Centenario Fernando Fernán Gómez: Crítica de ‘Cinco tenedores‘ (1979)

Las críticas de José F. Pérez Pertejo:
Cinco tenedores

Antes de que las estrellas Michelín se convirtiesen en el (impostado) paradigma de la calidad de un restaurante, eran los tenedores los que les daban el toque de distinción; si bien seguían una clasificación que se basaba más en el equipamiento del establecimiento que en la calidad culinaria de la carta, un restaurante de cinco tenedores era la máxima categoría del lujo y la elegancia. Y así, Cinco tenedores, tituló Fernando Fernán Gómez su decimonovena película, la más berlanguiana de todas cuantas dirigió a lo largo de su carrera.

La trama argumental toma su punto de partida, precisamente, en un restaurante de cinco tenedores propiedad de Aurelio (José Sazatornil) cuando su chef alemán Herman (William F. Sully) decide decapitar a su mujer en el propio restaurante harto de sus continuas infidelidades mientras, justo al lado, en el lujoso comedor principal, tiene lugar una opípara cena con la que Aurelio y sus compañeros de un club montero despiden la temporada de caza.

A partir de la detención de Herman, Aurelio y su esposa Maruja (Concha Velasco) habrán de hacerse cargo de Miguel (Manuel de Benito), el hijo de Herman del cual son sus padrinos. Pero Miguel que, lejos de ser un niño, ya está crecidito, no tardará en dar rienda suelta a su incipiente deseo sexual incluyendo a su todavía joven y atractiva madrina.

Etiquetada a menudo como comedia negra pues así es como empieza, Cinco tenedores es más bien un ligero vodevil escrito con poca finura por Esmeralda Adam y Manuel Ruiz Castillo que, en algunos pasajes, recurren sin disimulo a la astracanada para provocar una risa que ni la trama ni los diálogos son capaces de hacer surgir. El tema amoroso, más o menos complicado, deviene en una apología de la infidelidad que, en el tramo final de la película, abraza abiertamente el esperpento.

Esta exaltación de la infidelidad, o de los cuernos como le gustaría decir al personaje de Saza, solo puede ser entendida en el contexto de una España con la democracia recién estrenada en la que junto a la imprescindible recuperación de derechos y libertades, se tendía también a una relativización (cuando no desprecio) de todos aquellos valores tradicionales asentados durante siglos y que, durante décadas de dictadura, había que seguir a la fuerza.

Ver Cinco tenedores fuera de aquel contexto, más de cuarenta años después de su estreno, desprende un aroma tan rancio como podían serlo algunos de esos valores que el cine de la transición trataba de subvertir. La realización de Fernán Gómez alterna momentos esmerados con algunas torpezas de puesta en escena en las secuencias de grupo. Al guion, como ya apunté unas líneas más arriba, le falta genuina gracia y espontaneidad que han de ser suplidas con el (sobre) esfuerzo interpretativo de los actores, algo especialmente notorio en Agustín González y Rafael Alonso que tienen que llevar al límite sus recursos cómicos para que uno se pueda reír de unas situaciones que tienen poca o ninguna gracia.

Sin embargo, está muy bien José Sazatornil (un actor también con cierta tendencia al exceso) que sostiene todo el peso de la película ayudado por una Concha Velasco entregada con denuedo a un personaje que no es, ni de lejos, el más apropiado para una actriz de su talento y sus registros. Nada que destacar en el resto de un reparto con multitud de pequeños personajes menores que, en las secuencias grupales, están sometidos a una improvisación e impostada naturalidad que, en ocasiones resulta chirriante.

Cinco tenedores es una película hija de su tiempo que, contrariamente a muchos sonoros fracasos de su director, supuso un notable éxito de taquilla cuando se estrenó en febrero de 1980. Vista hoy no pasa de un entretenimiento, un tanto burdo, que puede apreciarse con curiosidad como exponente de cierto cine de la transición española.


Cinco tenedores está actualmente disponible en la plataforma FlixOlé. En cuanto a formato físico, existe una edición en DVD de Filmax de 2008 que actualmente se encuentra descatalogada aunque puede encontrarse en algunas tiendas de coleccionismo bastante por encima de su precio original.


¿Qué te ha parecido la película?

[kkstarratings]

Un comentario en «Centenario Fernando Fernán Gómez: Crítica de ‘Cinco tenedores‘ (1979)»

  • el 25 enero, 2022 a las 08:01
    Enlace permanente

    Me sorprende la cantidad de películas que hizo Fernán Gómez, no sabía que su trayectoria como director había sido tan extensa.

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: