Crítica de ‘The Witcher: La pesadilla del lobo‘: Expandiendo el mundo de The Witcher

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
The Witcher: La pesadilla del lobo

En The Witcher: La pesadilla del lobo, antes de Geralt estuvo Vesemir, un brujo joven y arrogante que adora matar monstruos por dinero. Hasta que un nuevo y peligroso poder se manifiesta en el Continente y Vesemir descubre que en algunos trabajos el dinero no lo es todo. Dirigida por Kwang Il Han, con guion de Beau DeMayo, cuenta en su reparto de voces en versión original con Theo James, Lara Pulver, Graham McTavish y Mary McDonnell. La película se estrena en Netflix el 23 de agosto de 2021.

Expandiendo el mundo de The Witcher

Este anime original de Netflix se basa libremente en la serie de libros de Andrzej Sapkowski, y cuenta detrás de él con el estudio de animación Studio MIR, resonsable de La leyenda de Korra y Voltron: El defensor legendario. Así, los fans del anime estamos de enhorabuena, pues raro es el mes en el que Netflix no nos ofrece alguna nueva historia de animación para adultos, lo que no es tan habitual en otras plataformas. Y si estas historias provienen de una franquicia de éxito, y nos permiten conocer mejor este mundo de brujería, pues matamos dos pájaros de un tiro.

A modo de precuela, The Witcher: La pesadilla del lobo nos permite conocer más sobre quiénes son los brujos, sin tener que contar con la presencia de Geralt, a la vez que nos presenta un nuevo personaje protagonista. El mundo de The Witcher se expande con esta historia de anime sobre los orígenes de Vesemir, el mentor de Geralt. Vesemir es un brujo joven y bravucón que deja atrás una vida de pobreza para dedicarse a matar monstruos por dinero. Hasta que un nuevo y extraño ser siembra el pánico en un reino sumido en las intrigas políticas y Vesemir se ve envuelto en una aventura terrorífica que lo obliga a enfrentarse a los demonios de su pasado.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que esta película animada expande lo que conocimos a través de Netflix para aquellos que no han leído los libros ni jugado a los videojuegos. De esta forma, los que tenían los deberes hechos y conocían más de este universo, deben separar la película de los juegos para poder entrar de lleno en la oscuridad de la película. Y si se es desconocedor de este mundo, permite que entremos en él de forma fácil y den ganas de ver la serie de acción real de nuevo (o por primera vez para algunos).

Animación al servicio de la historia

La idea de animar la película con animación tradicional y no con animación por ordenador en 3D se agradece, consiguiendo una estética preciosa, con unas increíbles y dinámicas secuencias de lucha, pudiendo apreciar el diseño de personajes, las habilidades mágicas y la tradición de este universo. Desde las oscuras criaturas hasta la acción, se nota que se ha puesto mucho cuidado y tiempo en cada fotograma, capturando la esencia de este mundo ficticio con una gran atención al detalle. Pero también hay momentos tranquilos en la película, en los que nos muestran los momentos más emocionales entre los personajes.

A las escenas de acción hay que sumar la presencia de algo de terror y criaturas monstruosas, con una pizca de gore, manejando con equilibrio la historia y la violencia, lo que hace que la serie recuerde más a Castlevania que a la serie de acción real The Witcher, pero no por ello desmerece en absoluto al universo del que proviene y consigue una animación para adultos memorable que abre un nuevo camino a este mundo para que continuémos disfrutando de películas animadas en paralelo a las historias de acción real.

El brujo no está solo

Hay momentos que claramente homenajean a escenas que vimos en The Witcher, pero esta serie animada sigue su propio camino y se centra más en la culpa, el dolor y en la manera de enfrentarnos a nuestro pasado, gracias a un personaje con el suficiente carisma y profundidad para querer acompañarle en sus aventuras. El brujo Vesemir arrastra un oscuro pasado que hace que emplee la violencia con demasiada rapidez, pero también tiene una parte vulnerable.

Aunque la historia gire alrededor de Vesemir, los fans de este mundo también encontramos en la serie otro personaje carismático y del que queremos conocer más: Tetra, una poderosa hechicera que desciende de los primeros magos del continente y forma parte de una organización que quiere asegurarse de que no se abuse de la magia. Con un gran uso de la magia, Tetra nos deleita con algunas de las mejores y más impresionantes escenas de la película cunado se enfrenta a sus enemigos.

No hay excesivos personajes, pero aún así su variedad agrega profundidad a la narrativa, pues cada uno tiene su propia historia que contar. Y aprovechando que hablo de los personajes, hay que destacar el doblaje en versión original, con Theo James como Vesemir, Graham McTavish como Deglan y Lara Pulver como Tetra logrando capturar el tono a la perfección, aportando intensidad, corazón y tensión a sus personajes.

The Witcher: La pesadilla del lobo abre un nuevo camino al mundo de The Witcher a través de la animación, a la vez que sirve de precuela y nos permite conocer mejor el mundo al que Geralt solo hace referencia en la serie. Con una gran narración, un reparto fantástico y una gran historia, no es necesario haber visto antes la serie de acción real para poder disfrutarla.


¿Qué te ha parecido la película?

4.7/5 - (3 votos)

The Witcher: La pesadilla del lobo

8

Puntuación

8.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: