Crítica de ‘Brazo de oro (Golden Arm)’: Echar un pulso a la vida

Las críticas de Daniel Farriol:
Brazo de oro
 
Brazo de oro (Golden Arm) es una comedia estadounidense dirigida por Maureen Bharoocha (Un extraño en mi hogar, Te vigilo). El guion está escrito por Ann Marie Allison (Love Under the Olive Tree) y Jenna Milly (Gillian in Georgia). Es la historia de una camionera que decide entrenar a su mejor amiga, una panadera con baja autoestima, para competir en el Campeonato Nacional Femenino de Pulsos. Juntas emprenderán un viaje que cambiará su destino. Está protagonizada por Mary Holland (Greener Grass, Physical), Betsy Sodaro, Olivia Stambouliah, Eugene Cordero, Dot Jones, Dawn Luebbe, Ron Funches y Aparna Nancherla. La película se ha estrenado en Movistar el día 14 de Julio de 2021.
 

La fuerza de las mujeres

Brazo de oro (Golden Arm) es una comedia gamberra y de corto alcance que propone una relectura feminista al cine comercial de temática deportiva que se hacía en los años 80. La directora californiana Maureen Bharoocha, de ascendencia india-pakistaní, sitúa su película en el desconocido mundo de las competiciones de pulsos para mujeres. Las protagonistas son dos amigas de toda la vida que tienen un carácter antagónico, lo que sirve para potenciar el humor basado en los contrastes. Una de ellas es Danny (Betsy Sodaro), una camionera alocada, divertida e independiente. La otra es Melanie (Mary Holland), una panadera remilgada y apocada que tiene la autoestima por los suelos ante su inminente divorcio y las dificultades económicas por las que pasa su negocio. 
 
Cuando Danny sufre la rotura de su brazo en un pulso contra su máxima rival Brenda (Olivia Stambouliah) queda fuera de combate para competir. Entonces recuerda que su vieja amiga de la infancia tiene lo que se denomina un Brazo de oro, una especie de don congénito que va más allá de la simple fuerza bruta, con el que podría lograr el premio de 15.000 euros que está en juego en el Campeonato Nacional de Pulsos. Es un dinero que podría servir a ambas para empezar una nueva vida, pero no será una empresa fácil. En apariencia, Melanie, es todo lo contrario a una mujer capacitada para pulsear contra mujeres mucho más fuertes y agresivas, por lo que deberá someterse a un duro entrenamiento que extraiga toda su rabia y fuerza interior para convertirse en una verdadera campeona.
 

Con el cine de los 80 en el retrovisor

Entre la buddy movie y la road movie, Brazo de oro nos llevará hacia un viaje transformador en que Melanie aprenderá a conocer mejor sus fortalezas y superar sus debilidades. Las dos amigas juntas serán invencibles y se verán envueltas en diversas aventuras más o menos graciosas con equívocos sexuales y otras bromas un poquito pasadas de moda. Se nota que Maureen Bharoocha es una fan enloquecida del cine ochentero y su película puede verse como un homenaje-cruce entre Yo, el halcón (Menahem Golan, 1987), Karate Kid (John G. Avildsen, 1984) y la saga pugilística de Rocky. Las luchas de pulso son equivalentes a los combates de karate o boxeo y están coreografiadas bajo el mismo patrón, pero sin la misma emoción. Incluso la parte final de la competición con el presumible enfrentamiento con Brenda, la malvada de la función, es un calco de la actitud antideportiva que tenía Kreese de los Cobra Kai contra Daniel LaRusso. De todas formas, si nos referimos al aspecto nostálgico me quedo 100 veces más con la serie que ha resucitado al bueno de Johnny Lawrence y compañía que con esta peli.
 
La vuelta de tuerca feminista que hace la directora a un cine que, en muchos casos, era una representación de la masculinidad estereotipada, funciona solo a ratos por culpa de un humor de barra de bar tan sutil como tirarse un pedo mientras compartes un viaje en ascensor. La directora esculpió su estilo en el show televisivo Jimmy Kimmel Live! y cita como referencias humorísticas al late show Saturday Night Live, El mundo de Wayne (Penelope Spheeris, 1992) o Tommy Boy (Peter Segal, 1995). Si ese es tu tipo de humor seguro que te harán pasar un buen rato las aventuras y desventuras de esta extraña pareja rodeada de un buen grupo de frikis disfrazados como en una convención de manga. Entre los secundarios destaca el personaje de Big Sexy (Dot-Marie Jones), una Miyagi hipermetabolizada que entrenará a Melanie para extraerle su guerrera interior.
 
Brazo de oro es una comedia entrañable pero inofensiva sobre el empoderamiento femenino. Las dos protagonistas, Mary Holland y Betsy Sodaro, se complementan muy bien en sus diferencias. Eso sí, me sobran las tramas románticas secundarias que lo único que consiguen es perjudicar la repercusión del mensaje. Sin embargo, la película se beneficia de ambientarse en un entorno poco habitual que dota de cierta originalidad a la propuesta.
 

¿Qué te ha parecido la película?

Brazo de oro

5.5

Puntuación

5.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: