Crítica de ‘Slow Horses’: Los espías ya no son lo que eran

Las críticas de Daniel Farriol:
Slow Horses

Slow Horses es una serie de espías británico-estadounidense dirigida por James Hawes (El alienista, Black Mirror). Los guiones corren a cargo de Will Smith, Morwenna Banks, Mark Denton y Jonny Stockwood, que adaptan la serie de novelas escritas por Mick Herron sobre el personaje de Jackson Lamb. La trama sigue a un equipo de agentes de inteligencia británicos que sirven en un departamento indeseable del MI5 debido a los errores que terminaron por hundir sus respectivas carreras. Está protagonizada por Jack Lowden (Benediction, Calibre), Gary Oldman (Mank, La posesión de Mary), Olivia Cooke (Sound of Metal, Purasangre), Kristin Scott Thomas (¡Que suene la música!, Suite francesa), Rosalind Eleazar, Dustin Demri-Burns, Saskia Reeves, Christopher Chung, Jonathan Pryce y Chris Reilly. La serie se ha estrenado en Apple TV+ el día 1 de Abril de 2022.

Los espías marginados

Slow Horses adapta la serie de novelas creadas por Mick Herron sobre el espía Jackson Lamb, así que si el público la acoge con cariño podemos tener temporadas para rato. La primera temporada se inicia con una espectacular secuencia de acción y suspense en el enclave de un aeropuerto donde se está llevando a cabo una operación secreta para detener a un terrorista islámico que pretende acometer un atentado con bomba que podría provocar una auténtica masacre. El encargado de detenerlo es el agente River Cartwright (Jack Lowden), bajo la supervisión de Diana Taverner (Kristin Scott Thomas), pero un error de comunicación con otro agente convierte la operación en un auténtico desastre. Tras eso y aunque solo se tratara de un simulacro de prueba, el destino del agente será la «Slough House», un refugio-establo donde trabajan los «Slow Horses» del MI5.

Esos «caballos lentos» son un grupo de agentes de inteligencia degradados por su ineptitud para desarrollar tareas importantes dentro de una agencia gubernamental. River pasará sus siguientes semanas rebuscando en la basura de un periodista vinculado a movimientos de la extrema derecha para hallar pistas en un caso del que no tiene más detalles, tal vez, incluso no haya caso y solo sea una estratagema de su nuevo jefe, el irascible Jackson Lamb (Gary Oldman), para mantenerlo ocupado. En realidad todos los que trabajan allí ocupan el tiempo con tareas inútiles, son perdedores que una vez quisieron ser espías. Entre ese equipo de ineptos e inadaptados sociales destaca la presencia de Sidonie ‘Sid’ Baker (Olivia Cooke), una joven capaz e inteligente que no parece pertenecer a ese lugar, tal vez, esconda un secreto que lo explique…

Lamb es el Rey de la función

Si esta atípica serie de espías destaca por algo es por la creación del personaje de Lamb. El que fuera un agente modélico dentro del MI5 realizando con éxito peligrosas misiones por los lugares más peligrosos de todo el planeta se ha convertido ahora en un viejo alcohólico que expulsa flatulencias inoportunas con la misma velocidad que lanza exabruptos sarcásticos contra todos sus empleados a los que cataloga como inútiles integrales (y con alguno la verdad es que tiene razón). Ese mobbing salvaje hacia sus Slow Horses nos regala algunas de las líneas de diálogo más divertidas de la serie, pero desde un principio tenemos claro que esa pandilla de torpes espías se verá envuelta en una complicada trama de espionaje y secretos de estado en la que deberán demostrar sus limitadas capacidades.

No estamos ante una aventura protagonizada por Mr. Bean o a lo Top Secret! (Jim Abrahams, David Zucker, Jerry Zucker, 1984), pero dentro de una trama de investigación seria que remite al cine de espías clásico de los años 60-70 también encontraremos situaciones tan hilarantes como la de quedarse sin gasolina en mitad de una importante persecución. El meollo del asunto se inicia con el secuestro de un joven de origen islámico por parte de un grupo de extrema derecha que pretende ejecutarlo y retransmitirlo por YouTube cortándole la cabeza en directo al estilo de los grupos integristas radicales. Esa dramática situación que convierte la investigación en una lucha contrarreloj para salvar la vida del secuestrado es solo parte de un entramado mucho más complejo con ramificaciones que van desde la política hasta los propios estamentos de seguridad nacional. Entonces Lamb es cuando despertará de su letargo autoinflingido.

Un reparto espléndido

El guion es inteligente y, a veces, cuesta de seguir, pero los alivios cómicos y, sobre todo, las excelentes escenas de intriga que se intercalan, dotan al conjunto de un empaque que eleva la serie muy por encima de productos formulaicos de digestión fácil y es que, además, la primera temporada de Slow Horses va ganando en interés a medida que avanza. Gary Oldman se luce en el rol del mordaz y estrafalario Lamb, ¡cómo se nota cuando el actor está trabajando a gusto y no para recibir un cheque al final de la jornada! Sin duda, será uno de los papeles por los que se le recordará en el futuro, su personaje es todo un regalo y, si se consigue mantener el nivel de los diálogos en las siguientes temporadas, pasará a ser un icono de la ficción televisiva.

El resto del reparto no le va a la zaga. Al estupendo trabajo de Jack Lowden, Kristin Scott Thomas, Saskia Reeves o Rosalind Eleazar, hay que añadir la presencia de secundarios talentosos como Olivia Cooke y Jonathan Pryce que, ojalá, adquieran mayor presencia en la siguiente entrega. Slow Horses es una serie de espías locuaz y dinámica que sabe regenerar a los clásicos que realizaron en su momento Hitchcock, Frankenheimer o Pollack, trayéndolos a una época mucho más absurda donde el enemigo ya no es el comunismo ni un presunto invasor ideológico sino sostener un equilibrio sociopolítico controlado por los poderes fácticos. La banda sonora compuesta por Daniel Pemberton y Toydrum juega a combinar ambos estilos, hay sonidos rítmicos que recuerdan a la música de los 70, pero la canción de los créditos «Strange Game» interpretada por Mick Jagger, posee un estilo de modernidad vacilona que impregna toda la serie.

 

Listado de episodios de ‘Slow Horses’ (Primera temporada)

La primera temporada de la serie de espías Slow Horses está compuesta por 6 episodios de aproximadamente 50 minutos cada uno. Ya se ha rodado la segunda temporada.

Episodio 1 – Los errores son contagiosos

River Cartwright es expulsado del MI5 y se encuentra en un lugar peor que el purgatorio: Slough House, un verdadero vertedero de espías fallidos donde deberá lidiar, literalmente, con la basura de las personas que vigilan entre los constantes desprecios e insultos de su superior, Jackson Lamb, un agente de inteligencia mítico que ahora se ha convertido en un despojo.

Episodio 2 – Bebidas de trabajo

River y su compañera Sid unen fuerzas en una investigación que les traerá consecuencias nefastas. El secuestro de un hombre por parte de un grupo radical de extrema derecha parece ser la punta del iceberg de una conspiración mucho más compleja.

Episodio 3 – Mala transacción

Slough House es un lugar poco probable para un romance secreto, pero los acontecimientos toman un giro oscuro cuando un encuentro peligroso se vuelve mortal. Los «caballos lentos» deberán trabajar en equipo para desentrañar quién hay detrás de todo el asunto.

Episodio 4 – Horario de visitas

La calculadora Diana Taverner envía a sus perros a cazar a Lamb y a los Slow Horses. River parece tener el secreto para salvar a la pandilla, aunque eso signifique desafiar los oscuros planes de sus superiores.

Episodio 5 – Fiasco

La banda debe desaparecer para evitar ser capturada por el MI5 y sus agentes. Lamb y River se dirigen a The Park para burlar a Taverner y encontrar la manera evitar que el chico secuestrado sea asesinado.

Episodio 6 – Locuras

Taverner y los «Caballos Lentos» intentan diferentes enfoques para localizar a los secuestradores y a Hassan, quién lo consiga antes ganará el duelo. Ho hace un descubrimiento impactante sobre Sid que puede cambiar el futuro de los acontecimientos.


¿Qué te ha parecido la serie?

Slow Horses

7.5

Puntuación

7.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: