Crítica de ‘Efímera como la flor del cerezo‘: Desgarradora comedia romántica

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Efímera como la flor del cerezo

Un joven aspirante a fotógrafo se enamora de una peluquera llena de vida. Y el futuro parece sonreírles… hasta que un giro del destino lo cambia todo. Efímera como la flor del cerezo es una película de amor que condensa la belleza y el carácter efímero de las flores de cerezo, y se basa en el bestseller japonés homónimo de Keiichi Uyama, publicado por Shueisha.

Dirigida por Yohihiro Fukagawa (In His Chart), está protagonizada por Kento Nakajima (Nisekoi, Teen Bride) y Honoka Matsumoto (In This Corner of the World). Completan el reparto Kento Nagayama, Yuki Sakurai, Shuntaro Yanagi, Yumi Wakatsuki, Jun Kaname, Hidekazu Mashima y Mitsuhiro Oikawa.

Efímera como la flor del cerezo está producida por Kei Haruna, famoso por sus películas románticas, desde Crying Out Love in the Center of the World y Be With You hasta My Tomorrow, Your Yesterday y Quiero comerme tu páncreas. La película se estrena en Netflix el 24 de marzo de 2022.

Una trágica historia de amor contra el tiempo

Efímera como la flor del cerezo es una película basada en la novela «Sakura no Yona Boku no Koibito» del escritor Keisuke Uyama, y tal fue el éxito de esta novela publicada por primera vez en 2017 que Netflix vio garantías de éxito en su adaptación a largometraje, con Yoshihiro Fukagawa al frente de la dirección.

A la hora de trasladar a imágenes la novela, se ha dividido la película en dos claros segmentos, lo que se puede hacer dada la larga duración de la misma, por lo que tenemos una comedia romántica de amor en estado puro en una primera parte, y una trágica historia de amor en la segunda.

La película nos presenta a Haruto, un aspirante a fotógrafo que se enamora perdidamente de su peluquera, Misaki. Cuando por fin se atreve a pedirle que salga con él, ella tiene un descuido y le corta el lóbulo, siendo ese el inicio de este cuento de hadas que parece vivir la joven pareja… hasta que Misaki contrae una rara enfermedad que la hace envejecer a toda prisa ante sus ojos.

Un duro golpe para la pareja y el espectador

Kento Nakajima y Honoka Matsumoto interpretan a la pareja protagonista, consiguiendo que sus personajes resulten encantadores, y haciéndonos partícipes de este primer amor. Gracias a ellos nos metemos de forma fácil en la historia, y casi vivimos de primera mano este romance a través de sus miradas, sus silencios y sus maravillosas conversaciones. En este punto todo sucede de forma dinámica y divertida, empapando de felicidad cada momento. Y culpa de ese subidón de azúcar que nos da en los primeros 40 minutos de historia consiguen que sea aún más duro el devenir de los acontecimientos cuando cambian radicalmente nuestro estado de ánimo.

La enfermedad de la protagonista y su relación con su amado es el eje central de la segunda parte de la película, una enfermedad de la que nos dieron pistas de inicio pero puede que pasáramos de largo al no ser raro que algunos jóvenes puedan tener canas por estrés o genética. El título de la película es idóneo como reflejo de la aceleración del envejecimiento de la protagonista, pasando su juventud en un momento delante de sus ojos, y marcando de forma drástica el poco tiempo de vida que tiene por delante.

El cineasta ha optado por no recrearse en exceso en las marcas del paso del tiempo en la protagonista, mostrando poco su rostro, casi siempre con gafas de sol y mascarilla, pero su comportamiento, lo poco que nos dejan ver y sus manos marchitas son más que suficiente para que la historia pase la línea de la tristeza y abandonemos cualquier esperanza de ver a la joven protagonista con la que volvimos a sentir mariposas en el estómago. Esta ausencia de la imagen de la protagonista coincide con los deseos de la joven (de edad) de no querer que nadie más vea su cuerpo, pero también ayuda a que el impacto sea aún mayor cuando la vemos.

Efímera como la flor del cerezo es una triste película de amor que juega con destreza con nuestras emociones, como otras películas japonesas han sabido hacerlo antes. Una primera mitad romántica y luminosa cede paso a una segunda parte desgarradora que nos rompe el corazón. Con una bella fotografía, y dos actores implicados, estamos ante una historia de amor imposible para aquellos espectadores predispuestos a dejarse llevar por un mar de lágrimas.


¿Qué te ha parecido la película?

Efímera como la flor del cerezo

7

Puntuación

7.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Un comentario en «Crítica de ‘Efímera como la flor del cerezo‘: Desgarradora comedia romántica»

  • el 6 abril, 2022 a las 05:53
    Enlace permanente

    Amé está película. Pensé que iba hacer una más y no pare de llorar en toda la película hatsa que terminó!!!

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: