viernes, julio 19, 2024

AMFF 2023. Crítica de ‘Enys Men’: La isla atemporal

Las críticas de Daniel Farriol en el AMFF 2023:
Enys Men

Enys Men es un thriller británico con elementos sobrenaturales y de corte experimental que está escrito y dirigido por Mark Jenkin (Bait, Bronco’s House). La historia nos muestra a una mujer que decide presentarse como voluntaria para mudarse a una isla lejana que se halla deshabitada para realizar un estudio de la flora silvestre autóctona. Una vez allí, con el transcurrir de los días será atormentada por ecos del pasado, llegándose a cuestionar si lo que está viviendo es real o una pesadilla. Está protagonizada por Mary Woodvine, John Woodvine, Edward Rowe, Isaac Woodvine, Callum Mitchell, Morgan Val Baker y Dion Star. La película tuvo su presentación en el Festival de Sitges 2022. También ha podido verse en la Sección Climatics de Atlàntida Mallorca Film Fest 2023.

La mujer y la isla

Si hubo una película considerada como el WTF de la 55ª edición del Festival de Sitges, sin duda, esa fue Enys Man de Mark Jenkin. Extraña, simbólica y sugerente, es también un visionado bastante plomizo en el que cuesta entrar dentro de su dinámica narrativa. Hay que tener en cuenta que se trata de una película independiente que está filmada en 16mm. con formato de pantalla 4:3 y cuyo corte autoral de estética experimental parece más ligado a la escena underground de los años 70 que al cine de género actual.

La no-historia que cuenta Enys Man nos sitúa en el año 1973 en una isla deshabitada a la que se ha desplazado una voluntaria para dedicarse a la observación del entorno natural y recoger información en un diario sobre los cambios que se producen en la flora autóctona. Su trabajo en la isla en absoluta soledad es comprable al que realizan los fareros que también deben pasar muchos meses aislados de cualquier atisbo de civilización. Eso sí, la propuesta estética casi documentalista de Jenkin se distancia bastante de aquel descenso a los infiernos de la locura que fue escenificado por Robert Eggers en la alucinógena El faro (2019), aunque ambas partan de escenarios emocionales similares.

Enys Men

Una narración incompleta y atemporal

Enys Man propone una narrativa bastante radical que está basada en la repetición de elementos. Así pues, el director Mark Jenkin convierte la rutina diaria de una protagonista sin nombre, la actriz Mary Woodvine, en una obsesiva sucesión de imágenes que deconstruye lo que sería un típico relato de fantasmas, no estamos ante una película de terror al uso. A medida que vayan transcurriendo los días, el pasado y el presente se fundirán en un mismo plano temporal del que iremos conociendo detalles de apariencia inconexa que se centran en una tragedia acontecida años atrás en esa misma isla. De una manera extraña, se podría decir que cuanto más avanzamos en la historia más retrocedemos en el tiempo.

La voluntaria convivirá, entonces, con los fantasmas olvidados que habitan la atmósfera paralela que va apoderándose de la isla. El estilo de Jenkin es esquivo y no quiere ponérselo fácil al espectador, las diversas lecturas que pueden extraerse de las imágenes tienen más que ver con el folclore arraigado al lugar que con datos concretos sobre lo acontecido, eso es algo que nos obligará a indagar en la memoria de los muertos sin tan siquiera conocer en profundidad cuál es su verdadera historia. Se nos muestran retazos que bien podrían formar parte de una vieja filmación incompleta, sin contexto, sin demasiada información adicional, ni explicaciones complementarias, así que si eres de los que prefieres que te lo expliquen todo al dedillo, te advierto que esta no es tu película.

Enys Man acaba convirtiéndose en una experiencia sensorial que se cuela por los poros de tu piel mientras contemplas estupefacto como van pasando por pantalla una serie repetitiva de diapositivas granuladas que, por momentos, te hará dudar de si te encuentras frente a una genialidad o ante una tomadura de pelo.

Enys Men

Una amenaza en las sombras

Enys Man asume como propios algunos de los códigos del subgénero folk horror y del eco terror, para reflexionar sobre el paso del tiempo y nuestra relación con la naturaleza. Precisamente, sin contar con apenas diálogos, el sonido ambiental de esa naturaleza junto a una banda sonora bastante inquietante se convertirán en elementos claves dentro de una atmósfera de ensoñación y desasosiego donde el director parece manejar algunos referentes cinematográficos como el de Amenaza en la sombra (Nicolas Roeg, 1973), citando él mismo a Lynch o al español José Ramón Larraz como autores que le influenciaron.

El guion de Enys Man está ideado a modo de relato-puzzle que pone a prueba la paciencia del espectador con planos recurrentes y contemplativos (fueron muchos los que abandonaron a mitad de proyección durante sus pases en el Festival de Sitges). Fascinante y exasperante a partes iguales, el exigente visionado del filme termina creciendo en la memoria obligándote a conectar las imágenes en tu cabeza para darles un sentido nuevo (o varios), es una peli ideal para un cine-club para debatirla después porque seguro que, para bien o para mal, la experiencia no dejará indiferente a nadie.

Enys Men


¿Qué te ha parecido la película?

Enys Men

7

Puntuación

7.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

La serie ‘Dune: La profecía’ se estrena en noviembre y presenta nuevo avance

En el extenso universo de Dune, creado por el aclamado autor Frank Herbert, y 10.000 años antes de la ascensión de Paul Atreides, la...