Crítica de ‘Emily en París’ (Temporadas 1 y 2): Sexo, moda e Instagram

Las críticas de Daniel Farriol:
Emily en París

Emily en París serie cómica estadounidense creada y escrita por Darren Star (Sexo en Nueva York, Sensación de vivir) que cuenta en la dirección con Andrew Fleming (Una familia ideal, Jóvenes y brujas). La historia sigue las aventuras y escarceos amorosos de Emily, una joven estadounidense de Chicago que se muda a París como encargada de llevar el punto de vista estadounidense a una empresa de marketing francesa. El primer escollo es que no sabe hablar francés. Está protagonizada por Lily Collins (La herencia, Tolkien), Philippine Leroy-Beaulieu (Lola y sus hermanos, Graziella), Lucas Bravo, Ashley Park, Samuel Arnold, Bruno Gouery, Camille Razat, William Abadie y Charles Martins. La primera temporada de la serie se estrenó en Netflix el día 2 de Octubre de 2020. La segunda temporada el día 22 de Diciembre de 2021.


La fórmula del éxito

Darren Star es uno de los productores más audaces de la televisión norteamericana que a lo largo de varias décadas ha sabido captar la atención de distintas generaciones de jóvenes basándose en una misma fórmula que ha ido adaptando a los distintos tiempos. Suyas son series de éxito como Sensación de vivir (1990-2000), Melrose Place (1992-1999), Sexo en Nueva York (1998-2004) o Grosse Pointe (2000-2001), y sigue con las pilas cargadas en la actualidad con la secuela And Just Like Like That…, para l@s madurit@s y esta Emily en París, enfocada más a millennials y a la generación de instagram, que ya va por su segunda temporada y se auguran muchas más. Esa fórmula se basa en mostrar a gente guapa y sus líos sentimentales/sexuales, con especial fijación por la moda, el lujo y un sentido de necesidad hacia el éxito social.

En Emily en París nos encontramos con una dulce, guapa, simpática y pizpireta protagonista de veintipocos años llamada Emily Cooper (adorable Lily Collins). Ella es una empleada de una empresa marketing norteamericana y también especialista en tareas de community manager para crear contenidos en redes sociales sobre las marcas que representan. Debido a los avatares inesperados del destino, le ofrecen sustituir a su superior en un viaje a Francia durante un año donde deberá imponer el punto de vista estadounidense en una empresa francesa de marketing que se ha convertido en filial. El principal escollo es que la chica no sabe ni una palabra de francés. La vida de la joven de Chicago en París dará un vuelco inesperado y nada más aterrizar en la Ciudad del Amor se sentirá hechizada por un entorno idílico que le propiciará multitud de aventuras y enredos tanto en lo laboral como en lo personal.

La nueva vida de Emily en París

La primera temporada de Emily en París sirve para plantear unos conflictos básicos basados en eficaces clichés. Por un lado, nos encontramos que Emily será recibida con recelo por sus nuevos compañeros de trabajo. El choque cultural, la barrera idiomática y la diferencia de costumbres entre estadounidenses y franceses a la hora de afrontar la vida, serán el eje inicial de esa tirante relación que nos permitirá ir descubriendo las distintas personalidades de algunos personajes principales de la serie, entre los que destaca la jefa francesa de Emily, Sylvie Grateau (Philippine Leroy-Beaulieu), una mujer madura con las ideas muy claras que sentirá amenazado su espacio creativo con la llegada de la chica de Chicago. Es una relación de colaboración y competitividad que irá pasando por distintas fases siempre a riesgo de explotar pero, en el fondo, tienen mucho más en común de lo que aparentan.

Por otro lado, tenemos la vida emocional de Emily. Una inmigrante china sin papeles, Mindy Chen (Ashley Park), se convertirá en su mejor amiga y, también, en mayor confidente para hablar de sus desaguisados sentimentales. Y es que pronto se planteará un triángulo amoroso entre Emily, Camille, una joven rica cuya familia posee unos viñedos, y Gabriel, un prometedor chef y vecino del que la primera se enamora y que resulta ser el prometido de la segunda. Ese triángulo será otro de los ejes sobre los que se sustenta la trama principal a lo largo de los episodios. La tercera vía que sirve de enganche para todo eso y, además, conecta a la perfección con el público más joven, es que nada más llegar a París, Emily se abrirá una cuenta de instagram donde irá subiendo las fotos de todas sus experiencias parisinas, convirtiéndose pronto en una verdadera influencer.

Una comedia romántica basada en los tópicos de siempre

Emily en París tiene una estructura de comedia romántica bastante básica que transita por lugares comunes, topicazos y un humor que oscila entre lo naïf y lo burdo (hay chistes de contenido sexual que provocan vergüenza ajena). Sin embargo, la serie es suficientemente colorista y ágil para hacerla un producto vistoso y entretenido si solo se busca despejar la mente y ver algo superficial sin trasfondo psicológico. Los capítulos de apenas 30 minutos, el ritmo ágil en el montaje, los cambios de modelitos constantes de Emily y una banda sonora repleta de temas pegadizos, son un verdadero soufflé cocinado con inteligencia para engañar a los paladares menos exigentes. Incluso, la pijita Emily, que en la vida real probablemente sería alguien de quien huiríamos, en la serie se convierte en una chica encantadora.

La segunda temporada de Emily en París ofrece pocas novedades. Se desarrollan ligeramente los mismos conflictos planteados durante la primera temporada, estirando un chicle que promete seguir por los mismos derroteros en próximas entregas. Los pocos personajes nuevos que se introducen no tienen mucho recorrido y el interés sigue radicando en los que ya conocíamos. Continúan los vaivenes dentro del triángulo sentimental formado por Emily, Gabriel y Camille, llevado a un plano aún más conflictivo, así como la rivalidad profesional entre la protagonista y Sylvie, uno de los pocos personajes secundarios caracterizados más allá del estereotipo.

Sexo, moda e instagram son los reclamos/anzuelos que Darren Star utiliza para atraer a las nuevas generaciones hacia una serie que no propone nada nuevo. Su pretendido descaro no es más que un conservadurismo recalcitrante con las necesarias cuotas de representación en cuanto a diversidad sexual y racial que, además, tiene una visión bastante discutible sobre la cultura del éxito basada en los likes en redes sociales. Pese a todas sus carencias, Emily en París es un pasatiempo que engancha, un guilty pleasure que sirve como metáfora perfecta para una sociedad frívola que da prioridad a las apariencias y a los lujos innecesarios como esas botellas de champán malo que sirven para rociarse y no para beberse.

 

Listado de episodios de ‘Emily en París’ (Primera temporada)

La primera temporada de la serie Emily en París está compuesta por 10 episodios de entre 24 y 35 minutos cada uno.

1. Emily en París

Emily aporta ideas frescas y su actitud de superación estadounidense a su nueva oficina en París, pero su incapacidad para hablar francés no ayuda mucho.

2. Femenina y masculina

Emily se mueve por los entresijos del amor francés cuando su entusiasmo en una fiesta de trabajo impresiona a un cliente ligón… y casado.

3. ¿Sexi o sexista?

Emily expresa su preocupación sobre una campaña publicitaria subida de tono mientras lidia con problemas de fontanería, clases de francés y colegas desagradables.

4. Un beso es un beso

Gracias a su simpática conocida, Emily afina el olfato para tantear a un gran cliente potencial, pero una turbia relación en el trabajo pone el trato en peligro.

5. Falsos amigos

Emily descubre que su creciente cifra de seguidores en las redes sociales le abre puertas en París, y una noche de fiesta acaba en un ‘tête-à-tête’ con Gabriel.

6. Ringarde

Una reunión con una mítica casa de alta costura se viene abajo por culpa de una horterada y Emily halla consuelo en la compañía de un profesor que parece encantador.

7. Un final francés

Emily accede a ocuparse de una actriz estadounidense en un evento ‘très chic’, pero pronto ve cómo se desmadra la noche… y la famosa a su cargo.

8. Líos de familia

La escapada de fin de semana de Emily al ‘château’ de una amiga pierde gas como el champán abierto. En París, Mindy da el do de pecho en el encuentro con sus amigas.

9. Una subasta americana en París

Una subasta benéfica, un vestido donado y un vanguardista dúo de diseño se confabulan para fastidiar a Emily mientras llama la atención del heredero de Pierre Cadault.

10. Desfile cancelado

El trabajo de Emily pende de un hilo por la debacle de la Fashion Week, así que piensa en un nuevo plan mientras se prepara para despedirse de un buen amigo.

 

Listado de episodios de ‘Emily en París’ (Segunda temporada)

La segunda temporada de la serie Emily en París está compuesta por 10 episodios de entre 27 y 35 minutos cada uno.

1. Voulez-vous coucher avec moi?

Emily, que se siente culpable por su noche con Gabriel, decide irse de finde romántico para pasar página. El nuevo trabajo de Mindy resulta tener muy poco glamur.

2. ¿Cómo se va a Saint-Tropez?

¿Currar el finde? ¡Qué horror! Incluso estando en Saint-Tropez, Emily no puede olvidarse de su trabajo. Pero una metedura de pata en las redes podría obligarla a hacerlo.

3. ¡Bon anniversaire!

Mientras organiza una cena para celebrar su cumpleaños, Emily comparte un momento demasiado íntimo con las amigas de Camille y acepta la ayuda de Gabriel con el menú.

4. Jules y Em

Cuando los dramas personales afectan su trabajo en Savoir, Emily decide esforzarse más en sus clases de francés. Mindy se las ve con un mimo durante su actuación.

5. Un inglés en París

Emily intenta practicar francés con alguien de su clase mientras compagina la inauguración del restaurante de Gabriel con una fiesta de Chopard y la furia de Camille.

6. Punto de ebullición

Los ánimos se caldean la noche de la inauguración de Chez Lavaux. Emily siente que Alfie tiene una idea errónea de ella. Sylvie despierta el interés de un fotógrafo.

7. El cocinero, la ladrona, su fantasma y su amante

Emily por fin parece llevarse bien con Alfie, pero una chaqueta prestada provoca una situación de lo más incómoda. Sylvie está indignada por el nuevo cliente de Savoir.

8. Champán y otros problemas

Tras una cena sospechosamente extraña con Alfie, Emily se marcha al ‘château’ de Camille, donde se descorchan algo más que los tapones de las botellas de Champére.

9. Aromas y sensibilidad

La jefa de Emily de Chicago indaga en las cuentas de Savoir, lo que pone nerviosa a Sylvie. El incipiente romance de Mindy sufre un revés cuando su secreto sale a la luz.

10. Una revolución francesa

La lealtad de Emily se ve puesta a prueba en el desfile de Versalles, que se convierte en el escenario de un enfrentamiento decisivo para el futuro de Savoir (y el suyo).


¿Qué te ha parecido la serie?

4.1/5 - (22 votos)

Emily en París

6

Puntuación

6.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: