Crítica de ‘Traces’ (Temporada 2): Ciencia forense

Las críticas de Daniel Farriol:
Traces (Temporada 2)

Traces (Temporada 2) es una serie británica creada por Amelia Bullmore (Scott & Bailey) y Val McDermid (Wire in the Blood). Esta segunda temporada cuenta en la dirección con Chris Foggin (Música a bordo) y Claire Winyard (Our Girl, Gente de barrio), mientras que en los guiones Bullmore esta vez coescribe junto a Jess Williams. Se trata de un thriller policial relatado desde la perspectiva de la investigación forense. Los hechos acontecen unos cuatro meses después de la resolución del caso de la primera temporada.

Está protagonizada por Laura Fraser (Dark Encounter, The Loch), Jennifer Spence, Michael Nardone, Molly Windsor (La infamia, Engaño), Martin Compston (Line of Duty, Sister) y Laila Rouass. La primera temporada se estrenó en España a través de Filmin el 13 de Abril de 2021 y puedes leer nuestra crítica aquí. La segunda temporada se ha estrenado el día 16 de Agosto de 2022.

Dos nuevas investigaciones forenses

Las profesoras Sarah Gordon (Laura Fraser) y Kathy Torrence (Jennifer Spence) están de vuelta. Y como veremos más tarde, ellas son las auténticas protagonistas de la segunda temporada de esta estupenda serie británica que aúna investigación forense con intriga policíaca, contando también con una mayor presencia en escena del inspector Neil McKinven (Michael Nardone). Traces (Temporada 2) se inicia aproximadamente cuatro meses después de la detención del malvado Phil MacAfee (Vincent Regan) como presunto autor del asesinato de la madre de Emma Hedges (Molly Windsor).

En los primeros dos episodios veremos a Emma y su novio Daniel MacAfee (Martin Compston), hijo del detenido, afrontar la difícil situación de tener que testificar en el juicio sin que eso afecte a la estabilidad de su relación. En paralelo a esa trama que da continuidad a la primera entrega de la serie, se introducen dos nuevas subtramas de investigación pura.

Por un lado tenemos a Sarah Gordon y Neil McKinven, cada vez más unidos en lo personal, trabajando juntos en un caso de atentados con bomba que parece estar relacionado con la subcultura virtual incel («involuntarily celibate») que aglutina a hombres que son incapaces de mantener relaciones con mujeres y desarrollan una rabia interna hacia ellas. Por otro lado está Kathy Torrence que investiga junto a una nueva alumna del SIFA («Institute of Forensic Science and Anatomy» de Dundee) la aparición junto a un lago de dos cadáveres que tienen la cabeza cercenada.

Un giro inesperado que funciona

Si esperas encontrarte con una simple repetición de la primera temporada te equivocas. Lo que hace de forma muy inteligente Traces (Temporada 2) es abrir esas dos nuevas subtramas de investigación que subyacen bajo la línea argumental principal del juicio para a partir del tercer capítulo dar carpetazo a todo lo relacionado con Emma y los MacAfee, haciéndoles desaparecer literalmente de escena probablemente pensando en próximas entregas, para centrarse en esta segunda temporada en todo aquello que parecía iba a ser lo secundario.

Con esa arriesgada decisión de guion y la desaparición de algunos de los protagonistas, para mi se da en el blanco. Nos alejamos de la parte más telenovelesca e inverosímil que tenían los primeros capítulos y, aunque tendremos aquí un triángulo sentimental algo forzado, se hace una apuesta sólida y más decidida en enfocarse hacia todo lo que envuelve a la investigación forense, así que seguro que los amantes de series como CSI o Bones lo celebrarán tanto como yo.

Es cierto que en ese giro inesperado de los acontecimientos se pierde un poco de acción e intriga, pero en realidad no estamos frente a una serie policíaca de ritmo vertiginoso donde, por ejemplo, importe demasiado mantener el suspense alrededor de la identidad del terrorista. Aquí cuenta más el relatar de manera minuciosa todo el proceso de investigación y el estudio de las pruebas forenses, es decir, es mucho más importante el «cómo» que el «quién» o el «porqué». Y todo eso se hace sin renunciar nunca a una cuidada atención a sus personajes principales. Sarah Gordon y Kathy Torrence son dos mujeres fascinantes, metódicas en el laboratorio y complejas a nivel personal, que además están muy bien caracterizadas por las actrices que las interpretan, Laura Fraser y Jennifer Spence, respectivamente. Ellas son el alma verdadera de esta serie que apunta a convertirse en franquicia.

Traces (Temporada 2) nos devuelve una serie tan entretenida como adictiva que mejora las prestaciones de la primera temporada y que casi puede verse de un tirón debido a que solo consta de 6 episodios de apenas 45 minutos cada uno.


¿Qué te ha parecido la serie?

Traces (Temporada 2)

7.2

Puntuación

7.2/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: