Crítica de ‘Beckett’: Vacaciones en el infierno griego

Las críticas de Daniel Farriol:
Beckett

Beckett es un thriller dramático italiano dirigido por Ferdinando Cito Filomarino (Antonia., L’inganno) que también escribe la historia original en que se basa el guion de Kevin A. Rice. La historia sigue a una pareja estadounidense durante sus vacaciones en Grecia. Tras sufrir un brutal accidente de tráfico, aún recuperándose de sus heridas, el hombre comenzará una huida hacia Atenas al ser perseguido sin saber los motivos por gente que le quiere asesinar. Poco a poco irá descubriendo un complejo entramado sociopolítico en el que se ha metido sin ninguna intención.

Está protagonizada por John David Washington (Malcolm & Marie, Infiltrado en el KKKlan), Alicia Vikander (Tom Raider, Inmersión), Boyd Holbrook (The Fugitive, El lado siniestro de la Luna), Vicky Krieps (El hilo invisible, Tiempo), Daphne Alexander, Panos Koronis, Leonardo Thimo e Isabella Margara. La película fue la película de apertura del 74 Locarno Film Festival 2021. Se ha estrenado en España el día 13 de Agosto de 2021 en Netflix.

 

Con los malos en los talones

Beckett es un espectacular thriller de acción que recuerda a El fugitivo (Andrew Davis, 1993), a las intrigas conspiranoicas que se pusieron de moda en los años 70 de la mano de Alan J. Pakula, Costa-Gavras o John Frankenheimer, y también al suspense hitckcockiano sobre el eterno falso culpable. Con esa amalgama de referencias no podía salir una película mala, aunque estoy sorprendido por las críticas tibias con las que está siendo recibida. Beckett es cine de entretenimiento de calidad, bien ejecutado y con un ritmo endiablado que no te deja respirar en ningún momento. Y lo hace sin abusar de los efectos digitales ni las trampas de guion. Además, contiene un interesante trasfondo sociopolítico que nos habla sobre el crecimiento de los extremismos ideológicos en la Europa actual, así como las connotaciones dentro de un contexto globalizado que afecta en la relación gubernamental con otros países.

Y sí, es cierto, la acción resulta del todo inverosímil. El protagonista es un hombre normal que en su huida se convertirá en una especie de superhéroe sin capa. Recibirá balazos, heridas de arma blanca, palizas, atropellos y muchos otros percances por el estilo, ocasionándole solo algunos rasguños que no le impedirán seguir adelante. Casi parece inmortal. ¿Es esto realmente importante para mantener nuestra atención en la pantalla? Pues cada uno lo verá a su manera. Para mi no resulta tan diferente a una época en la que disfrutábamos viendo a Cary Grant escapando por el Monte Rushmore o a Robert Cummings tener un enfrentamiento en la mismísima antorcha de la Estatua de la Libertad. En esas películas nadie se planteaba la verosimilitud que tenían esas secuencias porque prevalecía la fantasía y la pura diversión. 

Del drama romántico a la acción

Beckett está dirigida por el joven director italiano Ferdinando Cito Filomarino que ha sido ayudante en diversas ocasiones del inefable y archiconocido Luca Guadagnino, uno de los productores del filme. Por suerte o por desgracia (a mi entender, por suerte), el cine del discípulo recuerda bastante poco al de su maestro. Beckett tiene dos partes claramente diferenciadas. Durante la primera media hora asistimos a un drama romántico al uso donde se relatan las idílicas vacaciones que pasa el protagonista junto a su novia April visitando distintos lugares de Grecia. Lo mejor de esa parte es la complicidad que tiene la pareja y que también es palpable en la química natural que se establece entre John David Washington y Alicia Vikander.

Un accidente inesperado (bueno, en realidad no tanto) acaba provocando un cambio abrupto en el registro narrativo de la película. A partir de entonces, se convierte en un thriller frenético y muy físico, repleto de intriga y persecuciones. Algunos pueden echar en falta más escenas de acción pura, pero creo que el director prefiere mirarse en el espejo de Sydney Pollack que en algunos directores actuales. Por otro lado, la trama se enfoca a generar suspense a través del desconcierto que sufre el protagonista frente a las situaciones que se van sucediendo a su alrededor y que incluso llegan a repercutir en una trama con implicaciones políticas. 

Las Grecia rural y la Grecia urbana

Otra de las cosas que diferencia a Beckett de producciones similares es el enclave que utiliza para su historia. La Grecia de la película se convierte en un entorno hostil y salvaje, pero también cambiante con el paso de los minutos. En las primeras escenas veremos el aspecto más rural del país. Ferdinando Cito Filomarino saca mucho partido a la belleza de esos paisajes naturales que contrasta con los vestigios y ruinas de antiguas civilizaciones. No se limita a utilizarlos como fondo paisajístico si no que sirven para que los personajes interactúen durante las persecuciones. Por un momento casi parece que la película vaya a derivar hacia el folk horror con la aparición de lugareños poco amistosos que no se lo ponen nada fácil al turista americano. Por suerte, no se cae en el esquematismo folclórico y también aparecen personajes positivos que le ofrecen su ayuda desinteresada.

En su huida hacia adelante el fugitivo se propondrá llegar a Atenas para explicar su situación en la Embajada americana. El entorno rural va mutando a uno más urbanita e impersonal. Estaciones de metro, párkings o edificios abandonados, pero también barrios de la periferia en que son evidentes los efectos de la crisis económica. Hay un telón de fondo social y político en el que no se profundiza, pero que acaba enriqueciendo la trama. El guion de Kevin A. Rice no crea un paralelismo entre la crisis personal de Beckett y la que se vive en Europa, no es tan ambicioso, pero es algo que le sirve para ahondar en la sensación de trastorno y aturdimiento general que sufre el personaje principal. Beckett es una película de intriga y acción que te hará pasar un buen rato si eres de los que aún siente nostalgia por los thrillers conspiranoicos setenteros.  


¿Qué te ha parecido la película?

Beckett

7.5

Puntuación

7.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: