lunes, junio 17, 2024

Crítica de ’El Contratista (The Contractor)’: Thriller hecho con plantilla

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
El Contratista (The Contractor)

En El contratista, el sargento de las Fuerzas Especiales James Harper (Chris Pine) es dado de baja del ejército y privado de su pensión. Endeudado y desesperado por mantener a su familia, Harper es contratado por una fuerza militar clandestina privada. Cuando la primera misión sale mal, este soldado de élite se encuentra atrapado en una peligrosa conspiración.

Dirigida por Tarik Saleh (El Cairo confidencial, Chico del Cielo), El contratista es un thriller de acción con un profundo núcleo emocional y un marcado trasfondo político. Está protagonizada por Chris Pine (Star Trek, Wonder Woman) y completan el reparto Ben Foster (Comanchería, El mensajero), Gillian Jacobs (Community, Vaya Resaca), Kiefer Sutherland (24, Última llamada), Florian Munteanu (Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos, Creed II. La leyenda de Rocky), Eddie Marsan (21 gramos, Happy, un cuento sobre la felicidad) y Nina Hoss (El hombre más buscado, La audición), entre otros. La película se estrena el 11 de noviembre en exclusiva en Prime Video de la mano de Diamond Films.

Buena idea, pero mal llevada a cabo

El contratista nos cuenta cómo, después de ser dado de baja involuntariamente de las Fuerzas Especiales de EE. UU., el sargento James Harper (Chris Pine) se une a una organización privada militar, junto con su mejor amigo y bajo el mando de un compañero veterano, para poder mantener a su familia. En una misión encubierta en el extranjero, Harper, atrapado en una peligrosa conspiración, debe evadir a quienes intentan matarlo para poder regresar a casa.

Con esa trama da la sensación que estamos ante un buen thriller de acción, y que Chris Pine tendrá un nuevo personaje de franquicia con el que seguir llegando a nuestros hogares con frecuencia, pero por desgracia El contratista no tiene un guion solido al que agarrarse, dejándonos a oscuras en muchos momentos, incluso al final, no teniendo claro si era la intención de los guionistas o más bien se trata de un fallo a la hora de la escritura de la película.

Sin novedades en el horizonte

Cada vez con más frecuencia decimos que una película aporta poco, o que lo que nos cuentan ya lo hemos visto mil y una veces antes. Y eso mismo sucede con El contratista, que no ofrece nada que no hayamos visto cientos de veces en las películas de Hollywood, con personajes que parecen hechos con la misma plantilla de un guion estándar empleado para cualquier película sin mucho presupuesto de este género.

Para un thriller de acción, nos coge por sorpresa todo lo que tarda el guion en presentar la situación del protagonista antes de tomar decisiones que orientarán su nuevo futuro laboral. Y una vez presentado el protagonista y lo que sucede en su vida, rápidamente decide aceptar un trabajo que parecía jamás aceptaría, pero la difícil situación financiera de su familia hace que deje a un lado sus reticencias. Es quizás en ese punto donde tan sólo podemos ver algo interesante en la película, realizando una dolorosa crítica al lado oscuro de la vida militar.

Pero a pesar de ese mensaje que intenta mostrarnos, estamos ante un guion flojo, sorprendiendo encontrarnos en la dirección a alguien de la calidad de Tarik Saleh, quien debuta en la dirección de películas en Estados Unidos con una producción muy inferior a las que acostumbra a ofrecernos. Lo único que parecía salvaría la película era Chris Pine, que, tras estar en grandes franquicias como Star Trek o Wonder Woman, compagina su trabajo con interpretaciones en películas que rozan la «serie B» con presupuesto como ésta, no esmerándose demasiado tampoco, no vaya a ser que la película mejorase, pero demostrando que es un actor a tener en cuenta siempre.

La escasa profundidad que dan al personaje de Pine proviene de algunos flashbacks de su infancia, pero no dejan de ser detalles superficiales que no aportan en exceso. Junto a Pine tenemos a Gillian Jacobs y Kiefer Sutherland, quienes cumplen con lo justo y necesario que se les exige para sacar adelante sus personajes en esta historia. Por destacar del reparto, vale la pena disfrutar de la interacción entre Chris Pine y Ben Foster, quienes ya interpretaron a hermanos en Comanchería y elevan el nivel del drama de este thriller de acción gracias a su gran química.

Patriotismo desde tierras germanas

En Estados Unidos disfrutan mucho realizando películas muy patrióticas, en las que los protagonistas parezcan andar entre banderas ondeando, y los thrillers de acción son las que más demuestran su patriotismo. Curiosamente, El contratista es una película patriótica pero vista desde una perspectiva alemana, dado que la acción tiene lugar principalmente en Berlín.

No ver las mismas escenas de siempre en escenarios como el Capitolio o la Casa Blanca al menos aporta algo de frescura a una película de Hollywood que gira alrededor de las Fuerzas Especiales de EE. UU., pero al final nos muestran la ciudad de Berlín entre sombras y con un aspecto lúgubre que no hace más que incrementar el sopor que nos genera la película cuando no estamos viendo escenas de acción.

En resumen, El contratista es un predecible thriller de acción que no aprovecha la idea original, incluyendo su historia demasiados personajes poco interesantes y una oscuridad que no ayuda a la hora de mantenernos despiertos.


¿Qué te ha parecido la película El contratista?

El contratista

4.5

Puntuación

4.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES