Crítica de ‘Emily en París’ (Temporada 3): Más moda, romances y decisiones difíciles

Las críticas de Daniel Farriol:
Emily en París (Temporada 3)

Emily en París (Temporada 3) es una serie estadounidense creada y escrita por Darren Star (Sexo en Nueva York, Sensación de vivir) que mezcla comedia, romance y moda, con la dirección principal de Andrew Fleming (Una familia ideal, Jóvenes y brujas). La historia sigue las aventuras y escarceos amorosos de Emily, una joven estadounidense de Chicago que se muda a París como encargada de llevar el punto de vista estadounidense a una empresa de marketing francesa. En esta tercera temporada continúan sus aventuras y desventuras laborales y amorosas en la capital francesa que se niega a abandonar.

Está protagonizada por Lily Collins (La herencia, Tolkien), Philippine Leroy-Beaulieu (Lola y sus hermanos, Graziella), Lucas Bravo (Viaje al paraíso, The Honeymoon), Ashley Park, Samuel Arnold, Bruno Gouery, Camille Razat, William Abadie y Charles Martins. La primera temporada de la serie se estrenó en Netflix el día 2 de Octubre de 2020; la segunda el día 22 de Diciembre de 2021; la tercera el día 21 de Diciembre de 2022. Puedes leer la crítica de las dos primeras temporadas aquí.

Sin novedades en París, ni están ni se las espera

La tercera temporada de Emily en París sigue la senda marcada en las dos anteriores sin muchas novedades, así que si fuiste de los que disfrutaste con este guilty pleasure durante las dos temporadas anteriores puedo decirte que seguirás gozándola de igual manera, pese a que la mayoría de los conflictos planteados son una repetición que funciona a modo de eco de los ya presenciados con anterioridad. Darren Star es un tipo listo que prefiere no tocar nada de algo que le ha funcionado. La serie sigue siendo un compendio de comedia, romance y sexo donde todos los personajes se encuentran constantemente sometidos a tomar elecciones importantes que los colocan ante dos caminos opuestos.

De ese modo, durante los primeros capítulos, Emily deberá decidir entre seguir en París o volver a los Estados Unidos, continuar trabajando para Savoir bajo el nuevo mandato de su mentora Madeline o marcharse a la nueva empresa creada por Sylvie junto a sus viejos compañeros, o en lo sentimental seguirá debatiéndose entre el chef Gabriel y Alfie. A los demás personajes se les plantean igualmente este tipo de decisiones vitales que pueden hacer cambiar el rumbo de sus vidas, algo que resulta muy eficaz de cara al desarrollo de una trama en constante movimiento que también contiene multitud de giros dramáticos/humorísticos manejados con suficiente pericia pese a redundar en muchas ocasiones sobre los mismos asuntos ya vistos, incluso hay cierto déjà vu en lo relacionado con el diseñador Pierre Cadault, uno de los mejores y más extravagantes personajes que aparecen en la serie.

Lo banal está de moda

La decisión de que los capítulos sean cortos y estén alrededor de los 30 minutos o incluso menos, es todo un acierto que aporta un dinamismo inusitado a una serie de claro enfoque juvenil cuyos postulados pivotan entre la superficialidad de la moda, la imagen que proyectamos a los demás, la importancia de las redes sociales o el poder adquisitivo como elemento para medir el éxito social de las personas. Al tratarse de una serie de entretenimiento, no entraremos a debatir acerca de la imagen de banalidad pijo-millennial que proyectan todos sus personajes que en otro contexto, sin duda, sería para darles botellazos en la cabeza.

Emily en París (Temporada 3) está a la altura de las dos anteriores. Lily Collins sigue siendo la reina de la función con los constantes cambios de modelitos a los que nos tiene acostumbrados y, especialmente, por esa audacia que tiene en escabullirse y salir airosa de los entuertos en que suele meterse. El triángulo sentimental entre Emily, Gabriel y Camille sigue flotando en el aire, pero ya no es el eje narrativo de esta temporada y se amplían los conflictos a otras relaciones, de hecho, Camille pierde bastante protagonismo pese a que acabe siendo el detonante del cliffhanger en el último capítulo que deja todo patas arriba para su continuación.

Emily en París (Temporada 3) es una comedia bastante ligera que atrapa al espectador precisamente por su trivialidad colorista que funciona a modo de pasatiempo de desconexión cerebral. La serie utiliza sin pudor la discutible idealización vitalista de los tópicos del amor romántico y de la cultura del éxito que tantas veces han sido representados en una pantalla, pero esa visión reduccionista de la vida conectará a la perfección con el público más joven. Así que, Emily Cooper seguirá cruzando la pasarela del triunfo sin tropiezos en su camino porque como ya hemos adelantado antes no habrá 3 sin 4.

 

Listado de episodios de ‘Emily en París’ (Temporada 3)

La tercera temporada de la serie Emily en París está compuesta por 10 episodios de entre 27 y 37 minutos cada uno.

1. Tengo dos amores

Un improvisado corte de pelo es la única decisión rápida de Emily, que sigue dándole vueltas a su futuro profesional y sentimental.

2. ¿Qué está pasando…?

El caos se apodera de Savoir. Emily le pide ayuda a un antiguo compañero, pero su intento por arreglar las cosas en una glamurosa gala se va al traste enseguida.

3. La conspiración

Sylvie recurre a sus encantos para recuperar la oficina. Mindy se viene muy arriba en el ‘backstage’. Emily toma una decisión sobre su futuro.

4. Emily Cooper, en directo desde París

Además de hacer turismo por París, Emily consigue un trabajo que pone a prueba sus conocimientos de francés. Camille hace buenas migas con una artista fascinante.

5. ¡Oh, La Lista!

Emily intenta utilizar su influencia para que Sylvie aparezca en una lista de personalidades. Mindy se encuentra con un viejo amigo. Alfie da una fiesta.

6. Ex-en-Provence

Emily y compañía acuden a un lujoso evento en un château de la Provenza. Allí, los campos de lavanda, el festín y un invitado sorpresa hacen que salte la chispa.

7. Cómo perder a un diseñador en 10 días

Mientras la Agence Grateau hace frente a dramas de diseñadores por partida doble, Mindy recibe una enigmática invitación y pide ayuda a Emily y Gabriel.

8. Víctima de la moda

La situación de Pierre está en el aire mientras los rumores envuelven la inauguración de su tienda. Sylvie queda con un viejo conocido. Emily le ofrece apoyo a Gabriel.

9. El amor está en el aire

Como si no tuviera bastante con cuestionarse su relación con Alfie, Emily se enfrenta también al resentimiento del novio de Mindy. Gabriel decide centrarse en su futuro.

10. La farsa

Emily torpedea a un compañero de trabajo y ayuda a Gabriel a cumplir su sueño profesional. Entre medias, va a una fiesta en Champaña que da un giro inesperado.


¿Qué te ha parecido la serie?

Emily en París (Temporada 3)

6

Puntuación

6.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: