Crítica de ‘Ejército de los muertos‘: Zombis de larga duración

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Ejército de los muertos

Basada en una historia del propio Zack Snyder y escrita por él junto a Shay Hatten y Joby Harold, Ejército de los muertos nos cuenta cómo, tras un brote de zombis en Las Vegas, un grupo de mercenarios decide correr el riesgo de adentrarse en la zona de cuarentena para perpetrar el mayor atraco de la historia. Esta película cuenta con un amplio reparto encabezado por Dave Bautista, Ella Purnell, Omari Hardwick, Ana De La Reguera, Theo Rossi, Matthias Schweighöfer, Nora Arnezeder, Hiroyuki Sanada, Garret Dillahunt, Tig Notaro, Raúl Castillo, Huma Qureshi, Samantha Win, Richard Cetrone y Michael Cassidy. La película se estrena en cines de España el 14 de mayo de 2021, y el 21 de mayo de 2021 llega a la plataforma Netflix.

Snyder nunca genera unanimidad

Zack Snyder tiene claro que todo el mundo va a ir a destrozar lo que haga últimamente, y parece que con Ejército de los muertos ha hecho una película para dejar constancia que poco le importa lo que digan de él. Ojo, y lo digo como fan de 300 y alguien que se ha deleitado (al menos visualmente, que es lo que me queda en el recuerdo) con Watchmen, Sucker Punch e incluso La Liga de la Justicia de Zack Snyder, pero su nuevo trabajo dista mucho de lo que podríamos decir que es una buena película, o por lo menos una película que nos deje algo bueno para el recuerdo.

Estamos ante una película difícil de catalogar, pues es de zombis, pero con poca importancia en los mismos, de la misma forma que es una película de hombres y mujeres heróicas, pero demasiado tontos para poder sobrevivir a este complicado mundo invadido por los no muertos. Durante dos horas y media tenemos una sucesión de escenas con buena fotografía y mejores efectos especiales, pero que es todo tan ilógico que cuesta meternos en ella. Incluso durando tanto, y pareciendo durar más, no se logra desarrollar bien a los diferentes personajes protagonistas, pues todo avanza demasiado despacio.

Pero a falta de taquillazos (en cines o plataformas) no voy a negar que he intentado disfrutar de esta producción con el único y claro objetivo con el que seguramente fue creada, que no es otra cosa que pasarlo bien viendo morir zombis, chascarrillos de los protagonistas y mucha acción. Tan sólo hace falta poner nuestro cerebro como el de los zombis, en modo OFF, y dejarnos llevar, cosa que no siempre es fácil.

Un gran arranque… y poco más

Zack Snyder nos lleva hasta Las Vegas para fusionar la ciudad por excelencia del vicio y el entretenimiento con la decadencia zombi, todo ello con el toque de película de atracos, a lo que sumamos a Dave Bautista dispuesto a dar estopa a todo lo que se encuentre en su camino. Esos son los ingredientes que, bien mezclados, harían posible que una película sin pretensiones de ganar un Oscar al mejor guion consiguiera entretener, y lo hubiera hecho mucho más si se hubiera recortado al menos 30 minutos o mantenido su ritmo inicial.

Con Watchmen disfrutamos del sello que suele dejar Snyder en sus créditos, quien se nota piensa mucho hasta el último detalle, lo que de nuevo hace en Ejército de los muertos, con unos créditos increíbles, que si de hecho hubiera mantenido el ritmo de esos créditos iniciales ya hubiera sido el éxito que esperábamos de esta película. Estos créditos nos presentan bastante correctamente cómo hemos llegado al punto de partida de la película, y conocemos quienes van a ser los protagonistas de la misma, pero sólo logra dejar el nivel de expectativas tan alto que luego la caída es más dura. 

Zombis a lo Juego de Tronos

Hemos visto mil y una versiones distintas de zombis en cine y televisión, desde zombis que caminan despacito vagando por el mundo buscando cerebros que comer, a zombis que corren como si no hubiera un mañana. Y Snyder no podía no intentar aportar su toque a este universo del cine de zombis, tras habernos ya adentrado en su visión en Amanecer de los muertos, su debut como director, en la que convirtió a los lentos muertos vivientes en velocistas, lo que en ese momento fue una sorpresa para muchos espectadores, algo que luego hemos visto repetir en otras producciones.

En esta ocasión, tenemos también algo novedoso, y es que los zombis tienen una cierta jerarquía y diferentes formas de comportarse según cómo se han convertido. Aunque la mayoría de los zombis son “habituales”, dentro de esa citada jerarquía nos encontramos algunos zombis que “algo piensan”, y se preparan para la “guerra” como si de orcos de El Señor de los Anillos se tratara, presentando un zombi un tanto intrigante y poderoso que sabe muy bien lo que quiere, más allá de vagar por Las Vegas. Más fascinante es la representante femenina de los zombis, que es mucho más resultona y capta más nuestra atención que cualquiera de los protagonistas humanos.

El hecho de que los zombis sean conscientes no es una novedad, y aunque su modo batalla recuerda a los Orcos, se nota también la huella que ha dejado Juego de Tronos en este ejército de muertos vivientes.

Poco nos importa lo que vivan los vivos

Aunque las películas siempre intentan que sus protagonistas sean los humanos y a la vez los héroes que todos esperamos sean para sobrevivir en este mundo apocalíptico, aquí la historia se centra en un grupo de perdedores. Ante la promesa de una gran recompensa, deben cruzar Las Vegas infestada de zombis, aún sabiendo que es difícil que salgan vivos. Lo malo es que si estos humanos mueren en su intento no vamos a sorprendernos ni tampoco sentir pena.

Sin casi carisma, ni tampoco una presencia física en pantalla que impacte, más allá de Dave Bautista como reclamo principal, la idea de un grupo de personas -que incluso algunos de ellos no han tenido experiencia previa asesinando zombis- adentrándose en esta ciudad plagada de muertos vivientes, no sirve de reclamo para que en algún momento empaticemos con ellos. Son personajes tan planos que no tenemos ni ganas de conocer más de su pasado, aunque tampoco, curiosamente, han tenido tiempo para contarlo. Acepto que tenemos una historia de separación de una padre y una hija, que es lo máximo que conocemos con detalle, pero más allá de la presentación en los créditos de todos ellos poco más profundizan para que entendamos por qué se arriesgan a tanto.

Personajes tan básicos y con tan poca relevancia sólo sirve para dejar claro que lo de menos es quiénes se adentran en Las Vegas, sino que el objetivo es conseguir una comedia negra en plena era apocalíptica sin desviarnos con mucha trama. Dentro de ese repertorio de perdedores debemos destacar a un youtuber asesino de zombis, que hace gracia cuando vemos sus vídeos en la red, pero que en el día a día de esta aventura sólo tenemos ganas de ver si le muerden la yugular y terminan con él. Y el citado reclamo principal, Dave Bautista, seguramente esperara mucho más de su propio personaje, que solo se ve lo mejor de él según avanza la película y nos acercamos al final, siendo la parte más seria de la historia y por tanto la que más gana en detrimento de la diversión.

Puede que la sensación global de Ejército de los muertos mejore en su tramo final, que a pesar de soportar más de 2 horas pensando que tenemos ganas de ver los créditos finales, el guion sin humor y más centrado en la acción de los últimos minutos desarrolla mejor este universo zombi y genera ganas de más. Un poco masoquista puede que sí que sea, dado que con todo lo malo que he dicho, y lo larga que se me ha hecho, su desenlace me deja con ganas de ver más películas que jueguen con esta idea, siempre y cuando no se recreen demasiado en escenas sin trascendencia y mejoren. 


¿Qué te ha parecido la película?

Ejército de los muertos

5

Puntuación

5.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: