Crítica de ‘Nadie saldrá vivo de aquí’: El sueño americano en una caja

Las críticas de Daniel Farriol:
Nadie saldrá vivo de aquí

Nadie saldrá vivo de aquí es un filme británico de terror dirigido por Santiago Menghini. El guion corre a cargo de Fernanda Coppel (Cómo defender a un asesino, From Dusk Till Dawn: The Series) y Jon Croker (La mujer de negro: El ángel de la muerte, American Animals), adaptando una novela de Adam Nevill (El ritual). La historia sigue a Ámbar, una inmigrante mexicana en busca del sueño americano. Mientras malvive explotada en un trabajo como costurera esperando conseguir una documentación falsa que le permita acceder a un trabajo mejor, decide alojarse en una pensión que guarda secretos terribles e inesperados. Está protagonizada por Cristina Rodlo (El vestido de la novia, 68 Whiskey), Marc Menchaca (Alone, The Retaliators), David Barrera, Victoria Alcock, David Figlioli, Mitchell Mullen, Alejandro Akara y Vala Noren. La película se ha estrenado en la plataforma de Netflix el día 29 de Septiembre de 2021.


Una inmigrante mexicana descubre la pesadilla americana

Nadie saldrá vivo de aquí se inicia como una típica película de casas encantadas que, por suerte, deriva en su tercio final hacia algo más. No es casualidad que la historia sea la adaptación de una novela del británico Adam Nevill, mismo autor de la fantástica El ritual (David Bruckner, 2017), ambas comparten un desarrollo de la historia similar aún estando localizadas en escenarios antagónicos. Su uso de los códigos genéricos sirve a modo de engaño para conducir al espectador hacia un terror sobrenatural de reminiscencias lovecraftianas y un marcado tono social. Por desgracia, toda la sustancia y lo interesante que hay en Nadie saldrá vivo de aquí se oculta en un segundo plano, quedando solo a la vista los mecanismos más convencionales de una película de terror para todos los públicos.

La historia nos presenta a Ámbar (Cristina Rodlo), una inmigrante mexicana que se muda a Cleveland en busca de su propio sueño americano que acabará transformándose en pesadilla. Se ha colado en los Estados Unidos de manera ilegal e intenta conseguir papeles falsos fingiendo que ha nacido en Texas para obtener un buen trabajo. De momento pasa los días explotada en un taller de costura junto a otras trabajadoras ilegales y encuentra alojamiento en una pensión barata ubicada en un edificio ruinoso. El relato social sobre la dificultad de integración de los inmigrantes tiene cierto peso en el primer tramo de la historia, pero queda diluido a medida que avanzamos por el terreno de lo sobrenatural.

 

La pensión encantada y una caja misteriosa

Enseguida veremos junto a Ámbar que la pensión que ha escogido no es un buen lugar para descansar. Empiezan los ruidos nocturnos (gritos de mujeres) y las alucinaciones tanto estando dormida como despierta. Además, el comportamiento del casero (Marc Menchaca) parece ocultar demasiados secretos extraños vinculados a su hermano y a una caja misteriosa. La curiosidad de la protagonista le lleva a recabar información y documentación desconcertante en una habitación-estudio a la que se le prohíbe entrar, pero cuya puerta incomprensiblemente no está cerrada con llave.

Nadie saldrá vivo de aquí continúa entonces torpedeando sus buenas ideas para continuar por senderos mucho más trillados que convierten el segundo acto en algo bastante aburrido y previsible. La casa (pensión) encantada y sus terrores nocturnos son el reclamo principal cuando lo que necesita la película es adentrarse en el averno de lo desconocido y de los ritos ancestrales como sí hizo David Bruckner en la adaptación antes referida de los textos de Adam Nevill. Aquí se guarda todo el arsenal para un tercer acto rompedor que sacará de la película a los que se hayan acostumbrado a la rutina de los lugares comunes y que será insuficiente para los que anhelen conocer más de esa mitología deudora de los universos enfermizos y extradimensionales de Lovecraft o Clive Barker.

Muchas ideas y símbolos que no terminan concretándose

Pese a todas sus carencias y defectos, Nadie saldrá vivo de aquí es una película de terror que está por encima de la media de calidad que tienen las producciones de Netflix. La ambientación está muy bien lograda y la localización elegida como pensión maldita resulta aterradora. El debutante Santiago Menghini se muestra inteligente en la plasmación visual de la puesta en escena y, aunque abusa de los jump scares, consigue algunas escenas inquietantes a nivel atmosférico con la colaboración del estupendo fotógrafo Stephen Murphy (Hanna, Traces).

ZONA SPOILER: no sigas leyendo si aún no la has visto. El monstruo del final es atractivo y muy del estilo de Rob Bottin, pero deja bastantes cuestiones en el aire que la película obvia de manera absurda al no querer explorar adecuadamente toda la leyenda existente alrededor de la influencia de la caja de piedra y su procedencia. Las grabaciones halladas en el estudio, la presencia de las mariposas, los fantasmas de las mujeres asesinadas o toda la simbología que puede extraerse de la opresión que sufren los inmigrantes acaban siendo datos aleatorios que podrían haber conformado un relato mucho más interesante y profundo sobre la sumisión y esclavitud en nuestra era actual, así como la necesaria transformación/mutación hacia el mal para subir en la escala social.

Es lo que se desprende del plano final en que Ambar sucumbe al poder de la caja que le otorgará beneficios en el futuro a cambio de posibles nuevos sacrificios. ¿La influencia de la caja es tan fuerte que le impide marcharse o es que comprende que en el mundo exterior no tiene ninguna posibilidad y la caja se convierte en la única opción para acceder al sueño americano? En definitiva, Nadie saldrá vivo de aquí es una película interesante más por lo que podría haber sido que por lo convencional que acaba siendo.


¿Qué te ha parecido la película?

2.9/5 - (11 votos)

Nadie saldrá vivo de aquí

6

Puntuación

6.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: