jueves, julio 18, 2024

Crítica de ‘Deseo ardiente’: El bibliotecario siempre llama dos veces

Las críticas de Daniel Farriol:
Deseo ardiente

Deseo ardiente (Out of the Blue) (2022) es un thriller romántico estadounidense que está escrito y dirigido por Neil LaBute (House of Darkness, Fear the Night). La historia nos muestra a un ex convicto que trabaja como bibliotecario y conoce a una seductora mujer de la que se enamora perdidamente. Está protagonizada por Diane Kruger (Marlowe, En la sombra), Ray Nicholson (Borderline, Gonzo Girl), Hank Azaria (Por un mañana mejor, Brockmire), Chase Sui Wonders (Muerte, muerte, muerte, Little Death), Victor Slezak, Gia Crovatin, Yousef Abu-Taleb y Frank Ridley. La película se ha estrenado en plataformas como Movistar+, Rakuten TV, Amazon o Apple TV desde el día 24 de Febrero de 2023.

Una historia clásica de cine negro

El director Neil LaBute se adentra con Deseo ardiente (Out of the Blue) en los códigos del cine negro clásico con una torpeza tan mayúscula que durante gran parte de la película existirá la duda de si nos encontramos frente a un homenaje al noir o una parodia. La presencia en el reparto de Diane Kruger que repite el rol de femme fatale que también encarna en Marlowe (Neil Jordan, 2022) parece decantar la balanza hacia lo primero, pero bien haría su representante de tener más cuidado con los proyectos que escoge para ella.

La trama de Deseo ardiente es tan previsible que en la primera escena ya sabemos todo lo que va a pasar después. Connor (Ray Nicholson) es un ex convicto arrepentido que trabaja como bibliotecario en un pueblo y dedica su tiempo libre a correr. La condición delictiva de su pasado (causó lesiones cerebrales a un chico de manera accidental por intentar defender a una mujer durante una trifulca) hace que sea vigilado de cerca por el policía judicial Jock (Hank Azaria) y por un agente de la policía local con malas pulgas, Fox (Frederick Weller), los cuáles no se fían de que el chico se haya reinsertado en la sociedad como un ciudadano normal. Ambos personajes están perfilados en base a la exageración de una caricatura lo que los convierte en poco creíbles.

Uno de esos días en que Connor sale a correr por los alrededores conocerá a la exuberante Marilyn (Diane Kruger), una mujer que está casada con un hombre adinerado y que, a tenor de los moratones con los que suele aparecer, está siendo maltratada por él. Connor caerá rendido a los encantos de la mujer e iniciará una peligrosa relación con ella a escondidas.

Deseo ardiente
Pasión asexuada

Las referencias a novelas y películas de cine negro son constantes en Deseo ardiente (Out of the Blue). Desde las películas en blanco y negro que cada noche ven por televisión los protagonistas hasta los libros que el bibliotecario recomienda a Marilyn (un nombre también muy cinematográfico) que son nada menos que «Pacto de sangre (Double Indemnity)» y «El cartero siempre llama dos veces». Ambas fueron escritas por James M. Cain y llevadas al cine, la primera bajo el título español de Perdición (Billy Wilder, 1944) mientras que con la segunda existe la curiosa coincidencia de que su versión más recordada fue protagonizada en 1981 por Jack Nicholson que es el padre del protagonista de esta película de LaBute.

Precisamente lo que hace el director es querer imitar los thrillers eróticos que se hacían en los años 80 y 90 mostrando la desenfrenada pasión de la pareja teniendo sexo en la playa, en la biblioteca, sobre la mesa de la cocina, en una escalera o en el suelo del salón, parece ser que la cama estaba ocupada en esos momentos. Son secuencias que no despiertan nuestra líbido en ningún momento y que están rodadas con una pereza tan asombrosa que pueden llegar a provocar alguna carcajada inesperada. La sexy aparición inicial de la Kruger saliendo del mar enfundada en un bañador rojo es un simple espejismo en un filme terriblemente mojigato y obtuso.

Deseo ardiente
Imitar no siempre es buena idea

La fotografía de postal de Walt Lloyd y la banda sonora compuesta por Adam Bosage, claramente inspirado por las melodías hitchcockianas del ilustre Bernard Herrmann, dan cierto empaque al asunto, pero todo resulta demasiado predecible en el guion como para tomarnos nada de lo que sucede en serio. Otro de los grandes problemas que tiene la película es que el drama romántico predomina sobre la intriga, tardando demasiado en arrancar los mecanismos que salpimentan la intriga criminal que se nos va anunciando sin pudor de forma constante (a través de los diálogos o de las propias referencias fílmicas) y que hace referencia a un asesinato pactado por la pareja.

Las habituales consecuencias derivadas del engaño y la traición no pillarán a nadie desprevenido y ni siquiera el twist final conseguirá salvar a este remedo sobreactuado de las novelas de Raymond Chandler y del citado James M. Caine. Deseo ardiente es tan tópica como un telefilme de sobremesa y la única razón para verla es valorar los esfuerzos de la pareja protagonista por dar credibilidad a personajes construidos con cartón piedra.


¿Qué te ha parecido la película?

Deseo ardiente

4

Puntuación

4.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Fecha de estreno y teaser tráiler de ‘Citadel: Diana’, con Matilda De Angelis

Prime Video ha desvelado el teaser tráiler de la esperada serie italiana sobre el apasionante mundo de Citadel, Citadel: Diana, y ha anunciado que...