martes, junio 18, 2024

Crítica de ‘John Wick 4’: Una sofisticada y brillante danza mortal

Las críticas de Laura Zurita:
John Wick 4

John Wick descubre un camino para derrotar a la Alta Mesa. Pero antes de que pueda ganar su libertad, Wick debe enfrentarse a un nuevo enemigo con poderosas alianzas en todo el mundo y fuerzas que convierten a viejos amigos en enemigos.

John Wick 4 está dirigida, como el resto de la serie, por Chad Stahelski. Su protagonista es, también como siempre, Keanu Reeves, y en papeles de reparto encontramos a Donnie Yen, Bill Skarsgård, Laurence Fishburne, Hiroyuki Sanada, Rina Sawayama, Marko Zaror, Ian McShane, Natalia Tena, Lance Reddick, Shamier Anderson, Scott Adkins y Aimée Kwan. La película se estrena en cines el 24 de marzo de 2023 de la mano de Diamond Films.

Digna continuación de una gran saga

Hace muchos años que John Wick está con nosotros. La primera entrega, John Wick (Otro día para matar) (2014), pasó sin mucho ruido por las pantallas y, como tantas otras, se recuperó gracias al consumo doméstico. Podía haber pasado a ser una película de culto, pero los visionarios creadores sacaron una segunda entrega, John Wick: Pacto de sangre (2017), que ya fue recibida con muchas ganas por el público y consolidó las señas de identidad de la saga. John Wick: Capítulo 3 – Parabellum (2019) fue de nuevo todo un éxito, y la saga entró en el terreno de la leyenda.

En una saga con tres películas exitosas, es comprensible la tentación de los creadores de hacer una cuarta, John Wick 4, y aprovechar la popularidad del nombre. También es comprensible que los espectadores tengan ciertas dudas de si es posible que cuartas partes sean buenas. Hemos visto varios ejemplos en los que la creatividad se agota, y se hace simplemente más de lo mismo, pero sin gracia, o, en otros casos, que las ideas se lleven a límites tan extremos que se pierda el interés.  

Esta redactora cree en ir a ver todas las películas como si fueran la primera, intentando minimizar los prejuicios y las comparaciones, y hacer la reseña de tal manera que también tenga sentido para las personas que no conozcan anteriores entregas, si las hubiere. Pero ya se trate de toda una aficionada al John Wick de siempre, o de una nueva espectadora, John Wick 4 es una película estupenda y se disfruta muchísimo. Es «John Wickana» hasta el extremo, con cierto tono de ironía y las mismas señas de calidad que siempre han tenido las películas de esta saga. Cierto que dura tres horas, qué le vamos a hacer pues es el signo de los tiempos, y un poco menos de metraje hubiera bastado, pero, de hecho, dan ganas de volver a verla.

John Wick 4 es, de nuevo, la historia de una venganza, que es un plato que se disfruta más frío. La de Jonathan Wick ya está helada, la esposa que perdió y por cuya vida se toma revancha lleva muchos años muerta, pero su pesar y su afán de vengarse siguen siendo fuerzas muy poderosas. Jonathan es un hombre herido, con nada que perder, y eso explica su arrojo y sus arriesgadas decisiones. En esta ocasión, John Wick quiere obtener su libertad, y para conseguirla tiene que desafiar el poder de la Alta Mesa, la organización casi todopoderosa a la que una vez ha servido, y que ahora lo persigue por todo el mundo. Esta vez combate a la Alta Mesa desde dentro, usando las reglas internas de la organización, y ese enfrentamiento es necesariamente a vida o muerte, no se puede quedar a medias. 

John Wick 4

Decorados suntuosos y un mundo elegante y mortal

Buena parte del metraje transcurre en un mundo de opulencia y riqueza más allá de la imaginación del ciudadano común. El villano desayuna exquisiteces en el palacio de Versalles, los hoteles derrochan buen gusto y el lujo discreto de los verdaderamente ricos y alguna reunión tienen lugar en los salones de El Louvre (por cierto, que los cuadros que se exhiben en cada encuadre son comentarios acertados a los diálogos y que se presentan en primer plano). Los decorados son suntuosos, incluso decadentes, y están fotografiados con verdadero mimo. 

En estos escenarios sublimes de gente elegante, la Alta Mesa campa a sus anchas. Esa organización tiene sus tradiciones y sus reglas, que siguen con todo detalle, como veremos de nuevo en John Wick 4. Ese es uno de los puntos fascinantes de la saga, que han construido un universo coherente y denso, una forma de vida cuyos detalles vamos conociendo poco a poco en cada película, y que, en estos tiempos en los que los multiversos están de moda y proliferan por doquier, podría estar localizado en un mundo paralelo al nuestro, casi igual, pero no idéntico.

El vestuario de John Wick 4 es, como siempre, refinado y de una calidad exquisita. Los trajes de John Wick son de leyenda, sobre todo porque él los lleva siempre puestos, ya sea en las reuniones diplomáticas, las tormentas de nieve o las alcantarillas. Y qué bien les sientan a todos, por cierto, aunque lleve varios días durmiendo con ellos.

La estética es la típica de las películas de John Wick, con muchas tomas nocturnas, escenas de interior y cuidados encuadres. De hecho, la construcción de John Wick 4 a veces es totalmente abstracta, con escenarios y situaciones imposibles, en las que el absurdo se asume con total naturalidad. Hay escenas inolvidables, como el plano secuencia cenital en el que vemos a los personajes desde arriba, un plano imposible porque el techo no existe, o las escenas en una discoteca abarrotada donde los danzarines, guapísimos y enajenados, no parecen percibir lo que ocurre a centímetros de ellos. Es cine de acción, sí, pero también altamente sofisticado, planeado y rodado con mimo, y eso se nota en el brillante resultado final.

Coreografías brillantes y un guiño de ironía

Las coreografías de enfrentamientos son, como siempre, excelentes. Los participantes son verdaderos acróbatas, y sus movimientos son ágiles y fotogénicos, parece que fueran bailarines en una danza moderna, vigorosa y mortal. Hay golpes, muchos golpes, y muertes por docenas, pero todo está tan esquematizado que no ofende la sensibilidad, sabemos que es cine, sólo cine, puro cine, y no se pretende en ningún momento ser verosímil.  La música, de hecho, es una parte integrante de la acción en John Wick 4. La banda sonora crea un telón de fondo en el que encajan perfectamente los movimientos de lso actores, reforzando el efecto de que estamos presenciando una danza macabra, un baile mortal

John Wick 4 tiene un cierto tono irónico y autoreferencial, y se hacen guiños al espectador de que lo que estamos viendo no es real ni puede serlo, y tampoco importa. Estamos disfrutando una historia de fantasía, y solo queda sumergirse en ella. 

John Wick 4

Personajes interesantes y un gran Keanu Reeves

Hay una galería de personajes interesantes alrededor de John Wick, como Magnus (Bill Skarsgård), el malo es un verdadero villano, quizás el primero real de la saga. Hiroyuki Sanada tiene una presencia muy especial como Shimazu, el amigo japonés de John Wick. Y en el filo de la navaja nos encontramos a Donnie Yen como Caine, el oponente de Wick, al que se humaniza porque él, también, tiene sus propios motivos, siendo un mercenario sin vista, como ya lo fuera en Rogue One: una historia de Star Wars, pero en John Wick 4 su maestría ciega se lleva al extremo, reforzando en tono irónico de la película.

La saga de John Wick no sería lo que es si no fuera por la gigantesca interpretación de Keanu Reeves como Jonathan Wick. Reeves es un gran actor, y este personaje está hecho a su medida, beneficiándose de su forma atlética, su férreo carisma y esa expresividad que no necesita gestos para comunicar emociones. El actor se ha hecho mayor con esa barba siempre perfecta y los impecables trajes de chaqueta negros. El personaje es reservado y triste, pero tiene un cierto encanto y honestidad que transciende la pantalla.  Aparte de su talento y de su buenísima planta, está claro que Reeves es un gran profesional. Al igual que Tom Cruise, Reeves raramente usa dobles, y rueda él mismo la mayoría de sus tomas de acción. El actor está en plena forma física y ejecuta perfectamente su papel de primer bailarín en la mortal danza «John Wickana».

John Wick 4 es una experiencia visual brillante y sugestiva, una fiesta elegante y mortal. Es cine de acción hecho con mimo y cuidado por los detalles, que merece ser visto en pantalla grande.


¿Qué te ha parecido la película John Wick 4

John Wick 4

8.5

Puntuación

8.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Póster de ‘Tu madre o la mía: Guerra de suegras’, de Chus Gutiérrez

Ya está disponible el cartel de Tu madre o la mía: Guerra de suegras, la nueva película de Chus Gutiérrez (nominada al Goya por...