Crítica de ‘Detrás de sus ojos’: Las puertas de la percepción

Las críticas de Daniel Farriol:
Detrás de sus ojos

Detrás de sus ojos (Behind Her Eyes) es una miniserie británica creada por Steve Lightfoot (The Punisher, Hannibal) y dirigida por el noruego Erik Richter Strand (Valkyrien, Sønner). Lightfoot escribe los guiones con la colaboración en algunos episodios de Angela LaManna (Channel Zero, La maldición de Bly Manor), inspirándose en la novela homónima escrita por Sarah Pinborough. La historia nos introduce en un triángulo sentimental formado por una mujer que inicia al mismo tiempo una relación sentimental con su jefe y una amistad secreta con su enigmática esposa. Pronto descubriremos que ese matrimonio esconde secretos inconfesables que van mucho más allá de las apariencias. Está protagonizada por Simona Brown (Primero bésame, Riding with Sugar), Eve Hewson (Las luminarias, Tesla), Tom Bateman (Beecham House, Into the Dark), Robert Aramayo (Antebellum, Galveston), Tyler Howitt, Aston McAuley, Kamontip Krissy Ashton, Pierre Bergman y Richie Lawrie. Esta miniserie está distribuida por Netflix a través de su plataforma desde el 17 de Febrero de 2021.

¿De qué va ‘Detrás de sus ojos’?

Detrás de sus ojos se ha convertido en una de las sensaciones sorpresa de esta temporada en la plataforma Netflix. La culpa la tiene una historia llena de giros inesperados que pillan desprevenido a cualquier espectador. Eso sí, ya os aviso de que el desenlace de esta historia será odiado por muchos y venerado por otros. Por algo, tras la publicación de la novela escrita por Sarah Pinborough, los lectores no dejaron de enviar mensajes con el hashtag #WTFthatending (qué demonios pasa con ese final). Vaticino que tras ver esta miniserie muy posiblemente suceda lo mismo.

La historia se centra en una madre separada, Louise, interpretada por una espontánea Simona Brown. Una noche conocerá en un bar a un hombre, David, interpretado por un errático Tom Bateman. Enseguida surgirá la química entre ambos, pero al día siguiente la chica descubrirá que es su nuevo jefe y que, además, está casado. Al mismo tiempo, el azar provocará que se haga amiga de la enigmática esposa de David, Adele, encarnada por una fantástica Eve Hewson (hija del cantante Bono). Este inicio propio de una novela rosa telenovelesca irá mutando hacia algo más siniestro y perverso a medida que se vayan descubriendo los secretos y mentiras que no nos dejan ver la verdadera personalidad de los integrantes del triángulo amoroso.

Un triángulo amoroso a cuatro

El suspense se cuece a fuego lento en Detrás de sus ojos. Los espectadores deberán afrontar con desconcierto los primeros capítulos, sin saber muy bien hacia donde se dirige la serie. El director noruego Erik Richter Strand logra mantener el equilibrio con una puesta en escena elegante, fría y misteriosa. Las secuencias del romance a tres bandas se intercalan con escenas mucho más perturbadoras relacionadas con el pasado de los personajes. Louise arrastra un trauma que le produce terrores nocturnos y sonambulismo. David es un psiquiatra ególatra que tiene un aura oscura y graves problemas de empatía para relacionarse con los demás. Adele, es el personaje más complejo de los tres. Se trata de una mujer de apariencia tan vulnerable como manipuladora, difícil de descifrar a primera vista y que estuvo internada en un centro psiquiátrico por problemas derivados con el consumo de drogas.

Hay un cuarto personaje clave al que aún no hemos nombrado. Es Rob, interpretado por un convincente Robert Aramayo. Fue alguien que estuvo relacionado con el pasado del matrimonio y que es el motivo principal del enfriamiento en su relación actual. Su historia se irá desgranando en paralelo mediante flashbacks que se tornarán más intensos. Lo que vendrá después no te lo esperas y lo comentaré en el párrafo dedicado a los spoilers, pero ya te adelanto que tiene que ver más con lo sobrenatural que con lo terrenal. 

Las puertas abiertas por Blake

El artista británico William Blake escribió la obra «El matrimonio del cielo y el infierno» (1790-1793) en la que encontramos la siguiente frase: “Si las puertas de la percepción se depurasen, todo aparecería al hombre como realmente es: infinito. Pues el hombre se ha encerrado en sí mismo hasta ver todas las cosas a través de las estrechas rendijas de su caverna”. Más de un siglo después el novelista Aldous Huxley se apropiaría de la frase «Las puertas de la percepción» como título de una de sus novelas donde describe sus experiencias alucinógenas con las drogas que convierten el espacio y el tiempo en algo irrelevante. Esa misma frase inspiraría a Jim Morrison para poner nombre al grupo The Doors y como leit motiv de la letra de uno de sus éxitos «Break on through», en la que se enfatiza la necesidad de atravesar hacia el otro lado de esas puertas. En la miniserie Detrás de sus ojos no se hace referencia explícita a la frase de Blake, pero también encontraremos puertas que harán cambiar la percepción inicial de los sueños de la protagonista.

Tanto la serie como la novela en que se basa, escrita por Sarah Pinborough, son una sugerente combinación de un montón de referencias. Desde la literatura de terror y ciencia-ficción de Dean R. Koontz, Stephen KingJames Herbert, hasta el melodrama romántico más clásico o el suspense hitchcockiano con ramificaciones psicoanalíticas de Recuerda (1945) y Marnie, la ladrona (1964), salvando las distancias, obviamente. También hay un ademán bastante torpe de acercarse al thriller psicológico de velado erotismo que estuvo de moda en los años 80-90 con Atracción Fatal (Adrian Lyne, 1987), Crímenes de Amor (Lizzie Borden, 1992) o Análisis Final (Phil Joanou, 1992), entre otras. Sin embargo, las escenas sexuales de Detrás de sus ojos tienen una planificación escénica para que no se vea ni un milímetro de carne que no subirían la libido ni a un monje benedictino. Acaban siendo ridículas. La serie es mucho más efectiva cuando genera la intriga a través del desconcierto para que el espectador indague en todas las posibilidades abiertas sobre el tablero.

Explicación del final (con SPOILERS)

Si todavía nos has visto Detrás de sus ojos, te aconsejo que obvies este párrafo para poder disfrutarla en toda su plenitud. El aspecto sobrenatural de la serie es la base para entender qué pasa en ese final. Adele tiene la capacidad de tener experiencias extracorporales, lo que se denomina como proyecciones astrales. Es una experiencia subjetiva en la que el sujeto separa su alma del cuerpo físico y puede convertirse en un observador externo de situaciones que ocurren en otros lugares. Adele lleva tantos años practicando esa técnica que no necesita de estímulos farmacológicos ni sintéticos para salir de su cuerpo. De ese modo, es capaz de espiar sin ser vista y ver como su marido le es infiel con Louise. Ahí empieza a urdir su retorcido plan. 

En un principio creeremos que simplemente se trata de una mujer despechada que busca vengar esa infidelidad. No es eso. En el último capítulo entenderemos lo que sucedió realmente con Rob, cuyo cadáver yace en el fondo del pozo de la finca del matrimonio. Adele y Rob se hicieron amigos en el psiquiátrico, pese a proceder de niveles sociales muy distintos. En un momento dado, ambos comparten una experiencia extracorporal conjunta en la que se intercambian los cuerpos. Podríamos encontrar un montón de ejemplos en el género de la comedia donde sucede algo parecido.

El alma de Rob aprovecha que está dentro del cuerpo de Adele para provocarle una sobredosis y tirarla al pozo. El cadáver del pozo es, pues, el cuerpo de Rob albergando el alma de Adele. Rob finge desde entonces ser la esposa de David. Cuando Louise vaya a salvarla, realizará la misma operación y ocupará el cuerpo de la incauta chica. De esa forma, Rob tiene la oportunidad de empezar una nueva vida con David dentro del cuerpo de Louise. En el final del libro incluso se sugiere que va a deshacerse del niño cuándo éste parece notar que sucede algo extraño con su madre.

Este desenlace tan loco con reminiscencias al de Nosotros (Jordan Peele, 2019), me parecería estupendo si no encontrase tantos problemas de credibilidad haciendo un repaso a la trama. David es un psiquiatra acostumbrado a indagar en la mente de sus pacientes, pero es incapaz de discernir quién es la persona que tiene al lado ¡Menudo Einstein! Aún asumiendo el asunto de la transmutación de las almas, entiendo que habría detalles como la personalidad, los modales, el lenguaje o los movimientos que no me creo que alguien como Rob pueda imitar a través del cuerpo de Adele. No cuela. Y eso que tirando la vista atrás se aprecia el esfuerzo de la actriz Eve Hewson para interpretar a las dos Adele con matices distintos. Que todos sean capaces de realizar proyecciones astrales con tanta facilidad tampoco tiene sentido, se debería haber trabajado más esta parte para hacerla creíble. Detrás de sus ojos tiene un final efectista que dejará con la boca abierta a más de uno, pero tal y como está planteado se podría decir que roza la tomadura de pelo. Una lástima que se tire por la borda toda la sensación de inquietud que se va construyendo durante los primeros episodios. Pese a sus defectos, hay que reconocerle su gran poder de fascinación durante muchos tramos de la serie.

 

Listado de episodios

La miniserie Detrás de sus ojos (Behind Her Eyes) está compuesta por 6 episodios de entre 47 y 53 minutos cada uno.

 

¿Qué te ha parecido esta serie?

4/5 - (3 votos)

Detrás de sus ojos

7.2

Puntuación

7.2/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: