jueves, septiembre 28, 2023

Locarno 76. Crítica de ‘Lousy Carter’: Comedia con los días contados

Las críticas de David Pérez «Davicine» en el 76 Festival de Locarno:
Lousy Carter

Etiquetado como un vago por su ex, un fracasado por su madre y un caparazón de sí mismo por su mejor amigo, Lousy Carter se está desmoronando, endeudado y abandonado a la deriva. Mientras interpreta El gran Gatsby para una clase de posgrado, uno de los estudiantes le ofrece a Lousy Carter una última oportunidad de vivir su sueño. Escrita y dirigida por Bob Byington, Lousy Carter cuenta en su reparto con David Krumholtz, Martin Starr, Olivia Thirlby, Jocelyn DeBoer y Stephen Root. La película ha podido verse en la Sección Concurso Internacional del Locarno Film Festival 2023.

Lousy Carter, de Bob Byington

La vida te puede cambiar drásticamente

El cineasta Bob Byington irrumpió en escena en 2008 con el éxito del festival SXSW Midnight RSO:Registered Sex Offender, al que siguió con Harmony and Me (2009) en el Sundance Lab Project. En 2012, Byington ganó el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine de Locarno con Somebody Up There Likes Me, protagonizada por Nick Offerman, y luego formó equipo con Jason Schwartzman para el éxito de culto 7 Chinese Brothers (2015). En 2017, trabajó con el incondicional de la comedia Kieran Culkin en Infinity Baby, para en 2019 estrenar Frances Ferguson, regresando ahora en 2023 muy bien acompañado por el actor principal David Krumholtz.

Lousy Carter es la historia de un fracasado profesor universitario de literatura estadounidense que durante una revisión rutinaria le dicen que le quedan seis meses de vida. Normalmente, en el cine, cuando algo así sucede, el personaje suele tener una epifanía que le cambia la vida antes de morir, aunque también se da el caso de motivarse para realizar alguna heroicidad, pero en alguna ocasión sencillamente es un error del médico y al final resulta que está bien. Obviamente, no emplearemos esta crítica para destrozar el final y saber en qué grupo encaja nuestro protagonista, aunque lo que está claro es que debe poner su vida en orden.

Lousy Carter, de Bob Byington

Melancolía y cinismo con aroma a Woody Allen

Estamos ante una historia de desenlace fatal, por los augurios y pistas iniciales, pero aún así capaz de provocar risas por las situaciones y también por el asombro de algunas escenas. Sin ser un homenaje ni quedar patente la influencia de Woody Allen en la película, Bob Byington consigue que nos vengan a la mente imágenes de las primeras películas de Woody Allen, con un toque sorprendente y refrescante, una película repleta de cinismos que satirizan el presente estadounidense, criticando desde el mundo académico a la atención sanitaria, aunque puede resultar al final algo agotador incluso para su corta duración.

El guion es irónicamente divertido y emplea al personaje de Carter para recrearse en cierto autodesprecio hacia la mediana edad, con ideas interesantes sobre el amor y la muerte, en la que no falta el toque melancólico sin llegar a ser empalagoso. David Krumholtz asume la responsabilidad de cargar toda la película a sus espaldas con un personaje que debe aprovechar dado que no es tan habitual que lo veamos en papeles principales, aunque recientemente lo hemos visto en Oppenheimer y no deja de ser un rostro conocido por todos.

Lousy Carter, de Bob Byington

Cierto es que su personaje está escrito como un hombre infantil y algo ensimismado, pero Krumholtz aporta humanidad y calidez para que seamos más comprensivos con sus actos, un antihéroe simpático que sigue siendo un niño mentalmente aunque con responsabilidades de adulto, en contraposición con muchos de los personajes secundarios, especialmente femeninos, que son personas adultas con ideas centradas chocando con las locuras que se le ocurren a Carter. Entre estos personajes nos encontramos a la sensata exnovia de Carter, Candela (Olivia Thirlby), que hace las veces de terapeuta para los problemas de Carter gracias a sus sinceros comentarios, así como la alumna objeto de deseo en sus últimos meses de vida, interpretada por Luxy Banner, quien a pesar de su situación tiene los pies en la tierra y sirve de espejo generacional.

En resumen, no son pocas las películas como Lousy Carter que hemos visto antes, aunque se puede decir de ella que es una comedia poco convencional con toda la esencia del cine independiente, tratando con ligereza muchos temas pero consiguiendo darnos algo en lo que pensar y entreteniendo, que no es poco, gracias a sus diálogos incisivos y un toque de humor inexpresivo.


¿Qué te ha parecido la película Lousy Carter?

Lousy Carter

6.5

Puntuación

6.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte

Colaboramos con

- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

71 SSIFF. Sección Oficial. Crítica de ‘MMXX’: El aburrimiento como secuela del Covid

Las críticas de José F. Pérez Pertejo: en el 71 Festival de San Sebastián: MMXX Tras dos horas y cuarenta minutos de aburrimiento supremo y...