Crítica de ‘Possessions’: Las tradiciones y sus fantasmas

Las críticas de Daniel Farriol:
Possessions

Possessions es una serie de producción franco-israelí creada por Shachar Magen que también co-escribe los guiones junto a Valérie Zenatti (Una botella en el mar de Gaza, La Melodie) dirigidos por Thomas Vincent (La nouvelle vie de Paul Sneijder, Le nouveau protocole). Este thriller dramático cuenta la historia de Natalie, una joven francesa expatriada en Israel, que es acusada de haber asesinado a su marido durante su boda. Karim, un diplomático francés que trabaja en la embajada le brindará su ayuda y caerá gradualmente bajo el encanto de la joven. Está protagonizada por Nadia Tereszkiewicz (Solo las bestias, Sauvages), Reda Kateb (Los últimos parisinos, Hipócrates), Noa Koler (Cash Register, Stage Crush), Judith Chemla (Mis hermanos y yo, Burning Ghost), Aloïse Sauvage (Flow navideño, Especiales), Dominique Valadié, Ariane Ascaride y Tchéky Karyo. La serie se ha estrenado en España en Filmin el día 23 de Noviembre de 2021.

Una boda con final infeliz

Possessions es una interesante serie francesa sobre el peso de las tradiciones en la convivencia colectiva y en el desarrollo individual de las personas. La historia está ambientada en el Israel actual, un lugar donde más allá del eterno conflicto con el pueblo palestino, encontramos una amalgama de diferentes culturas, religiones, idiomas y maneras de pensar que puede llegar a ser un caos en determinadas situaciones. La protagonista es una ciudadana francesa que se trasladó a vivir allí junto a su familia, siendo la madre de origen israelí y el padre polaco. En el primer episodio asistimos a su boda por el rito judío con un joven de allí, aunque en esa presentación de la serie ya vemos que la habitual felicidad imperante en esos acontecimientos aquí está empañada por algunos comportamientos extraños (especialmente de la madre) y otras situaciones que nos adelantan que, sin duda, no va a ser el día más feliz en la vida de la chica.

Y efectivamente, tras el apagón protocolario en el momento de la tarta, el novio aparece degollado y la novia ensangrentada sosteniendo el cuchillo en la mano. Todas las miradas y sospechas apuntan a que ella lo ha asesinado. Ese inicio puede recordar al punto de partida de muchas intrigas de whodunit ideadas por la escritora británica Agatha Christie, pero nada más lejos de la realidad, Possessions es un thriller policíaco que se desprende casi siempre del quién para profundizar y entender los porqués en una historia de eminente carácter psicológico y sociológico. Ahí entra también en escena el equívoco título de la serie que augura una deriva sobrenatural que, es cierto, sobrevuela en determinados momentos la trama para sostener el suspense, aunque el tema de las posesiones sirve a los guionistas, en realidad, para trazar una reflexión metafórica sobre cómo afectan las relaciones personales y la presión social en la libertad de acción que tienen las mujeres.

Lo sobrenatural como parte del contexto sociológico

Possessions es más atractiva por el contexto en que se mueve que por la historia en sí. Para algunos puede ser insatisfactoria en su resolución donde quedarán algunos interrogantes sobre la mesa o mejor dicho, algunos cabos sueltos que difícilmente encontrarán una explicación racional. En esta ocasión eso es lo de menos, la serie aboga por plantear un puzzle de personajes que se entremezclan a través de sus distintas creencias, religiones e idiomas para conformar un caleidoscopio de riqueza cultural no siempre armónico para las relaciones entre todos ellos. Cada uno de los personajes intentará imponer al otro su forma de pensar y, a menudo, sin dar demasiadas explicaciones sobre las motivaciones reales en la toma de sus decisiones, algo que puede molestar un poco al espectador. Se oculta información de forma deliberada para mantener la intriga y derivar las sospechas hacia diversos frentes, es algo un poquito tramposo.

Se echa en falta una mayor dedicación a personajes secundarios con potencial (las hermanas de la chica, por ejemplo) que hubieran servido como puente generacional para sacar a relucir la evolución que han tenido las convicciones supersticiosas de los mayores en el devenir de sus respectivas vidas. Sin embargo, en general, la apuesta que hace la serie resulta convincente al establecer un escenario donde predomina el miedo ante el peso de las tradiciones y sus demonios, siendo el extremismo religioso un yugo que afecta al comportamiento social e incluso a la salud psicológica de las personas que se ven sometidas a los designios de la fe en contra su voluntad. En Possessions encontramos un debate de ideas en el que nadie escucha, hay demasiados elementos culturales contrapuestos que distancian los unos de los otros para lograr que puedan comprenderse en toda su plenitud.

La serie combina con inteligencia la subtrama dramática, el policíaco de investigación, lo sobrenatural e incluso el romance. Además de la novia ensangrentada, Nathalie (Nadia Tereszkiewicz), tenemos como protagonistas principales al empleado de la embajada francesa de origen árabe que cae bajo su hechizo, Karim (Reda Kateb), y a una metódica inspectora israelí, Esti (Noa Koler), que se empeña en buscar más allá de las evidencias policiales desafiando a las miradas casi imperceptibles que infravaloran su valía profesional por ser mujer. Possessions es una serie a la que cuesta arrancar, se toma su tiempo, requiere de la paciencia del espectador para situarse adecuadamente en un contexto que va más allá de la intriga criminal. Eso no quiere decir que el ritmo sea lento, encontraremos escenas de acción y tensión diseminadas a lo largo de los capítulos, pero lo principal aquí son los detalles multiculturales que dibujan con sutileza el espectro social en el que nos movemos. Ahí radica la verdadera fuerza de esta, por momentos, fascinante historia ideada por Shachar Magen.


¿Qué te ha parecido la serie?

3/5 - (14 votos)

Possessions

7

Puntuación

7.0/10

2 comentarios en «Crítica de ‘Possessions’: Las tradiciones y sus fantasmas»

  • el 1 diciembre, 2021 a las 11:03
    Enlace permanente

    me ha parecido pedante, insufrible, pesada, aburrida y con un guión impresentable

    Respuesta
  • el 17 diciembre, 2021 a las 22:43
    Enlace permanente

    Al principio no me gustó, me costaba ponerme en situación, y creo que era por el doblaje en español. En el 3er capítulo me pasé al original y empezó a cobrar sentido para mí todo lo que iba sucediendo. Me ha gustado cómo han utilizado como base el efecto de las tradiciones religiosas y culturales en las vidas de las diferentes mujeres que aparecen.
    Parece una cosa que no es, tiene muchas capas: las supersticiones religiosas como excusa para someter a las mujeres; mujeres que someten a otras mujeres; mujeres que quieren huir de todo y no saben cómo hacerlo. Un 8/10

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: