Crítica de ‘Puerta al verano’: La paradoja del gato

Las críticas de Daniel Farriol:
Puerta al verano

Puerta al verano es un drama romántico japonés con elementos de ciencia-ficción dirigido por Takahiro Miki (Your Eyes Tell, Fortuna’s Eye) con guion de Tomoe Kanno (Kagefumi, Ranhansha), adaptando la novela de Robert A. Heinlein. La historia nos sitúa en el año 1996 donde Soichiro Takakura es un joven genio de la robótica que tras sufrir un engaño corporativo lo pierde todo y decide optar por la criogenización para olvidar sus problemas. Está protagonizada por Kento Yamazaki (Alice in Borderland, Orenji), Kaya Kiyohara (The Brightest Roof in the Universe, My Blood & Bones in a Flowing Galaxy), Naohito Fujiki, Natsuna Watanabe, Kenta Hamano, Taizô Harada, Hidekazu Mashima, Tomorô Taguchi y Rin Takanashi. La película se ha estrenado en Netflix el día 26 de Diciembre de 2021.


Mitad ciencia-ficción, mitad telenovela

Puerta al verano es un relato muy descompensado que combina el drama romántico más edulcorado con una insulsa intriga corporativa y elementos de ciencia-ficción tan interesantes como poco explotados. La historia se basa en una novela del estadounidense Robert A. Heinlein, uno de los iconos de la literatura de ciencia-ficción de enfoque sociológico que no ha tenido hasta la fecha demasiada suerte con las adaptaciones al cine que se han hecho de sus obras, siendo las más conocidas Starship Troopers (Paul Verhoeven, 1997) y Predestination (Michael y Peter Spierig, 2014).

En esta ocasión, es el japonés Takahiro Miki quién deriva el relato original que contenía bastante humor hacia un melodrama telenovelesco que incide en el elemento romántico como eje fundamental para el desarrollo de los personajes principales. La historia nos presenta a Soichiro, un genio de la robótica que en 1996 está trabajando en un prototipo que puede cambiar el futuro. La rocambolesca trama hace que pierda sus acciones en la empresa de investigación y sea sometido a un proceso de criogenización que lo mantendrá dormido durante 30 años. Al despertar, con la ayuda de un robot humanoide, intentará averiguar desesperadamente cuál es el paradero de su hermanastra y encontrar una forma de viajar al pasado para cambiar su destino y volver a estar juntos.

Regreso al pasado

En su intento de abarcar demasiados asuntos, Puerta al verano acaba fracasando en la mayoría de ellos. Por ejemplo, la trama romántica tiene un inicio algo perturbador al tratarse de una pareja de hermanastros que se conocen desde niños, teniendo en la actualidad 17 años la chica por 27 del chico. Aunque en un principio él la rechaza cuando la adolescente en edad escolar le demuestra sus sentimientos, está claro que el vínculo afectivo es recíproco y en el futuro están predestinados a estar juntos. Para conseguirlo es necesario «adecuar» esas diferencias de edad a las convenciones sociales y los viajes en el tiempo siempre son útiles para conseguir una reestructuración de nuestras vidas. La ambigüedad de la relación incestuosa queda en un segundo plano y solo se explora la necesidad romántica de ambos.

Siendo Robert A. Heinlein un autor que normalmente cuidaba al detalle la credibilidad de las paradojas temporales, sorprende que en la película haya un lío morrocotudo en algunas decisiones cuyas teorías no se sostienen por ningún lado, sin duda, el guionista debería revisar la trilogía de Regreso al futuro para entenderlo, especialmente la segunda entrega. Los mejores personajes de Puerta al verano comparten el nombre de Pete: un robot humanoide que ofrece el contrapunto cómico ante tanta intensidad melodramática y un gato que es el compañero inseparable del protagonista y que en invierno busca sin descando abrir una puerta que le lleve al verano.

Puerta al verano es una floja incursión en la ciencia-ficción demasiado centrada en aburridas intrigas corporativas lideradas por malvados de cartón piedra que están interpretados con tanta exageración por el reparto que casi bordean la parodia involuntaria. Pese a todo, la película tiene un acabado visual correcto, algunos efectos visuales apañados y una fotografía trufada con colores suaves para convertir la experiencia en un visionado agradable. En definitiva, película más recomendable para románticos que para fans de la ciencia-ficción.


¿Qué te ha parecido la película?

4/5 - (5 votos)

Puerta al verano

5

Puntuación

5.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: