Crítica de ‘El secreto de Vicky (Mystère)’: Bailando con lobos

Las críticas de Daniel Farriol:
El secreto de Vicky (Mystère)

El secreto de Vicky (Mystère) es un drama francés dirigido por Denis Imbert (Platane, Les chemins de pierre) que también co-escribe el guion junto a Mathieu Oullion (Mañana empieza todo, Un verano en Ibiza), Stéphanie Vasseur (Infidelity) y Rémi Sappe. La historia narra la amistad entre una niña de 8 años que acaba de perder a su madre y un lobezno que es perseguido por los cazadores del pueblo. Está protagonizada por Vincent Elbaz (No soy un hombre fácil, No limit), Shanna Keil, Marie Gillain (Espías en la sombra, El infierno), Tchéky Karyo (The Eddy, Possessions), Eric Elmosnino, Vincent Deniard, Eric Savin y Romain Lancry. La película se ha estrenado en España de la mano de A Contrcorriente Films el día 29 de Abril de 2022.

Un drama familiar entrañable

El secreto de Vicky es un entrañable drama familiar que habla con sencillez sobre la superación del duelo a través de la creación de nuevos vínculos afectivos. Inspirada por una historia real, la película nos presenta a un hombre viudo, Stéphane (Vincent Elbaz), que se muda junto a su hija de 8 años, Victoria (Shanna Keil), a un pequeño pueblo en las montañas para iniciar una nueva vida tras haber fallecido su esposa. La inesperada tragedia ha golpeado especialmente a la frágil infante que incluso ha dejado de hablar y no quiere comunicarse con su padre. Por suerte, todo cambia y la niña recuperará la ilusión por la vida cuando durante un paseo por las montañas un pastor le regale un cachorro llamado «Mystère (Misterio)». El problema es que, aunque al principio asumen que se trata de un perro, en realidad es un lobezno, lo que dificultará la adaptación de padre e hija en un entorno hostil donde los aldeanos persiguen a los lobos para matarlos como una medida de protección preventiva para sus rebaños y cosechas que están siendo devastados por esos animales.

El filme está narrado de una manera liviana y sin profundizar demasiado en los aspectos más dramáticos o coyunturales. Se prefiere apostar por un drama adaptado para todos los públicos, muy en la línea de Disney, ideal para completar una sobremesa agradable y sin demasiados sobresaltos. Posee el toque de una aventura juvenil de antaño donde destaca la unión emocional que se establece entre la niña y el pequeño lobo. A eso se le añade una subtrama de interés romántico (no consumado) cuando Stéphane conoce a Anna (Marie Gillain), una veterinaria que se debate entre el deber y lo que le dicta el corazón, y otra subtrama que funciona como alivio cómico como son las apariciones del tío de la niña Thierry (Eric Elmosnino), aunque hay que decir que tienen una gracia de corto alcance. El conflicto central de la película es la persecución que sufren los lobos por parte de los cazadores del pueblo, algo que choca de bruces con la necesidad que tiene la niña de seguir cuidando a su lobezno como si fuera un animal de compañía.

La niña, el lobo y unas montañas espectaculares

El guion de El secreto de Vicky es bastante previsible y superficial, desperdiciando la oportunidad de profundizar en algunos de los temas espinosos que propone. Por ejemplo, el proceso del duelo en la infancia se soluciona casi de un plumazo, aunque sí es una decisión acertada el utilizar la pérdida del habla como efecto postraumático para escenificar ese dolor que irá desapareciendo tras el efecto sanador que le produce la compañía y el cariño sin condicionantes del lobo. Una feel-good movie especialmente recomendable para animalistas o gente en general que disfruta con la compañía de los animales. Es una parte que está contada de manera emotiva, siendo las escenas íntimas entre la niña y el perro-lobo mientras juegan o se cuidan mutuamente las que acaban resultando más estimables dentro de un conjunto simpático a la par que intrascendente.

Haciendo un juego de palabras con el título original, El secreto de Vicky es un filme sin misterio. Eso sí, más allá de los manidos estereotipos que utiliza para definir a los personajes, la historia funciona como un ejercicio bienintencionado sobre la convivencia entre hombres y animales para hacer del mundo un lugar mejor. Así que, prepara un buen surtido de pañuelos y disfruta con la ternura que desprende esta aventura amable y azucarada en la que destacan los impresionantes paisajes naturales del valle de Marte en Cantal, en pleno Macizo Central francés.


¿Qué te ha parecido la película?

El secreto de Vicky

5.8

Puntuación

5.8/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: