martes, mayo 21, 2024

Crítica de ‘Reyka’: Corderos y lobos feroces

Las críticas de Daniel Farriol:
Reyka

Reyka es una serie policíaca sudafricana creada por Rohan Dickson y dirigida por Catharine Cooke y Zee Ntuli. El guion está escrito por Rohan Dickson y Jake Riddell, adaptando una historia de éste último. La trama sigue a Reyka Gama, una agente de policía especializada en trazar perfiles psicológicos de asesinos en serie. Ella misma fue secuestrada en su infancia por una pareja que cuidaron de ella como si fueran su familia, pero que la mantenían encerrada en el interior de una casa. Está protagonizada por Kim Engelbrecht (Dominion, Bunny Chow: Know Thyself), Iain Glen (The Lost Girls, The Colony (Tides)), Anna-Mart van der Merwe, Rashaan Stackling, Hamilton Dlamin, Leeanda Reddy, Thando Thabethe y Sifiso Simamane. La serie se ha estrenado en España a través de Filmin el día 22 de Junio de 2022.

La agente de policía y su trauma

Reyka es un thriller psicológico que asume como propio el manual del género policíaco durante la investigación de unos asesinatos a mujeres jóvenes por parte de un asesino en serie en el extremo este de Sudáfrica. Lo que hace más interesante y curiosa esta serie es la manera en que integra en una trama criminal convencional un contexto social exótico que la hace diferente a otras ficciones similares. La historia está protagonizada por Reyka Gama (Kim Engelbrecht) una detective de la policía sudafricana que está especializada en trazar perfiles psicológicos de criminales y asesinos, y que precisamente acaba de atrapar a un serial killer en un tiempo récord. Tras ese éxito es destinada a su pueblo natal donde ha aparecido el cadáver de una chica en los cañaverales de KwaZulu-Natal, un asesinato que pronto tendrá continuidad con otros cometidos bajo el mismo modus operandi, lo que indica la posibilidad real de la presencia de otro asesino en serie en la zona.

La particular capacidad de Reyka para desentrañar la mente de criminales es debido a que ella misma de pequeña fue secuestrada durante años por un granjero llamado Angus Speelman (Iain Glen) que la adoptó como si fuera su propia hija. Al igual que las protagonistas de The Inside (Tim Minear y Howard Gordon, 2005-2006) o Express (Iván Escobar, 2022), su traumática experiencia le sirve como acicate para su investigación, aunque conlleva secuelas en su conducta social. En este caso, Reyka mantiene el contacto con su secuestrador, ahora en prisión, siendo una extraña relación de dependencia emocional que se sitúa entre el «síndrome de Estocolmo» y la necesidad de recordar todo lo sucedido en aquella granja como forma de catarsis personal. La serie mantendrá en paralelo el misterio de esas dos líneas temporales hasta el final.

El contexto que hace diferente a ‘Reyka’

Cada uno de los 8 capítulos de Reyka se inicia con una escena del pasado, cuando Reyka era tan solo una niña y vivía con Speelman, su esposa Portia y la hija de ambos, Lucy, una niña que estaba encerrada en el cobertizo y que la protagonista no sabe a ciencia cierta si era real o producto de su imaginación, tal vez, como mecanismo de defensa para sobrevivir al encierro que ella misma padecía. Paradójicamente, el secuestro coincide con el año 1994 que es cuando se realizaron las primeras elecciones libres en Sudáfrica. Esas escenas están grabadas con una textura de imagen diferenciadora del resto, la fotografía tiene un aspecto casi bucólico, pero el formato de 3/4 sirve para reflejar el verdadero cautiverio que había tras esas escenas familiares. Es un contraste que también se da en la mente de la propia Reyka, cuyos recuerdos son al mismo tiempo de felicidad y terror.

Tras esa secuencia de apertura de cada capítulo, volvemos al presente, centrándonos en la investigación policial de los asesinatos a chicas jóvenes que se están produciendo en los campos de caña de azúcar. La localización se convierte en un escenario insólito que dota a la acción de gran contenido sociopolítico derivado de la historia del país, algo que no siempre es fácil seguir bajo una mirada europea. Las estructuras de poder se dividen en pequeños compartimentos que incluyen a líderes religiosos y espirituales de las distintas etnias o tribus de la población nativa que tienen sus propias leyes y costumbres ancestrales, y que están obligados a convivir en un equilibrio de funambulismo frágil con los poderes fácticos del país, la jurisdicción policial o los últimos reductos de latifundistas afrikaanders (herederos de los colonos neerlandeses y alemanes) con los que aún mantienen litigios territoriales.

Es un contexto apasionante que enriquece la trama policíaca con, además, un marcado trasfondo económico (las víctimas son mujeres jóvenes y pobres que se aventuran con un desconocido por los cañaverales bajo la promesa de un trabajo). Para más inri, la protagonista, Reyka, es una mujer mestiza, con todas las connotaciones raciales que conlleva en su propio proceso de ubicación identitaria.

El silencio de las víctimas

Profundizando en la psicología del personaje de Reyka y la relación con su secuestrador Angus Speelman al que visita periódicamente en la cárcel, podemos encontrar vagas coincidencias con la relación que tenían Clarice Starling y el Dr. Hannibal Lecter en El silencio de los corderos. Hay un momento que parece que vamos a encaminarnos por ahí cuando se insinúa un quid pro quo entre la inspectora y el criminal. Reyka necesita recordar todo lo que sucedió en aquella granja y descubrir si Lucy existió de verdad, pero a cambio Speelman le pide que firme una nueva declaración ante el tribunal que propiciaría su puesta en libertad condicional y quiere que le ponga en contacto con Portia que actualmente se encuentra incluida en un programa de protección de testigos.

Por suerte, la serie Reyka no se limita a copiar ese precedente y solo se utiliza para definir la capacidad de manipulación que tiene el secuestrador con la ahora detective. Es una relación tóxica para la mujer de la que necesita desprenderse y que sigue afectando a sus relaciones sentimentales o al cuidado de su hija. Reyka aún siente cariño y admiración por Speelman, algo que le hace odiarse a sí misma, pero él es quién ocupó la figura de su padre y de su primer amor, así que la única manera de despertar de su hechizo es recordar todo lo que sucedió en aquella granja para poder pasar página de forma definitiva. Esta parte es francamente interesante y está tratada con delicadeza para entender las motivaciones del personaje protagonista, algo que no pasa con determinadas acciones policiales absurdas que parecen destinadas a entorpecer la investigación más que a resolverla.

Reyka es una sólida serie policíaca que se preocupa por sus personajes y que utiliza con inteligencia el entorno social en que se desarrolla. Tanto Kim Engelbrecht como Iain Glen realizan un trabajo excelente que aporta mucha credibilidad a su compleja relación. Al final, lo que menos importa aquí es la resolución de la investigación de los asesinatos que sí cae en algunos lugares comunes del género, cuenta más el trayecto que el destino.

 

Listado de episodios de ‘Reyka’

La serie sudafricana Reyka consta de 8 capítulos de entre 50-55 minutos cada uno.

Episodio 1

Reyka está especializada en realizar el perfil criminal psicológico de los asesinos en serie y tras una serie de crímenes deberá volver a mostrar su capacidad para atrapar a un nuevo asesino. Por otro lado, es convocada a una audiencia para aprobar la solicitud de libertad condicional del secuestrador que la retuvo siendo una niña y ahora tiene la intención de ser puesto en libertad tras más de veinte años de encarcelamiento.

Episodio 2

Reyka y la policía investigan los seis cuerpos descompuestos que han sido encontrados en los cañaverales, teniendo a muchos sospechosos encima de la mesa, pero ninguna prueba fehaciente. Sus visitas a la cárcel para hablar del pasado con Speelman reabren traumas en ella que parecían olvidados.

Episodio 3

Reyka y su equipo investigan los vínculos entre Macingwane y la tribu Msomi, y comienza a parecer que todos en la región tienen algún tipo de vínculo con los cadáveres.

Episodio 4

Una muestra de tierra extraída de los cañaverales y su posterior desaparición de la sala de pruebas de comisaría, empieza a despertar sospechas en el equipo policial y especialmente en su jefe, Héctor Zwane.

Episodio 5

Nandi es atacada por el asesino y está a un suspiro de perder la vida. La policía sigue investigando sin hallar pistas claras de lo que sucede.

Episodio 6

Reyka y Samuel están llenos de culpa cuando comienzan a reconstruir los vínculos entre un nuevo incidente desgarrador y su caso del asesino de los cañaverales.

Episodio 7

Reyka recrea el tiroteo de Soda y se sorprende al descubrir que todas las pruebas conducen a un sospechoso más cercano a ella de lo que podría imaginar.

Episodio 8

Reyka es capturada por un despiadado asesino en serie que está a punto de utilizar su modus operandi asesino con ella. Sus compañeros buscan pistas para hallar su paradero, pero se quedan sin tiempo. Speelman sale de prisión y en su cabeza tiene una idea muy claro de lo primero que quiere hacer…


¿Qué te ha parecido la serie?

Reyka

7.7

Puntuación

7.7/10

1 COMENTARIO

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES