LOCARNO 75. Crítica de ‘Nação Valente (Tommy Guns)’: Entre el realismo y la ensoñación

Las críticas de David Pérez «Davicine» en el 75 Festival de Locarno:
Nação Valente (Tommy Guns)

Escrita y dirigida por Carlos Conceição, Nação Valente (Tommy Guns) es, en palabras de su director, una reflexión sobre la historia, sobre la guerra y el miedo, y un retrato de la metafísica de la tiranía. Está pensada como una reflexión sobre la naturaleza cíclica del fascismo y cómo sigue siendo una amenaza para la evolución. Está protagonizada por João Arrais, Anabela Moreira, Gustavo Sumpta, Miguel Amorim, Vicente Gil, André Cabral, Ivo Arroja, Diogo Nobre, João Cachola, Meirinho Mendes, Ulé Baldé, Leonor Silveira, Silvio Vieira y Angelina Gonga. La película ha podido verse en la Sección «Concorso internazionale» del 75 Locarno Film Festival 2022.

Una película plagada de realismo mágico

Aunque parezca curioso, hay algo común en el cine portugués además del idioma en el que está rodado, y es que se realizan muchas producciones que giran alrededor del pasado. El director de Nação Valente, Carlos Conceição, nació en Angola en 1979, cinco años después de que los portugueses acabaran con la dictadura con la Revolución de los Claveles y con el período de Portugal como potencia colonial, y se ha basado en esos momentos históricos para ambientar esta película plagada de realismo mágico que comienza en Angola en 1974, momento en el que los portugueses, la iglesia y el ejército, se están retirando de un país que está siendo desgarrado por fuera y por dentro.

La película establece el ambiente violento que se vive desde las primeras escenas. Nação Valente nos lleva hasta 1974, momento en el que los portugueses y sus descendientes huyeron de Angola, donde los grupos nacionalistas reclamaron gradualmente su territorio. Una niña tribal descubre el amor y la muerte cuando su camino se cruza con el de un soldado portugués. Entonces, una escuadra portuguesa se encuentra acuartelada dentro de un muro del que tendrán que escapar una vez que el pasado salga de la tumba para reclamar su ansiada justicia.

Entre el realismo y la ensoñación de la guerra

Nação Valente está rodada de manera realista, pero se combina también con una paleta de colores tan artística que parece que en algunos momentos estemos en un paisaje de ensueño. En algunas ocasiones, los momentos más realistas se difuminan para sumergirnos en esta belleza surrealista que roza lo aterrador, y con el magnífico trabajo del director de fotografía Vasco Viana, el director logra adormecernos con un cautivador y sereno ritmo a pesar de la temática. Otra contribución esencial a la película es el sobresaliente trabajo del diseñador de sonido Rafael Gonçalves Cardoso, capaz de convertir largas escenas sin diálogo en excursiones inmersivas en la selva angoleña con un sobresaliente pasaje sonoro.

Dentro de lo que cuenta, la película es bastante ambigua, y realmente cada lado involucrado en la sangrienta guerra de independencia considera que su lucha es noble. Los jóvenes soldados portugueses luchan para defender sus principales territorios portugueses de ultramar, mientras los nacionalistas angoleños intentan recuperar su tierra, pero ni siquiera la película aclara en ningún momento a qué nación se refiere el título.

Gracias a su puesta en escena y la interesante presentación de los bandos, Nação Valente no funciona como una epopeya en tiempos de guerra con héroes y enemigos bien delimitados, sino que se acerca más a un estudio de la guerra, el miedo y la tiranía, sin olvidarse de la relevancia de los discursos colonialistas.

Gana al verse con el conocimiento previo justo

Nação Valente es de esas películas que conviene verla sin saber demasiado lo que nos vamos a encontrar, pues por la trama podríamos pensar que es un tipo de película, pero la segunda mitad de la película nos depara muchas sorpresas, por eso veo necesario en esta crítica evitar analizar escenas o situaciones concretas. De lo que no hay duda es que las secuencias de conflicto chocan con la sombría realidad, pero estas contradicciones son manejadas con una gran facilidad por el director, logrando intrigarnos durante las dos horas de duración de la película, que además  se ve impulsada por las grandes actuaciones de su reparto, aunque el guion (claramente de forma intencionada) no da a los actores mucho con lo que trabajar.

La falta de contextualización política puede parecer inicialmente extraño, pero en ningún momento la película quiere ser una lección de historia sobre la independencia de Angola, y gracias a la ausencia de cualquier información sobre el período en el que estamos o las partes involucradas en la guerra se consigue que poco a poco la película señale intencionalmente la naturaleza cíclica de la violencia, recordándonos que el colonialismo continúa.

Carlos Conceição sigue el camino iniciado por otros cineastas de su generación y no tiene reparos a la hora de adentrarse en el cine de género, logrando sorprendernos con Nação Valente, una película melancólicamente realista y estilísticamente ensoñadora que refleja un episodio aterrador del turbulento pasado de Angola. Sin duda alguna, esta película debería impulsar la carrera de Conceição y entrar en las listas de los cineastas a seguir para ver cómo evoluciona su carrera.


¿Qué te ha parecido la película Nação Valente?

Nação Valente (Tommy Guns)

8

Puntuación

8.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: