzo de año. La película está dirigida por Sean Charmatz, y entre el elenco de voces en su reparto original destacan Jacob Tremblay (Luca), Paul Walter Hauser (Cruella) y Angela Bassett (Black Panther: Wakanda Forever), entre otros. La historia de la película se basa en el cuento infantil homónimo de la autora Emma Yarlett. El guionista a cargo de la adaptación es Charlie Kaufman, escritor de notables largometrajes como Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, ¿Quieres ser John Malkovich? o El ladrón de orquídeas.

Orión y la oscuridad

Muchas similitudes con un gran éxito de Pixar

Me he llevado una grata sorpresa con el visionado de Orión y la oscuridad. Una película que muchos comparan con la gran Del revés, y razón no les falta. Si en la película de Pixar conocimos a los sentimientos que aparecen cuando nace un ser humano, en Orión y la oscuridad cambiamos a los sentimientos por los elementos que gobiernan la noche (curiosamente repetimos el mismo número de personajes, cinco, aunque no deja de ser una anécdota). Dreamworks se ha querido marcar un Del revés adentrándose en el mundo de la oscuridad y la noche, y la apuesta le ha salido realmente bien.

El comienzo de la película es realmente desolador. Conocemos a Orión, un niño que le tiene miedo a prácticamente todo lo que se mueve. Y es capaz de ponerse en la peor de las situaciones con suma facilidad. Mezclando el 3D con el 2D nos presentan todos los miedos y temores de nuestro protagonista, con cabezas cortadas incluidas. Algunos de estos miedos pueden resultar demasiado extremos o gores, rozando los límites de la censura, pero a la vez resulta gracioso y divertido. Es necesario llegar a ese punto para entender lo realmente mal que se encuentra nuestro protagonista, y lo encerrado que se siente en su pequeño mundo.

Orión y la oscuridad

La noche nos presenta unos personajes muy característicos

Si Orión es el personaje triste y negativo, encontramos en Oscuridad al personaje mas positivo y risueño de la película. Algo que choca, teniendo en cuenta que siempre asociamos la noche y la oscuridad con las tristeza, la paz, el descanso. Pero eso es algo que Oscuridad se va a encargar de demostrar que no tiene por qué ser así. Resulta complicado imaginar como representaría uno un personaje relacionado con la oscuridad. Dreamworks ha acertado de pleno, creando un personaje con cierto tono amenazante pero a la vez amistoso y achuchable.

Y qué decir del resto de elementos o personajes que forman la noche. Cada uno de ellos con su propia personalidad y todos muy acertados. Si uno se pone a pensar en los elementos que forman la noche, no me sobra ninguno de los que conocemos en esta película. Junto a Oscuridad tenemos a Duerme, quien se encarga de que todos nos durmamos por la noche, aunque para ello tenga que usar unos métodos un tanto violentos, Insomnio, esa vocecita que no nos deja dormir por las noches y nos taladra el cerebro con mil problemas, Silencio, algo indispensable cuando queremos descansar, Ruidos Misteriosos (el crujir del suelo, una tapadera del cubo de basura que se cae por arte de magia…) y Dulces Sueños, capaz de hacernos soñar con cosas imposibles. Cada uno aporta su granito de arena para que la noche transcurra con normalidad, y el ciclo de la vida no se vea alterado por ningún factor externo.

Orión y la oscuridad

Un elemento diferenciador que magnifica la película

Hay un elemento diferenciador que hace que Orión y la oscuridad sea diferente. Lo que empieza como una película normal, con un narrador que es el propio Orión contándonos su vida, al poco se convierte en un cuento que Orión está contando a su hija Hypatia en ul futuro. De repente al espectador le entran dudas. ¿Esto le ha pasado a Orión de verdad? ¿O es solo un cuento que está contando a su hija, quien por cierto, tiene los mismos miedos y fobias que su padre? A partir de este momento el espectador se encuentra un tanto desconcertado, sin tener muy claro lo que va a pasar. Un minigiro de guión realmente original, que se aleja de lo convencional y nos abre un sin fin de posibilidades.

La película nos hace ver que la oscuridad no es tan mala como la pintan. Y que, a pesar de que todos los elementos ansían conocer las maravillas que ofrece la luz del día, tienen que saber que su sitio es la noche. Una noche llena de posibilidades, y a la vez necesaria para el buen hacer de los humanos. Si la oscuridad desaparece los ciclos vitales se distorsionan.

Sin duda, Orión y la oscuridad es una película altamente recomendable, que sin llegar al nivel de profundidad de Del revés, nos enseña lo importante que es conocer a la oscuridad, no tenerle miedo. La oscuridad está junto a nosotros, nos acompaña durante toda la noche, y hay que aceptarla tal y como es. Si tenéis en casa niños y niñas que tienen miedo a la oscuridad, sentaros junto a ellos a ver esta película. Y, lo más importante de todo: no olvidéis el beso de buenas noches antes de ir a dormir.


¿Qué te ha parecido la película Orión y la oscuridad?

Orión y la oscuridad

7.8

Puntuación

7.8/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Crítica de ‘Guardianes del museo‘: Una película de gatos con mucho arte en su interior

Las críticas de Ignacio Mittenhoff: Guardianes del museo En el museo Hermitage hay un escuadrón de felinos que protegen las obras de los roedores desde hace...