Crítica de ‘11M‘: Una sociedad sacudida

Las críticas de Elvira Monreal:
11M

11M es una película documental de hora y media en la que se despiezan, parte por parte, los atentados del día 11 de marzo del 2004, donde se desvelan detalles sobre la administración gubernamental, la reacción social y las repercusiones políticas que nacieron aquella mañana de jueves. Bajo la dirección de José Gómez se visualiza un análisis detallado y desgarrador de los engranajes de estos terribles hechos, y se estudia la historia que dio pie a que los mismos ocurrieran.

Las confesiones de las víctimas, los descubrimientos que no se revelaron en su tiempo y el testimonio de expertos periodistas internacionales permiten tener una idea mucho más clara de los hechos que acontecieron aquellos días. Se garantizan emociones como la empatía y la compasión por aquellos que sufrieron directa o indirectamente, y rabia por la negligencia política que avergonzó a todo un país. Este documental se estrena en Netflix el 23 de febrero de 2022.

Secretos de un atentado

El documental 11M nos deja atónitos al hacernos testigos de los engaños políticos con intenciones claramente fraudulentas de las que algunos fueron culpables y contra los cuales otros intentaron luchar.  ¿Quién iba a esperarse que el propio presidente del gobierno engañara a una nación? La vergüenza con la que el espectador percibirá estas imágenes hará que sea imposible no darle vueltas durante un tiempo a todo el dolor que podría haberse evitado si los susodichos políticos no hubieran querido lucrarse de un asesinato masivo.

La inmensa recopilación de información suministrada por periodistas internacionales y de documentos clasificados, sumada a la exhaustiva investigación por parte de peritos forenses y cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, no dejan nada que desear ante una audiencia con necesidad de pruebas refutadas, de porqués y respuestas que en su día no se dieron. Este documental de investigación abre en canal un atentado histórico que sacudió un país.

El latido de las víctimas

Parte el corazón cada lágrima de aquellos que se vieron envueltos por la masacre y las mentiras. La sutileza con la que se evita el morbo del ataque para centrarse en las víctimas, su historia y testimonios, y la delicadeza con la que las escenas gráficas se sustituyen por viñetas dibujadas para evitar herir la sensibilidad, hacen que este documental gire en torno a aquellos que sufrieron y aún siguen haciéndolo.

Esta labor de investigación crea un documental completo e informativo que se construye sobre el respeto por las víctimas y sus familias, por los sanitarios, bomberos y policías que ayudaron cuando cualquiera habría huido. La serenidad y la templanza con la que se dan los testimonios invitan al espectador a unirse calmadamente a un movimiento de lucha por la paz a través del diálogo, la compasión y la empatía.

Derecha vs. Realidad

Derecha e izquierda se disputan, en las fechas del atentado, la presidencia del país. Aún ahora vemos las imágenes y se nos eriza el vello al pensar en la maldad de algunos políticos para conseguir sus objetivos. El documental cambiará, para aquellos que aún no estén informados sobre el tema, la mentalidad y la visión de lo ocurrido durante los meses posteriores al atentado.

Se expone sin miedos las acciones egoístas de la derecha, con una calidad de cintas excepcional que nos muestran la realidad de aquellos días. Podremos ser testigos de nuevo de la tensión que se mascaba y gozaremos del privilegio de volver a juzgar mentalmente a dichas personas. El sentimiento de rabia popular se contagia durante el documental, que exponen con claridad los hechos que acontecieron y cuyas esquirlas aún perduran en el tiempo. Volver a tener la oportunidad de reflexionar detenidamente sobre el tema y de obtener información que en su día se ocultó se vuelve crucial a la hora de visualizar el largometraje y nos permite entender todas y cada una de las partes en las que se divide el documental.

Conclusión

Esta hora y media que nos hace testigos de nuevo de una tragedia despierta en el espectador humildad, honestidad y empatía, características de un buen ciudadano. La dureza de los relatos fragmenta el corazón de los espectadores, que atónitos visualizarán este documental y sus historias, confesiones y lágrimas. Se garantizan reacciones de ira e impotencia al vivir de nuevo la tragedia, pero se agradece que por fin se dé la importancia que merecen aquellos que tantas veces han sido ninguneados y abandonados por las instituciones y algunas áreas de la sociedad.


¿Qué te ha parecido la película?

11M

8.5

Puntuación

8.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: