Crítica de ‘Sin remordimientos de Tom Clancy’: Expandiendo el universo de Jack Ryan

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Sin remordimientos de Tom Clancy

Sin Remordimientos de Tom Clancy, producida y protagonizada por Michael B. Jordan, nos presenta el origen de la historia del héroe John Clark, uno de los personajes más populares del universo Jack Ryan, un marine de los Navy Seal que descubre una conspiración internacional mientras busca hacer justicia por el asesinato de su mujer embarazada. La película se estrena en España en exclusiva en Prime Video el día 30 de abril de 2021.

Hay vida más allá de Jack Ryan

Ciertamente las novelas de Tom Clancy siempre se han llevado de forma bastante correcta al cine, sobre todo con las películas que disfrutamos en los 90 cuando Jack Ryan cobró vida dando el salto de las páginas a los cines interpretado por Alec Baldwin en La caza del Octubre Rojo (1990) y luego por Harrison Ford en Juego de patriotas (1992) y Peligro inminente (1994). Las películas nos ofrecían historias completas a modo de thrillers con mucho fondo político pero sin olvidarse de tener suficiente acción.

Ya en los 2000 otros actores han dado vida también a Ryan en los cines, como es el caso de Ben Affleck y Chris Pine, e incluso más recientemente hemos podido ver la serie Jack Ryan con el rostro de John Krasinski, que seguía ampliando el increíble universo creado por Clancy, pero dado que tiene tantas novelas y personajes interesantes, ahora han decidido adaptar la novela “Sin remordimientos” de Tom Clancy pero sin contar con Jack Ryan sino con otro de los personajes que hemos podido ver hasta la fecha en otras películas aunque con otros rostros.

En Sin Remordimientos de Tom Clancy, cuando un escuadrón de soldados rusos mata a la familia de John Kelly (Michael B. Jordan) en represalia por su participación en una operación secreta, este comenzará a perseguirles a toda costa. Uniendo fuerzas con una compañera de los Navy Seal (Jodie Turner-Smith) y con un extraño agente de la CIA (Jamie Bell), la misión de Kelly destapará de manera involuntaria un complot encubierto que amenaza con llevar a Estados Unidos y a Rusia a la guerra. Dividido entre el honor personal y la lealtad a su país, Kelly tendrá que luchar contra sus enemigos sin piedad para evitar el desastre y revelar las poderosas figuras que están detrás de la conspiración.

Acción y política como sello de la obra de Clancy

Sin Remordimientos de Tom Clancy sigue la estela de sus predecesoras, adaptándose a los tiempos que corren para ofrecernos un thriller de acción implacable con una fotografía impresionante y unas escenas trepidantes como para que queramos seguir disfrutando en pantalla pequeña (o incluso si decidieran estrenarla en cines) con este personaje interpretado por Michael B. Jordan y que nada tiene que envidiar a Jack Ryan.

No es una película que permita concesiones, pues no escatiman en violencia ni en sangre, sobre todo cuando John Kelly toma la decisión de encontrar a los responsables de la pérdida que ha sufrido, en la que cabe destacar lo bien coreografiada que está la escena dentro de la celda de una prisión que nos hará emocionarnos a los amantes del cine de acción. Hay muchas más escenas de acción deslumbrantes, como un accidente de avión que obliga a John a poner a prueba sus habilidades mientras contenemos la respiración para no ahogarnos con tanta tensión. 

El director Stefano Sollima está claro que no ha sido contratado para ofrecernos un drama político, sino algo más trepidante y de acción directa, a la que aderezan con esa subtrama política ya citada. La idea que tenían al contar con este director para esta película se hace evidente desde el principio con una escena de rescate de rehenes perfectamente filmada y con buena dosis de tensión. Y es que, aunque la parte política está presente, ciertamente han decidido inclinarse más hacia la acción, sobre todo para conseguir que sea una película en la que si parpadeamos nos perdemos alguna escena de pelea o tiroteos.

Sin remordimientos busca un camino paralelo a Ryan

La película se centra en secuencias de acción mientras seguimos a John a través de peligrosos entornos intentando dar sentido a lo que provocó la pérdida de su mujer, además de intentar destapar los intereses de la CIA. Todas esas escenas encajan de maravilla con el estilo de franquicias como John Wick, y nos sorprenden dentro del universo de Jack Ryan, pues la acción distaba hasta la fecha mucho de la que vemos en esta película, pero por eso han optado por expandir con un nuevo personaje más directo y violento que Ryan.

Si las películas de Ryan tenían más tramas políticas y una acción más contenida, el sello de identidad de este personaje dejan claro cuál va a ser de aquí a futuras películas, para satisfacer a los espectadores que tan sólo desean disfrutar de trepidantes aventuras, mientras te van dejando cierto poso sobre lo que los gobiernos hacen en la sombra, pero también cumple a la perfección para quienes ansían thrillers para disfrutar en casa.

Michael B. Jordan ya es un gran héroe de acción

Michael B. Jordan lleva un tiempo metido en el cine de acción, y ciertamente logra buenos resultados y para nada dudamos de sus habilidades. Le hemos visto boxeando con credibilidad en Creed, en películas de superhéroes de la talla de Black Panther, y ahora nos ofrece una actuación impresionante que exige un físico curtido en gimnasio con muchas habilidades tanto armamentísticas como cuerpo a cuerpo. Ya es, por méritos propios, uno de los actores jóvenes más carismáticos de hoy en día y ha podido cargar a la perfección con todo el peso de esta nueva franquicia.

En el reparto también nos encontramos con Jodie Turner-Smith, quien sigue en su camino ascendente al estrellato cambiando de registro con facilidad y ahora se mete en la piel de la oficial al mando de Kelly, haciéndonos dudar en todo momento cuál es su objetivo y el bando en el que se encuentra. No debemos olvidarnos de la presencia de Jamie Bell y Guy Pearce que aportan experiencia y credibilidad a sus personajes.

Sin Remordimientos de Tom Clancy funciona muy bien como thriller de acción con un toque político dejando claro que de la obra de Clancy se pueden sacar películas adaptadas a nuestro tiempo y que gusten tanto a sus seguidores como a quienes adoren el buen cine palomitero. Y os recomendaros quedaros hasta el final de los créditos pues, como si de una épica aventura de Marvel se tratara, incluye una escena que encantará a quienes hayan disfrutado con esta adaptación.


¿Qué te ha parecido la película?

Sin remordimientos

7.5

Puntuación

7.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: