AFF 2022. Crítica de ‘Heartbeast’: Sobre amistades y amores tóxicos

Las críticas de David Pérez «Davicine»  en el AFF 2022:
Heartbeast

Trap, glitter y lágrimas. Heartbeast es un retrato de una obsesión Z donde dos adolescentes que podrían formar parte del casting de Euphoria se ven envueltas en una espiral enfermiza de celos, dependencia Münchhausen y música vibrante. Dirigida y escrita por Aino Suni, está protagonizada por Carmen Kassovitz, Elsi Sloan, Adel Bencherif, Camille, Lucille Guillaume y Chilla. La película se ha presentado en España en el Atlàntida Film Festival de Filmin en Julio-Agosto de 2022.

Juego de poder entre el amor y la amistad

Aino Suni es una cineasta residente en Helsinki descrita como una de las directoras escandinavas más prometedoras de su generación. Hasta la fecha había dirigido múltiples cortometrajes que fueron seleccionados en prestigiosos festivales y su primer largometraje documental Never Again, sobre la rapera Mercedes Bentso, tuvo su estreno mundial en 2018 en Helsinki International Film Festival – Love & Anarchy, antes de su estreno en salas de Suecia y Finlandia.

Heartbeast es su segundo largometraje, rodado predominantemente en francés, y centrado en la aspirante a rapera Elina, de 17 años, quien se ve obligada a mudarse de Finlandia al sur de Francia cuando su madre se echa un novio francés. Cuando conoce a su nueva hermanastra, la carismática bailarina Sofía, que vive una doble vida llena de drogas y alcohol, se enamora de inmediato. Un enamoramiento que pronto se convierte en obsesión mientras Elina adopta métodos cada vez más brutales para tenerla para sí misma, mientras que Sofia empuja a Elina más profundamente a su propio mundo de mentiras y engaños. La amistad de Elina y Sofia comienza a convertirse en un juego de poder con consecuencias tóxicas.

El cine finlandés sigue de moda

Desde hace unos años, el cine finlandés está experimentando un gran auge, y no sólo en festivales, sino también entre los espectadores asiduos al buen cine. De esta forma tenemos recientemente películas como Compartimento Nº 6, que resultó galardonada en los festivales de Cannes y Seminci, y fue seleccionada como la candidata finlandesa a la Mejor Película Internacional en los Óscar; Girl Picture se alzó con el Premio del Público en el Festival de Sundance; o la cinta de terror finlandés Hatching que ha despertado mucho interés y grandes críticas. El paso adelante que ha dado el cine finlandés parece que no va a tener vuelta atrás, y son cada vez más asiduas las propuestas interesantes que llegan a todo el mundo desde este país.

Hace tiempo, era impensable que cintas finlandesas tuvieran éxito fuera de sus fronteras, y parecían dirigidas exclusivamente al público finlandés, pero la nueva generación de cineastas piensan internacionalmente desde el principio, y se han encontrado con una industria abierta a las coproducciones, lo que es casi obligatorio para un país tan pequeño, surgiendo así nuevas historias y voces, como es la de Aino Suni con su Heartbeast.

Entre luces de neón y atardeceres bucólicos

Cuando pienso en Nicolas Winding Refn automáticamente me viene a la mente el uso particular del color y los neones que hace en sus películas, algo que también emplean con acierto otros directores como Gaspar Noe. Aino Suni parece seguir esta característica tan llamativa del uso del color, y vemos la película plagada de colores vivos, en contraste con la tendencia de los thrillers nórdicos tan oscuros y sombríos, lo que aporta a la película un toque personal, aunque no innovador, pero si apropiado para esta historia.

La fotografía juega un papel importante, y los colores vivos plagan toda la película, en casi cualquier plano, sobre todo por el peculiar color de pelo de la protagonista y sus indumentarias coloridas y casi reflectantes, el uso de los neones queda relegado a las noches, repletas de música y drogas, en claro contraste con el bello e intenso color del sur de Francia, con sus puestas de sol rosadas, resplandecientes luces nocturnas y llamativas flores de colores. La Riviera francesa remarca aún más el contraste en las vidas de las protagonistas tras su viaje desde el frío y sombrío norte hasta la agradable paleta de color de esta zona francesa.

Una versión juvenil de Joker

No hay duda que sin saber nada de la película, y tan sólo viendo el póster, podemos llegar a imaginar que vamos a ver una precuela de Joker de Jared Leto, con esa piel blanquecina y el pelo verde, además de una mirada que parece ocultar demasiados y oscuros secretos. Y aunque no tenga nada que ver con el universo DC, la protagonista Elina bien podría acabar de villana de cualquier película, pues nos sorprenden con una actuación increíble de Elsi Sloan que logra transmitir un sinfín de emociones, siendo capaz de atraparnos con su impresionante presencia y su peculiar carisma. La actriz, que realmente no hablaba nada de francés, consigue convencernos de ser su segunda lengua, rapea con un nivel e intensidad impresionante, y muestra una evolución sorprendente desde una joven temerosa del cambio al que se enfrenta en su vida hasta el oscuro despertar de sus deseos más ocultos y su capacidad para hacer lo que haga falta con el único objetivo de conseguir sus sueños, todo ello con un rostro que es capaz de impregnarnos de emociones sin necesidad apenas de diálogos.

Carmen Kassovitz, hija del director y actor francés Mathieu Kassovitz, es la «hermanastra» de la que se enamora Elina, Sofia, una joven con una larga trayectoria en danza y ballet, lo que es vital en su papel, dado que más que la interpretación debe dotar a su personaje de unas habilidades físicas sobresalientes en estos artes, y logra encandilarnos como lo hace con Elina gracias a sus movimientos hipnóticos y versatilidad en los diferentes estilos que baila. Se nota que ha habido mucho tiempo de preparación para la película, pues Elsi y Carmen pasaron tantas horas juntas que se hicieron íntimas amigas y en la película se nota que existe ese vínculo muy natural entre ellas.

En Heartbeast, la música es igual de importante que los protagonistas, pues los temas que canta que Elina deben ser capaces de relatarnos sus sentimientos e ir apreciando en sus letras hacia donde nos dirigen sus emociones, y la protagonista se implicó en la escritura de las letras de rap, aunque fue el rapero francés Chilla quien escribió la pista principal de la película, un tema absolutamente increíble que evoluciona según avanza el metraje, y si prestamos atención a su letra vemos que se transfoma la protagonista. Pero no es el único implicado en la banda sonora, pues la rapera finlandesa Merceder Bentso se ha encargado de la letra de la primera canción de rap, mientras que la partitura de la película está compuesta por JB Dunckel, conocido por su trabajo en Las vírgenes suicidas de Sofia Coppola.

El paso a la mayoría de edad a base de rap

Heartbeast podría verse como una historia sobre personas queer, y es que la directora no ha ocultado que forma parte de su propia autoexpresión y responde a su propia necesidad de ver mujeres amando a mujeres en la pantalla, pero hay que dejar claro que el hecho de que la historia tenga un tono oscuro no tiene nada que ver con ser queer, pues los amores tóxicos y la posesividad puede verse en cualquier tipo de amor, jugando aquí con una gran ambigüedad moral. Pero más allá de lo que la historia cuente, no cabe duda que también encaja esta película como otra de las muchas historias que acostumbramos a ver actualmente sobre el paso a la mayoría de edad.

Elina cambia de vida y de país de residencia, y se enfrenta a este momento de cambios en una época crucial de la vida en el que se da el paso a la mayoría de edad, llegando nuevas responsabilidades. Ella usa el rap como una forma de expresar incluso sus emociones más oscuras, miedos y fantasías prohibidas, y eso es algo original dentro de lo que se acostumbra a ver en las historias sobre la mayoría de edad. La protagonista ve un significado mucho más profundo en todo lo que vive, desde una amistad a un amor, mientras realmente aprende de la vida, aunque no siempre las decisiones son las más apropiadas, y opta por sacar a relucir su parte más oscura y siniestra, lo que también aporta a la película, pues cuenta la típica historia con un estilo muy diferente.

Heartbeast es una versión sombría de las típicas historias sobre la mayoría de edad, con una banda sonora sobresaliente, y un reparto joven capaz de mostrarnos desde lo peor a lo mejor de las generaciones venideras. Finlandia sigue aportando a la cinematografía mundial películas capaces de contar historias sencillas desde enfoques muy diferentes, y aquí tenemos a la chica de la que no renunciaría el Joker de su paternidad, y seguramente también disfrutaría con sus letras de rap.


¿Qué te ha parecido Heartbeast?

Heartbeast

7.5

Puntuación

7.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: